INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

3 remedios de la medicina náhuatl para aliviar un corazón roto

10 de marzo de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Para los sabios médicos (tisitl) o chamanes nahuas el cuerpo humano era una representación del cosmos en una escala inferior.



Un dolor en el centro del pecho es el síntoma físico que experimenta una persona que ha sufrido una profunda decepción amorosa. El cerebro envía una señal de alerta al estómago y al corazón, provocando que las vías respiratorias queden obstruidas, lo que causa esa sensación de opresión en el pecho. La víctima del amor siente que le han roto el corazón.


¿Cuántos corazones resquebrajados no han existido desde aquellos tiempos inmemoriales del primer ser humano que se enamoró de alguien más de su misma especie? El amor es tan viejo como el raciocinio mismo y el instinto animal. Las heridas físicas y emocionales dejadas a causa de un corazón roto son tan fuertes que ha sido necesario tratarlas desde la Antigüedad.



La medicina náhuatl (propia de los pueblos nativos de Mesoamérica, como los mexicas, que hablaban la lengua náhuatl) veía en el cerebro, corazón e hígado los órganos del pensamiento. En ellos residían los fluidos vitales o “entidades anímicas”, por ello es que para aliviar un corazón roto se debía comenzar por sanar estos órganos.


Para ello, los nahuas usaban particularmente tres plantas:


Yoloxochitl (Talauma mexicana)



En la actualidad se usa para tratar dolencias cardiacas y dolores de cabeza. En tiempos prehispánicos esta planta se mezclaba en aguardiente con lima, limón, toronjil, ruda y cojoyos de naranja; el líquido resultante se untaba en el cuerpo del enfermo hasta que el dolor en el pecho desapareciera. El árbol de donde se obtiene esta flor adornaba los jardines del gran emperador Moctezuma.


-

Cacahuaxochitl (Rosita del cacao)



Actualmente se ha demostrado que no tiene ninguna propiedad médica, sólo aromática, pero los nahuas estaban seguros de que su savia tenía la suficiente fuerza para adherir de nuevo los pedazos rotos del corazón. Su nombre científico es Quararibea funebris y se le puede hallar en países de Centroamérica.


-

Neyoltzayanalizpatli (hierba de la ruptura del corazón)



Su flor era redondeada y sus colores eran blanco con púrpura. Francisco Hernández, botánico español, escribió sobre ella: «Echa raíces semejantes a cabellos, de donde brotan pedúnculos acanalados en su parte interior y con un dorso anguloso en la exterior, de cerca de ocho pulgadas de largo, y de cada uno de los cuales nace una hoja única, gruesa y verde, con la forma casi de las de cidro y sin ningunas nervaduras; carece de tallo, pero echa en medio de las hojas flor redondeada y blanca con púrpura, de donde le viene el nombre. Carece de sabor y olor notables, y es de naturaleza fría y glutinosa. Las hojas disueltas en agua se administran a los espantados. Nace en Hoeitlalpa».




Los médicos nahuas se ganaron la confianza de los españoles mismos con su amplio conocimiento acerca del cuerpo humano: Hernán Cortés y Antonio de Mendoza recurrieron a ellos en varias ocasiones para tratar sus dolencias.


Para los sabios médicos (tisitl) o chamanes nahuas el cuerpo humano era una representación del cosmos en una escala inferior: el corazón era el centro de todo, la luz sobre la cual se movían todos los elementos esenciales del organismo. Los médicos españoles, mucho más rígidos y menos espirituales, no veían con buenos ojos la visión nahua acerca del cuerpo humano.



Los aztecas recibieron una gran enseñanza en cuestión médica de pueblos más antiguos como los toltecas, de quienes heredaron la idea de que las enfermedades estaban relacionadas con cuestiones divinas. Cada enfermedad estaba relacionada con algún dios a quien el enfermo había ofendido en cierto momento. La consecuente medicina recetada también estaría enfocada en agraciar al dios para que éste volviera a estar contento con el paciente.



Por desgracia, la Conquista provocó que muchos de los conocimientos nahuas se extraviaran para siempre o quedaron para uso de comunidades muy reducidas. El legado prehispánico debería ser más rico en información y prácticas, sin embargo, mucho de ello ha quedado en un pasado remoto al que poco a poco devora el tiempo. 


-

Todavía queda mucho por descubrir acerca de la cultura azteca, la más importante de México. ¿Alguna vez te has preguntado cómo era el matrimonio en esta civilización o qué consejos recibían las mujeres al crecer de parte de su madre?


TAGS: Historia mundial Datos curiosos Medicina
REFERENCIAS: Más de MX Arqueología Mexicana

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los proyectos de Luis Gerardo Méndez, protagonista de Club de Cuervos de Netflix Las fotos que prueban que el Museo de Guggenheim es uno de los más bellos Todo lo que debes saber sobre el origen de la Navidad en México Arthur Miller, las obras de teatro que deberían estar en cartelera Sinister Colonial Ghost Stories: The House Of The Fleshless Indigenous Woman Las películas de Zac Efron que puedes ver ahora mismo en Netflix

  TE RECOMENDAMOS