La historia detrás de la canción de Caifanes que salvó al rock nacional

La historia detrás de la canción de Caifanes que salvó al rock nacional

Por: Diana Garrido -

'La negra Tomasa' es una cumbia de origen cubano que se volvió un himno del rock en español.


¿Imaginaste alguna vez que una cumbia salvaría al rock de quedar en el olvido? Esta es la historia de "La negra Tomasa", el éxito más grande de Caifanes.

«Ay, ay, ay, esa negra linda que me tiene loco…» 

Esta cumbia, originalmente era interpretada Caifanes al terminar sus conciertos por mera diversión. Para entonces, aún se llamaban Las Insólitas Imágenes de Aurora. Al terminar cada presentación dejaban un poco de lado la imagen darky que tanto los caracterizaba y comenzaban con el baile, para dar paso a un grupo de personas que se contoneaban al ritmo de la música. No importaba qué tan rudos se vieran, simplemente se dejaban llevar.

Eran los 80, todo estaba permitido... menos el rock nacional. O eso parecía. A pesar de que había muchas bandas buenas sonando en venues pequeños y en fiestas clandestinas, las radios habían eliminado casi por completo al género, y, si de casualidad ponían algo de ese “sucio ritmo”, no salían de El Tri, Kenny y los Eléctricos o Botellita de Jerez. No más. 

La historia detrás de la canción de Caifanes que salvó al rock nacional 1

Relacionadoentrevista-a-caifanes-y-nuevo-sencillo-heridos'Coincidir una vez más en la música y el amor', entrevista a Caifanes

A pesar de todo, las bandas luchaban por ser escuchadas y a petición de las disqueras, del mismo público y de la demanda general de la música, Las Insólitas Imágenes de Aurora cambió su nombre a Caifanes. Era 1987 y el mundo coreaba “Welcome to the Jungle” de Guns N’ Roses y The Cure estaba en la cima con Kiss me, kiss me, kiss me. Así, tomando un poco la estética de Robert Smith y compañía, Saúl Hernández, Sabo Romo, Diego Herrera y Alfonso André tocaban en foros underground que poco a poco abarrotaban más y más.

En una de las presentaciones, los asistentes no respondieron del todo bien y se notaban algo aburridos. Así que, para encender el ambiente, la banda cerró con la famosa cumbia que tantas risas les brindaba y, de pronto, el público pasó de estar agüitado a bailar entre sí, todos vestidos de negro, con maquillaje dramático y una tristeza profunda que se esfumó al escuchar las primeras notas de “La negra Tomasa”.

Imagina la escena: un grupo con estética oscura tocando cumbia y una audiencia igualmente dark, bailan felices. Weird, pero maravilloso.

A partir de entonces, la tocaban en cada show para finalizar con un buen sabor de boca. Ante semejante fenómeno, la prensa y los críticos no podían quedar fuera, así que se encargaron de difundir el extraño hecho de que unos chicos llamados Caifanes recorrían la República Mexicana interpretando canciones sentimentales y culminaban con una pegadiza cumbia.

RCA-Ariola, disquera con la que ya habían firmado, les solicitó grabarla para difundirla. Las estaciones de radio la tocaban constantemente y México se cuestionaba quién había creado semejante pieza musical. Sí, era una cumbia como las que se escuchaban en los sonideros, pero tenía todo el estilo del rock n roll underground tan estigmatizado aquellos años.

La historia detrás de la canción de Caifanes que salvó al rock nacional 2

Relacionadocaifanes-amarrate-a-una-escoba-y-vuela-lejos-letraCaifanes 'Amárrate a una escoba y vuela lejos', letra completa

Esta pieza es original de el compositor cubano Guillermo Rodríguez Fiffe y trata de una mujer que realmente existió. La Negra Tomasa fue una mujer alta, hermosa, coqueta y amorosa. Era hija de una esclava, pero al no tener hermanos, los patrones de su mamá le heredaron un pedazo de la hacienda en la que servía. Así que al crecer cuidó de muchas personas olvidadas, en especial de mujeres y niños.

Al morir, todas las personas a las que ayudó le pusieron un altar y, para su sorpresa, ella les concedía milagros. Se les aparece a través de sueños y les da mensajes maravillosos en los que les ilumina para encontrar la respuesta que buscan. El 15 de agosto se celebra una fiesta para ella en Cuba, su país natal.

Caifanes, retomando la bella idea de la bondad de la Negra Tomasa usaron la canción haciéndola propia y, a decir verdad, limpiaron la imagen del típico rockero violento y adicto, como se les pintaba en televisión y cine. Gracias a ello, el track no sólo puso a bailar a un grupo de chicos oscuros en bares y antros clandestinos, sino que abrió todo un camino para el rock en México, ya que empezaron a sonar en la radio, a salir en la tele y a protagonizar las portadas de revistas. 

La historia detrás de la canción de Caifanes que salvó al rock nacional 3

Así, Caifanes se colocó en la cima de la música, dándoles paso a Fobia, Las Castañeda, Café Tacvba, Santa Sabina y muchas otras bandas que hasta la fecha, forman parte de nuestro soundtrack.

Cantemos y bailemos con “La negra Tomasa” porque nunca habrá una canción que conjugue diversión, caderas y rock como lo hace esta gran pieza y, como interpreta Saúl Hernández, «estoy tan enamorado de la negra Tomasa que cuando se va de casa, triste me pongo».

Te puede interesar:

La historia del primer concierto de Caifanes en Rockotitlán
Las mejores 10 canciones de los Caifanes que quizá no conocías
15 razones por las que Jaguares es sólo una mala versión de Caifanes