Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra

Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra

Por: Daniel Lobos Jeria -

En la evolución cultural del ser humano siempre ha existido la creencia de criaturas bajo la tierra, ya sea por la influencia de la religión, que sitúa criaturas maléficas en el subsuelo, o de la mitología que habla de seres con propiedades mágicas. También los imaginarios de escritores han ido acrecentando la idea de que hay civilizaciones ocultas bajo nuestros pies.

Si bien la geología señala con precisión científica las capas que componen el planeta Tierra, lo que se conoce del subsuelo es una porción minúscula con respecto a la profundidad y extensión de estudio de los fondos terrestres. Lo que el ser humano ha cavado en la corteza terráquea no alcanza una profundidad de 20 kilómetros, realizada en Bavaria, Alemania en el año 2000. Los rusos también lo intentaron y llegaron a los 11 kilómetros entre 1970 y 1989, en el pozo Kola, en Múrmansk. Entre lo más profundo que hemos podido acceder se encuentra en la fosa de Las Marianas, con cerca de 11 kilómetros en el océano Pacífico noroccidental. Todas estas profundidades son una milésima del diámetro total de la Tierra. ¿Conclusión? Lo que se conoce del subsuelo es tan oscuro como lo que se sabe del espacio exterior. He ahí un campo amplio para la especulación y la imaginación.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 1

Pozo superprofundo de Kola, en Óblast de Múrmansk, Rusia


La religión cristiana, como lo hicieron los griegos, los romanos y otras grandes culturas de la antigüedad, sitúa al infierno bajo el subsuelo y con él una serie de criaturas que administran este terrible lugar, como también una gran cantidad de almas que sufren. La Biblia habla de conceptos como el seól (infierno, pozo, sepulcro), Hades (invisible) y Gehena (valle de Hinom) para referirse a lugares donde se castigan a los muertos impíos.

Dante Alighieri, en su Divina comedia, hace un interesante retrato del infierno. Describe al inframundo como un gran cono invertido que se divide en nueve círculos, donde las almas condenadas reciben castigos según sus pecados. En el palacio del infierno reina Lucifer, descrito como un demonio de tres cabezas y filosos colmillos. Otra visión del infierno la aporta el poeta John Milton en El paraíso perdido, 1667. En esta obra describe al infierno como un lugar similar a un gran horno, cuyas llamas no ofrecen "ninguna luz, sino más bien una oscuridad visible". La versión de Milton no es lejana a las teorías científicas, que establecen que el centro terrestre podría llegar a tener una temperatura de 6 mil grados Celsius.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 2

La versión de los suicidas en el infierno de Dante, por Gustave Doré


Los seres que se encuentran en la versión clásica del infierno descrito por Alighieri y Milton tienen que ver con las almas condenadas según sus delitos. En este horrible lugar se encuentran los sembradores de discordia, los aduladores, los traidores, etc. Los autores clásicos también sitúan una serie de criaturas demoniacas que extraen su estética de la mitología pagana. Por ejemplo, Alighieri ve centauros y arpías, al Minotauro y al can Cerbero, el perro de tres cabezas. El pintor renacentista Miguel Ángel incluye a personajes como Caronte y Minos, el barquero y el juez del inframundo griego. Milton también incluye a Medusa e Hydras, sin dejar de mencionar todo el espectro de demonios inspirados en los sátiros y faunos de la mitología grecorromana.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 3

Los demonios tienen una estética similar al fauno o sátiro de la mitología grecorromana


El arte también retrata el inframundo de varias formas. Sandro Boticelli, el gran pintor renacentista, retrataba el infierno al igual que Dante: como un cono invertido, dividido en niveles. Hans Memling, Giovanni da Modena y los hermanos Limbourg han imaginado “infiernos” donde grandes demonios devoran o vomitan los cuerpos de los condenados. François de Nomé ha imaginado un infierno donde las almas son torturadas y arrojadas al fuego en distintos niveles. Hyeronimus Bosch “El Bosco” en tanto retrato un infierno como un caos total donde prima la locura y la incoherencia.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 4

Detalle del infierno en El jardín de las delicias, de Hyeronimus Bosch


El imaginario colectivo, nutrido por componentes de la historia y la literatura, también habla de civilizaciones que habitan el subsuelo, como el caso de la teoría de la Tierra hueca. Ésta señala que a través de los polos hay verdaderas aberturas hacia el interior de la Tierra, que tendría su propio sol y donde estaría el reino de Agharta o la mítica Shamballah.

El escritor inglés Edward Bulwer Lytton, en pleno siglo XIX, propuso una poderosa civilización inframundana en su obra La raza venidera. Estos seres, llamados los Vryl-ya, se habían refugiado en las cavernas para eludir el diluvio universal, lugar que no abandonaron nunca más. Podían expandir los límites de la vida y de la mente al tiempo que utilizaban una fuente de energía natural creada por ellos, la energía Vryl. También por esa época Julio Verne describió una tierra interior totalmente habitable en su conocida obra Viaje al centro de la Tierra.

H. P. Lovecraft, a comienzos del siglo XX, creó una mitología con seres terribles que no sólo provenían de otras dimensiones o del espacio profundo, sino que también muchos de ellos dormían o habitaban el interior de la Tierra, como el terrorífico Cthulu, que duerme en las profundidades del océano Pacifico, en la sumergida ciudad de R’lyeh. En 1974 Charles Berlitz hizo famosa la teoría que conectaba el misterioso Triángulo de la Bermudas con restos de civilizaciones perdidas, como la Atlántida o Poseídia. Todas estas historias señalan a civilizaciones que son superiores al ser humano en cultura y tecnología.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 5

En La raza venidera (The Coming Race) existen una poderosa civilización bajo tierra


Con respecto a las civilizaciones sumergidas en el inframundo, es interesante la historia de la cueva de los Tayos. Esta cueva es una serie de laberintos que por kilómetros de profundidad se abre debajo de la cordillera del Cóndor, en Ecuador. En 1969 Juan Moricz, un espeleólogo aficionado, en el acta notarial de su hallazgo describe que en el lugar "he descubierto valiosos objetos de gran valor cultural e histórico para la humanidad. Los objetos consisten especialmente en láminas metálicas que contienen probablemente el resumen de la historia de una civilización extinta, de la cual no tenemos hasta la fecha el menor indicio”. Se cree que la cueva es la entrada a un mundo de seres intraterrestres que se pierden hacia los confines de las profundidades. Lo curioso de la historia es que hasta el mismo hombre en pisar por vez primera la Luna, el astronauta norteamericano Neil Armstrong, estuvo explorando la cueva en 1976 con un intimidante personal militar y científico pagado por los gobiernos de Inglaterra y Ecuador. Los informes y los vestigios de lo que encontraron nunca se dieron a conocer.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 6

La curiosa Puerta Geométrica en la cueva de los Tayos, Ecuador


Desde el punto de vista de la criptozoología, hay una gran gama de seres fabulosos que tienen un origen probable en las profundidades. Por ejemplo, se señala que en las grandes depresiones marinas viven legendarios calamares gigantes, como el Kraken, o espectaculares “serpientes marinas”. La existencia de estos monstruos se sugiere por los avistamientos que han tenido marinos a lo largo de la historia o las marcas de tentáculos en los lomos de algunas ballenas. También existen monstruos que supuestamente viven en fondos de grandes lagos. El más famoso es el que habitaría en Lago Ness, en Escocia, aunque en Lagarfljot (Islandia) y Colico (Chile) existirían criaturas similares.


Extrañas teorías sobre misteriosas formas de vida que habitan las profundidades de la Tierra 7

El kraken, un clásico monstruo de las profundidades marinas


La ciencia señala que es poco probable que puedan vivir criaturas bajo grandes profundidades del subsuelo por la mínima cantidad de oxígeno, las altas temperaturas y la presión, pero si en realidad existen seres fantásticos estos podrían estar al margen de nuestras leyes físicas y químicas, o por lo menos lejos de nuestro alcance.

***

Si tu gusto por la Historia es un pulso constante de ansias por conocimiento, seguramente te interesará conocer las 7 costumbres de la Edad Media más asquerosas.