Poemas eróticos que nunca debes dedicarle a una mujer

martes, 13 de junio de 2017 12:16

|Rodrigo Ayala



Ten cuidado sobre lo que dedicas a la mujer a la que quieres conquistar, reconquistar, excitar, enamorar o, de plano, llevar a la cama…

poemas eroticos para dedicar a una mujer

Antes de lanzarte a la aventura de dedicar un poema que creerías erótico a la musa de tu vida, deberías atender a lo que dice Mario Vargas Llosa, el gran escritor peruano: «La frontera entre erotismo y pornografía sólo se puede definir en términos estéticos. Toda literatura que se refiere al placer sexual y que alcanza un determinado coeficiente estético puede ser llamada literatura erótica.
Si se queda por debajo de ese mínimo que da categoría de obra artística a un texto, es pornografía. Si la materia importa más que la expresión, un texto podrá ser clínico o sociológico, pero no tendrá valor literario. El erotismo es un enriquecimiento del acto sexual y de todo lo que lo rodea gracias a la cultura, gracias a la forma estética».

Sabiendo de manera acertada la diferencia entre lo refinado y sensual en contraposición a lo vulgar y pornográfico, te damos ejemplos del tipo de poesía que ninguna mujer aceptará como cumplido…

   poemas eroticos para dedicar a una mujer escena

"Hinchada como un pene…"
Georges Bataille

Mi lengua

En tu garganta de amor rosa.

Mi vulva es mi carnicería

La sangre roja bañada de esperma

El esperma nada en la sangre.

En mis medias malva un perfume de manzana

El panteón del pene majestuoso

Un culo de perra abierto

A la santidad de la calle.

El amor peludo de mi pierna

Un panteón de esperma.

Duermo

La boca abierta en espera

De un pene que me ahogue

De un esputo dulzón de un esputo pegajoso.

El éxtasis que me encula es el mármol

De la verga mancillada de sangre.

Para entregarme a las vergas

He puesto

Mi vestido que parte el alma.

-

  poemas eroticos para dedicar a una mujer cuarto azul

"¿Has besado alguna vez a una pantera?"
Charles Bukowski

Esta mujer se cree una pantera

y a veces cuando hacemos el amor

ella gruñe y escupe

y su pelo cae

y ella mira a través de las mechas

y muestra sus colmillos

pero yo sin embargo la beso y continúo el amor.

¿Has besado alguna vez a una pantera?

¿Has visto a una mujer pantera gozando

el acto del amor?

No has amado, amigo.

Tú con tus pequeñas rubias teñidas

tú con tus ardillas y ardillitas

tus elefantas y ovejas

deberías dormir con una pantera

Nunca más querrías

ardillas, elefantas, ovejas, zorras,

lobas,

nada sino la mujer pantera

la pantera hembra paseándose por tu cuarto

la pantera hembra paseándose por tu alma;

todos los otros cantos de amor son mentiras

cuando esa suave piel negra se mueve contra ti

y el cielo cae sobre tu espalda,

la pantera hembra es el sueño hecho realidad

y no hay retorno

ni deseo de retornar;

la piel contra ti,

la búsqueda ha acabado

cuando tu verga se mueve contra el borde del Nirvana

y estás abrazado a los ojos de una pantera.

-

erotismo

“Necrofilia”
Aleister Crowley

Para verter dentro de tu corazón la semilla

Mezclada con la descarga venenosa

A partir de una glándula hinchada, inflamada y grande

Con la raza deliciosa de la gonorrea;

Para profundizar en tu vientre, y beber

Los líquidos ateos, y la piscina

De fétida putrefacción de las heces

Que tu cadáver ahorcado dio, cuyo olor delicioso

Excita estas canciones sublimes. La verga

obtiene un nuevo deseo; penetra, aúlla, aprisiona, chupa,

delira, chilla, mastica, exalta la cogida,

¡Espera! ¡Me vengo! ¡Muero! ¡Dios mío!

-

poemas eroticos para dedicar a una mujer habitacion mujer

Sin título
Ramón Paz


me zumba la poronga fluorescente

como espada de jedi con estática

me hierve la capacidá espermática

las bolas repletísimas de gente

capto ondas de radio con la punta

frecuencia enamorada estereofónica

gemidos de la multitud ciclónica

la antena se me sube se me apunta

me rotan los planetas del escroto

se me agrava el calambre desolado

y escucho con el tótem envarado

el amor atmosférico remoto

la humanidad me vibra me alborota

en la punta encendida de la chota.

-

poemas eroticos para dedicar a una mujer seduccion 

“Tu boca”
Alberto Vargas Iturbe, el “Pornócrata”

Tu boca, raíz del poderoso encino,

calla mi alma

en la claridad del amanecer.

Tu boca con rastro de bilé

yace dormida.

Mi fístulo con rastro de bilé

canta las mañanitas

y se pone tieso

como el asta bandera,

sólo de tocar tu culo

que se prepara

porque el palanqueador

está listo.

La mujer se pone a cuatro patas,

mi fístulo penetra

el encanto de hoyo

que lo lleva

a mirar

a

Dios.

-

Sigue incendiando tu imaginación  y tu cuerpo con más historias de alto erotismo. Date cuenta de cómo "Cultivas mi cuerpo y lo dejas húmedo como una lluvia a media tarde", y si no has quedado saciado de poesía ardiente y tu deseo sigue siendo conquistar a una mujer, es hora de que conozcas los poemas para conquistar a una mujer que tiene miedo a enamorarse.

*

Fuentes

El Cultural
Pijama Surf
Kaja Negra
Revista Replicante
El Manifiesto

TAGS: adulto
REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS