Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos

Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos

Por: Rodrigo Ayala Cárdenas -


¿Dormirías en la cama de H. P. Lovecraft? ¿Posarías tu cabeza en la almohada donde solía descansar a riesgo de ser testigo de las imágenes que llenaban su mente? Cualquiera se volvería loco al contemplar la imponente Biblioteca de la Universidad de Miskatonic con sus libros prohibidos arrumbados en vitrinas polvorientas y malolientes. Cualquier hombre y mujer que fuera testigo de la escritura del maldito Necronomicón, a manos del árabe loco Abdul Alhazred, quedaría ciego de pavor. Todo aquel que llegara a las inmediaciones de Dunwich y caminara por sus oscuras callejuelas no podría sacudirse el inmenso terror que su alma experimentaría. Mucho menos podría reponerse de la impresión de observar las extrañas formas de Yog-Sothoth, Nyarlathotep o del horrendo Cthulhu. ¿De dónde provenían las abominables criaturas, los siniestros lugares y las macabras situaciones que compusieron la obra del autor nacido en Providence, Rhode Island?


Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos 1


La otra gloria del horror estadounidense, Stephen King, alguna vez pensó en escribir una narración en la que un viajero compraba en una tienda de antigüedades la almohada en la que Lovecraft durmió. Sobra decir que las pesadillas mencionadas en las primeras líneas de este texto encontraron su génesis en la idea que tuvo King para rendir un homenaje al genio del llamado "horror cósmico". Pero ¿qué tienen que ver los sueños en la obra de Lovecraft? Simple y sencillamente son el germen de gran parte de su mitología y de los poemas que se presentan en este artículo. Las visiones cósmicas, alucinantes y fantásticas que se hacen presentes en estos escritos tienden a un estilo onírico y surrealista que también se percibe en su obra narrativa, mucho más rica en cantidad y calidad.


Los poemas que Lovecraft escribió se recogen principalmente en dos libros: Más allá del muro del sueño (Beyond the Walls of Sleep) y Los hongos de Yuggoth (Fungi from Yuggoth). Estos textos son una faceta diferente del autor, quien este año celebra su 80 aniversario luctuoso, y permiten revivir una y otra vez el espíritu fantástico que heredó al mundo sagrado de las letras.

 

Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos 2


“El libro”


El lugar era oscuro y polvoriento, un rincón perdido

en un laberinto de viejas callejas junto a los muelles,

que olían a extrañas cosas venidas de ultramar,

entre curiosos jirones de niebla que dispersaba el viento del oeste.

Unos cristales romboidales, velados por el humo y la escarcha,

apenas dejaban ver los montones de libros, como árboles retorcidos

pudriéndose del suelo al techo... huellas

de un saber antiguo que se desmoronaba a precio de saldo.


Entré, hechizado, y de un montón cubierto de telarañas

cogí el volumen más cercano y lo leí al azar,

temblando al ver las raras palabras que parecían guardar

algún arcano, monstruoso, para quien lo descubriera.

Después, buscando algún viejo y taimado vendedor,

sólo encontré el eco de una risa.


-


La pasión de Lovecraft por los saberes antiguos en forma de viejos y deshojados libros sale a relucir en este escrito de tinte gótico. La gran mayoría de sus personajes eran seres anónimos y oscuros que de la nada se topaban frente a un horror desconocido que alteraba el orden de los elementos.


-


Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos 3



“Oceanus”


A veces me detengo en la orilla,

Donde las penas vierten sus flujos,

Y las aguas turbulentas suspiran y se quejan

De secretos incontables.


Desde las simas profundas de valles sin nombres,

Y desde colinas y llanuras que ningún mortal ha hollado,

La mística marejada y el áspero oleaje

Sugieren como taumaturgos malditos

Un millar de horrores, henchidos por el temor

Que ya contemplaron épocas hace tiempo olvidadas.


¡Oh vientos salados que tristemente barréis

Las desnudas regiones abisales!


¡Oh pálidas olas salvajes, que recordáis

El caos que la Tierra ha dejado tras de sí!


Una sola cosa os pido:


¡Guardad por siempre oculto vuestro antiguo saber!


-


Lovecraft sintió una fascinación, al mismo que tiempo que un manifiesto rechazo, a las profundidades del mar. Para el escritor, el océano era una especie de universo maldito, capaz de albergar en sus oscuras profundidades secretos aterradores o personajes malditos como Dagon o Cthulhu.


-


Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos 4


“Azathoth”


El demonio me arrastró por el vacío sin sentido.

Más allá de los brillantes enjambres del espacio dimensional,

Hasta que no se extendió ante mí ni tiempo ni materia

Sino sólo el Caos, sin forma ni lugar.


Allí el inmenso Señor de Todo murmuraba en la oscuridad

Cosas que había soñado pero que no podía entender,

Mientras a su lado murciélagos informes se agitaban y revoloteaban

En vórtices idiotas atravesados por haces de luz.


Bailaban locamente al tenue compás gimiente

De una flauta cascada que sostenía una zarpa monstruosa,

De donde brotaban las ondas sin objeto que al mezclarse al azar

Dictan a cada frágil cosmos su ley eterna.

-Yo soy Su mensajero-, dijo el demonio,

Mientras golpeaba con desprecio la cabeza de su Amo.


-


Al igual que el mar, Lovecraft también sentía una atracción y fascinación especial por el Universo. Ello lo condujo a crear una mitología de seres que moraban en esas estrellas que desde niño lo cautivaron. Su marcado carácter solitario lo hizo situar al hombre como un ser minúsculo y débil, a merced de los misterios del cosmos. 


-


Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos 5


“Nyarlathotep”


Y vino del interior de Egipto.


El extraño Oscuro ante el que se inclinaban los fellás;

silencioso, descarnado, enigmáticamente altivo,

envuelto en sedas rojas como las llamas del sol poniente.


A su alrededor se congregaban las masas, ansiosas de sus órdenes,

Pero al retirarse no podían repetir lo que habían oído;

mientras la pavorosa noticia corría entre las naciones:

las bestias salvajes seguían lamiéndole las manos.


Pronto comenzó en el mar un nacimiento pernicioso;

tierras olvidadas con agujas de oro cubiertas de algas;

se abrió el suelo y auroras furiosas se abatieron sobre las estremecidas ciudadelas de los hombres.


Entonces, aplastando lo que había moldeado por juego,

El Caos idiota barrió el polvo de la Tierra.


-


El alma de Egipto y otras sociedades antiguas impregnaron la imaginación del autor estadounidense para crear ciudades y templos llenos de misticismo y horror en su narrativa. Igualmente el pavoroso e inevitable paso del tiempo fue otro factor para transmitir miedo a sus lectores. En este poema todo ello se hace palpable y nos conduce por las obsesiones de su autor. 


-


Poemas de Lovecraft que te perturbarán más que sus relatos 6


“Sirenas portuarias”


Por encima de viejos tejados y agujas desgastadas las sirenas portuarias cantan durante toda la noche;


Voces venidas de puertos extraños, de blancas playas distantes, y océanos fabulosos, unidas en coros apretados.


Ajenas unas a otras, no se conocen entre sí,


Pero todas, por obra de alguna fuerza oscuramente concentrada desde honduras ensimismadas más allá del curso del Zodiaco, se funden en un misterioso zumbido cósmico.


A través de vagos sueños organizan un desfile de formas aún más vagas, insinuaciones y visiones; ecos de vacíos exteriores e indicios sutiles, de cosas que ni ellas mismas podrían definir.


Y siempre en ese coro, tenuemente mezcladas, captamos algunas notas que ningún buque terrenal emitió jamás.


**


Se puede imaginar claramente a Lovecraft caminando bajo la lluvia, a través de los puertos marítimos cercanos a su casa y contemplar los viejos barcos amarrados en la orilla. Al fondo, el imponente mar se mece suavemente, ocultando ciudades y criaturas en sus profundidades para las que ningún ser humano está listo contemplar. Su imaginación escaparía de inmediato a los distantes lugares visitados por los navíos y sus más antiguos marineros para crear visiones como las de sirenas portuarias.


*


Bibliografía:

Lovecraft, Howard Phillips. Hongos de Yuggoth y otros poemas fantásticos. Editorial Valdemar


-


H. P. Lovecraft fue el creador de saberes oscuros y personajes perversos a través de aterradores cuentos que nos hacen situarnos en la escala más baja del cosmos. Su influencia se sigue percibiendo en la literatura de horror moderna, donde el gran coloso Stephen King siempre se ha visto influenciado por el nativo de Rhode Island. Conoce más de ellos en este frente a frente.


Referencias: