Música

Los 10 bateristas más icónicos del Metal

Música Los 10 bateristas más icónicos del Metal


En el metal cada instrumento es un despliegue de virtuosismo exagerado. Mientras en otros géneros como el rock o el pop algunas veces un instrumento simplemente sirve para llevar la línea o el ritmo; en el metal cada instrumento se distingue por su fuerza, rapidez y creatividad. Son muchos los guitarristas más famosos del metal, pero el papel del baterista usualmente llega a ser pieza clave por la técnica y coordinación que puede tener, tanto que muchas veces llega a opacar a los otros músicos.

Lars Ulrich  

Joey Jordison, Nicko McBrain, Rick Allen, The Rev o Lars Ulrich son nombres muy conocidos en el mundo de la música, y claro que su talento se reconoce. A pesar de que su influencia es grande, decidimos nombrar los que bien podrían encontrarse en la meca de los bateristas. Aquellos que demuestran que los limites están para romperse y se necesita más que velocidad para ser un gran elemento.

 

Chris Adler (1972)

 

El groove y trash metal se sincretizan en la técnica de Adler, quien alterna entre Lamb of God y Megadeth. Anteriormente era un ingeniero en redes, pero pronto dejó todo por unirse a Lamb of God. Su presencia en el mundo de la batería es tan intensa que incluso colaboró en el diseño de sus platillos con la empresa Meinl.

 

Vinnie Paul (1964)

 

A pesar de que han sido más de 10 años desde la tragedia que ocurrió en un escenario en Ohio donde Dimebag Darrel, hermano del baterista, murió, la importancia de Vinnie continúa vigente. Y es que Pantera siempre será recordada como uno de las agrupaciones más importantes de la música en general. Desde el glam, el groove y finalmente el heavy metal, es la inspiración de muchas de las bandas que hoy existen.

 

George Kollias (1977)

 

El death metal suena mucho mejor con este griego tras los platillos. Es baterista desde los 12 años y tiene la influencia de bandas como Kreator o Morbid Angel en su técnica. Famoso por tocar los blast beats usando solamente un pedal a diferencia de la mayoría de los bateristas de death metal que usan dos.

 

Martín López (1978)

 

Una de las baterías únicas del metal por la mezcla de géneros que utiliza. Su técnica va desde el jazz, los ritmos latinos y claro el mejor Death Metal que vas a escuchar. Después de nueve años con la banda Oath, tuvo que dejarla debido a una serie de enfermedades, pero en ahora toca en SOEN y no ha decepcionado.

 

Frost

 

Kjetil.Vidar Haraldstad, mejor conocido como “Frost” es baterista de una agrupación de black metal noruego llamada Satyricon y de 1349. La historia del black metal noruego es tan compleja por su historia, pero también se reconoce que ese país es la cuna de algunas de las bandas más importantes, entre las que se encuentra Satyricon y de la que Frost es miembro prácticamente desde el inicio, publicando con ellos 11 álbumes de estudio.

 

Dave Lombardo (1965)

 

Una de las eminencias del metal cumplió 50 años hace poco. A lo largo de su carrera tocó con Slayer y fue acusado junto a todos sus compañeros, de promover el satanismo debido a tratar en su imaginario temas como los asesinatos, los asesinos en serie e incluso el nazismo. El “padrino del doble bombo” es alguien que se desenvuelve con naturalidad en su instrumento. Sin pretensión y con agresividad se ha ganado el respeto de todos los músicos.

 

Gene Hoglan (1967)

 

“El reloj atómico” es el apodo que le dan a Hogla, quien ha transitado entre grandes bandas como Dark Angel y Death, pero ahora se encuentra en Testament, donde demuestra que el Trash Metal no es solamente Metallica. Fue justamente él quien sustituyó a Martín López tras su salida de Opeth.

 

Mike Portnoy (1967)

 

Durante los años que estuvo en Dream Theater demostró que el virtuosismo de toda una agrupación es lo que te consigue la grandeza. Portnoy ha ganado más de 23 premios de la revista Modern Drumer, pero fue gracias a John Myung, y John Petrucci que Portnoy llevó a la gloria a su banda de Metal progresivo. Hoy se encuentra alternando entre cinco proyectos y también da clases de batería a sus fans.

 

Tim Yeung (1978)

 

Con 26 años de experiencia tras la batería, Yeung se ha convertido en uno de los más rapidos de la industria musical. En 2004 pudo realizar 872 golpes a su batería en solamente un minuto en un festival. No rompió el record, pero si ganó el concurso. Actualmente es parte de una de las bandas más importantes de death metal, Morbid Angel.

 

Dan Searle

 

Miembro de la banda británica Architects es impresionante verlo tocar. Su cara no muestra signos de esfuerzo mientras sus manos y pies parecen moverse al triple de velocidad de la de muchos bateristas actuales. El metalcore de la mejor calidad es algo que Architects lleva once años haciendo.

***
Te puede interesar:
Películas que todo metalero debe ver


Referencias: