Madonna + Jean Paul Gaultier: El brasier cónico que hizo historia
Moda

Madonna + Jean Paul Gaultier: El brasier cónico que hizo historia

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

16 de agosto, 2018

Moda Madonna + Jean Paul Gaultier: El brasier cónico que hizo historia
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

16 de agosto, 2018

Dos genios, dos conos y una imagen que ha hecho historia en la cultura pop: Madonna usando un brasier dorado que terminaba en puntas.

Te retamos a pensar en los looks más significativos de Madonna y no pensar en ese brasier de conos color oro. Ahora, te invitamos a repasar los nombres de aquellos diseñadores que durante décadas se han encargado de dar imagen a la Reina del Pop y con quienes ella ha hecho mancuerna para reconfigurar el mundo de las tendencias. Por tu cabeza seguro han paseado firmas como Moschino, Givenchy, Gucci, Louis Vuitton, Stella McCartney, Dolce & Gabbana y Jeremy Scott. Pero por sobre todos ellos, con bombo y platillo, se alza una maison que desde sus inicios significó vanguardia, que siempre hizo especial click con la Reina Madre del show: Jean Paul Gaultier, autor del bustier cónico que hoy merece memoria.




´Él, artista francés de la indumentaria contemporánea, ha vestido a Kylie Minogue, Cate Blanchett, Nicole Kidman, Catherine Deneuve y Marion Cotillard, entre otras. Pero, ¿su musa eterna y absoluta? Madonna. Mujer de desafíos sexuales y re-escrituras de la feminidad, no pudo haber otra si no ella para encarnar las visiones del couturier más terrible de los noventa. Década que inició con furia gracias al Blond Ambition Tour de la cantante multifacética y que se incrustó en la cultura popular, principalmente, gracias a esos senos metálicos de Gaultier y el movimiento que Madonna imprimía sobre ellos: sus manos girando en sincronía con un lascivo contoneo de su pelvis.


post-image


¿Su éxito? Resultado de una búsqueda subversiva por una silueta menos gratuita del SEX SELLS; el matrimonio artístico entre Madonna y Gaultier materializó en esos dos conos una pesquisa brutal por la neo-sensualidad de los 90, una contraposición a las curvaturas acostumbradas del erotismo femenino, un mensaje claro sobre poder y dominio, una provocación rígida hacia boudoir de la época y una suerte de carnaval "lizaminnellico" que apostaba por una ruptura con el rosado infantilismo de los ochenta.


Y es que, principalmente en ese punto, al mundo entero le urgían dos cosas muy específicas: la reducción de las líneas sobrecargadas de la década anterior y un destape mucho más explícito en el terreno del placer y el women power. Madonna fue entonces ese respiro, esa líder primigenia y el motor principal para que Gaultier alcanzara su momento culmen como diseñador libertario.


post-image


La crítica de Moda y Editora Internacional de VOGUE, Suzy Menkes, ha escrito en su introducción a  The Fashion World of Jean Paul Gaultier: «La floreciente libertad sexual de las mujeres, sembrada en la década de 1960, culminó con el diseño de vestuario de Gaultier para el Blond AmbitionWorld Tour de Madonna. Su momento rebelde-con-un-corsé fue cuando pasarela y escenario se fusionaron, atrayendo la visión de un público mundial hacia el bra que el diseñador había revelado primero en catwalk a principios de la década de 1980».


Referencias: