Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido
Letras

Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido

Avatar of Anylu Ayala

Por: Anylu Ayala

28 de noviembre, 2018

Letras Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido
Avatar of Anylu Ayala

Por: Anylu Ayala

28 de noviembre, 2018

La poesía es un descanso para el alma, sobre todo cuando alguien querido ha muerto.

Dicen que la muerte es lo único seguro de la vida y aún con esa certeza, nos cuesta tanto asimilar cuando la vida de un ser querido termina. Y ahí tenemos la poesía que nos recuerda que lo efímero de la vida puede traducirse en palabras hermosas que nos hagan pensar o sentir más allá de lo llano; estos poemas para superar la muerte de un ser querido son un ejemplo.

AMOR ETERNO
Gustavo Adolfo Bécquer


Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

Te puede interesar: 25 poemas eróticos para enviarle a tu novio por WhatsApp

Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido 1

RECUÉRDAME
David Harkins


Puedes llorar porque se ha ido, o puedes
sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos
y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha
dejado;
tu corazón puede estar vacío
porque no lo puedes ver,
o puede estar lleno del amor
que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el
vacío y dar la espalda,
o puedes hacer lo que a ella le gustaría:
sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.


NO TE RINDAS
Mario Benedetti


No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Te puede interesar: Los poemas eróticos de Sor Juana Inés que te inspirarán a mostrar tu deseo

Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido 2

SIGNIFICASTE TANTO
C. Mitchell


Significaste tanto para todos nosotros
Eras especial, no miento
Iluminaste los días más oscuros
Y los cielos más nublados.

Tu sonrisa alegraba nuestros corazones
Tu risa era como escuchar música
Daría absolutamente cualquier cosa
Por tenerte bien y aquí cerca.

No pasa ni un segundo
Que no estés en nuestras mentes
Tu amor nunca olvidaremos
Del dolor con el tiempo sanaremos.

Muchas lágrimas ví y lloré
Como el caer de la lluvia
Sé que estás feliz ahora
Y el dolor ya no te agobia.


MENSAJE DE NAVIDAD
Bereaved Heart

Recibí en el correo un paquete el otro día.
Bien envuelto y seguro
Afuera un mensaje muy visible decía:
“Fiestas Navideñas – Dar Prisa”.

Doloroso abrirlo por cualquier motivo!
Contiene ahí adentro un corazón herido
Frágil, roto, hecho trizas.

Traté salir de compras el otro día,
El frenesí de la temporada me aniquiló.
Tarjetas pensé que escribiría
Qué errónea mi decisión,
La lista no encontraría
Ni mi nombre recordaría.

“Ven con nosotros” me dicen,
“Brindemos”, “Celebremos las fiestas”,
“El año nuevo ya llega” insisten..

Pero el dolor me abruma
Como olas del mar.
Podrán hacer frente a mi llanto,
Y mi inestabilidad.

Yo no tengo ninguna fiesta por qué brindar,
Decoración, tradición, gran cena familiar.
No puedo hacerlo este año.
Acaso sabes cómo me siento?

Culpable o frustrada!
He de decepcionar a todos!
Nuestra fiesta navideña
solía ser buena e inolvidable, según todos.

Así que envíame en un paquete
con dirección incierta
Y cuando mi duelo se revierta
De vuelta a casa arribaré.

Te puede interesar: Los mejores poemas cortos que serán perfectos para tu próximo tatuaje

Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido 3

DICIENDO ADIÓS
Anónimo


Sentada aquí pensando en ti,
Escucho que llamas mi nombre
Cuando volteo a ver quién me llama
No veo a nadie, solo escucho tu voz.

Echo un vistazo por la habitación
Para ver si alguien más escuchó
Pero nadie parece notar mi intención.

Te extraño tanto,
Te lo digo siempre,
Pero no pareces escucharme.

Aún sigues llamando mi nombre, solo que más fuerte,
Mientras las lágrimas me bañan el rostro,
Echo un vistazo por la habitación,
Y te veo entre mi familia y amigos
Tu mirada me dice que estás en paz ahora.

Me dí cuenta que llegó el momento de dejarte ir
A pesar de que siempre te extrañaré.
Doy vuelta a ver si alguien más te vió
Y cuando regreso, ya no estabas en la habitación.
Te escucho decir suavemente
“te amo”, “adiós”
“adiós”, te dije…

Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido 4

SÉ QUE ESTÁS AQUÍ
Anónimo


Aunque ya no te vean mis ojos,
aunque ya no escuche tu voz,
habita tu ternura en mi ser,
tu recuerdo vive en mi corazón.
Aunque no entienda la razón
por la que te llevaron al cielo,
aunque quisiera emprender contigo el vuelo,
y juntos poder estar.
Aunque las lágrimas me visiten a diario,
y cuente cada día,
aunque por ti cambiaría mi vida,
y retroceder el tiempo quisiera,
Sé que estás aquí…

En el soplo del viento cuando me siento solo,
o cuando de un árbol cae una hoja,
cuando veo una flor hermosa,
cuando una lágrima vuelve a brotar,
Sé que estás aquí…

Cuando siento la sensación de que alguien me cuida,
cuando no puedo encontrar la salida,
cuando necesito conversar,
sé que estás aquí para poderme escuchar.

Papito, me ha dolido mucho perderte,
no sé como describirlo, no sé cómo decirlo,
pero algo pasa dentro de mí,
y es que siento que aún sigues aquí,
y ya no tengo temor a la muerte,
porque sé que esperándome estarás
cuando al final de mis días
un abrazo de nuevo te podré dar.

Te puede interesar: 5 poemas latinoamericanos para dedicar cuando se sufre de desamor

Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido 5

MI PEQUEÑO BEBÉ DEL CIELO
Andrea Fernández-Sheridan


Mi pequeño bebé del cielo, te siento, sin poderte ver,
y en las noches de tormento, es cuando trato de entender
¿Cómo es que alzaste el vuelo, poco antes del amanecer?
¿Cómo se puede extrañar tanto, a quién no se pudo conocer?

Mi pequeño bebé del cielo, pedacito de mi vida
mamá ya no es la misma, desde el día tu partida.
De forma constante me acompaña, esta ingrata herida,
herida que quedó en mi, cuando supe que te perdía.

Mi pequeño bebé del cielo, guerrero chiquito y valiente,
mamá orgullosa de ti, cada día se siente.
Eres mi hijo a distancia, y aún así estás presente,
Aprendí a ser tu madre, aunque ya no pueda verte.

Juntos hemos creado, el mejor pacto de amor,
y con tus señales hijo, que solo entendemos los dos
me has enseñado que lo esencial es invisible a los ojos,
pero no a los ojos del corazón.

Mi pequeño bebé del cielo, mi pequeño Peter Pan,
serás siempre mi niño, mi niño por la eternidad.
Entre nubes y prados verdes, por siempre correrás,
con tus mejillas rojitas, con tus amigos jugarás.

Mamá esperará paciente, ya nos vamos a encontrar.
No ahora hijito mio, pero ese día llegará.
¡Espérame!, mi pequeño bebé del cielo,
en mis brazos te cargaré, oh hijo mío ¡cuántos besos te daré!
Te colgarás de mi pecho, y de amor te nutriré,
y todo lo que la vida nos negó,
finalmente te entregaré.

TE PUEDE INTERESAR: Los poemas que Gabriela Mistral le escribió a los niños

UNA CARTA DEL CIELO
Ruth Ann Mahaffey


Para mi querida familia,
algunas cosas me gustaría decir.
Pero antes que nada,
para hacerte saber que llegué bien.
Estoy escribiendo esto desde el cielo
Aquí habito con Dios arriba.
Aquí, ya no hay lágrimas de tristeza;
Aquí está el amor eterno.

Por favor, no seas infeliz
solo porque estoy fuera de vista.
Recuerda que estoy contigo cada mañana,
mediodía y noche.
Ese día tuve que dejarte cuando mi vida
en la tierra había terminado.
Dios me recogió, me abrazó y me dijo:
te doy la bienvenida.
Es bueno tenerte de vuelta,
te extrañaron mientras estabas fuera.
En cuanto a su querida familia,
estarán aquí más adelante.
Te necesito aquí tan mal,eres parte de mi plan.
Hay tanto que podemos hacer para ayudar
a nuestro hombre mortal.
Dios me dio una lista de cosas que él
deseaba que yo hiciera.
Y lo más importante de la lista,
era cuidarte y cuidarte.
Y cuando te acuestas en la cama por la noche,
las tareas del día se ponen en marcha.
Dios y yo estamos más cerca de ti ...
en el medio de la noche.

Cuando piensas en mi vida en la tierra
y en todos esos años amorosos.
Debido a que solo eres humano,
están obligados a traerte lágrimas.
Pero no tengas miedo a llorar; alivia el dolor
Recuerda que no habría flores,
a menos que llueva.
Deseo poder contarte todo
lo que Dios ha planeado.
Si tuviera que decírtelo, no lo entenderías.

Pero una cosa es cierta,
aunque mi vida en la tierra ha terminado.
Estoy más cerca de ti ahora,
que nunca antes.
Hay caminos rocosos delante de ti
y muchas colinas para escalar;
Pero juntos podemos hacerlo
tomando un día a la vez.
Siempre fue mi filosofía y también me gustó;
Que al dar al mundo, el mundo te dará.
Poemas que te ayudarán a superar la muerte de alguien querido 6 Si puedes ayudar a alguienque está triste y dolorido;
Entonces puedes decirle a Dios por la noche ...
Mi día no fue en vano.
Y ahora estoy contento ...
de que mi vida valió la pena.
Sabiendo mientras pasaba por el camino,
hice sonreír a alguien.
Entonces, si conoces a alguien
que está triste y sintiéndose mal;
Solo ayúdenlos a recogerlos,
ya que en el camino se dirige.

Cuando estás caminando por la calle
y me tienes en mente;
Estoy caminando en tus pasos
solo medio paso atrás.
Y cuando es hora de que vayas ...
de ese cuerpo para ser libre.
Recuerda que no vas ... vienes a mí.

VER: Estos poemas te harán ver el Alzheimer con otros ojos

NO HE MUERTO
Anónimo

No he muerto, 

sólo me fui antes y no quiero que me recuerden con lágrimas, 

como aquel que no tiene esperanzas
No he muerto, 

aunque mi cuerpo no esté, 

mi presencia se hará sentir
Seré el silencio de nuestro hogar que tanto compartimos, 

seré la brisa que besará sus rostros, 

seré un recuerdo dulce que asista a su memoria, 

seré una página bonita de su historia
Perdón a todos, 

tome únicamente uno de los trenes anteriores 

y se me olvidó decirles....
No he muerto, solo me fui antes.


Más de Cultura Colectiva:

Poemas de amistad que debes dedicar una vez en la vida