Por qué comer muchos dulces en Navidad te hará triste

Por qué comer muchos dulces en Navidad te hará triste

Por: Beatriz Esquivel -

Un nuevo estudio científico vinculó la ingesta de dulces y azúcares en la temporada navideña con la depresión, conoce la ciencia detrás de esto aquí.

Después de 9 posadas navideñas, con piñatas repletas de dulces —si es que la familia ha optado por dejar de ser tradicional y ya no colocar más frutas—, aguinaldos con todo tipo de caramelos y, simplemente, un gusto por lo particularmente dulce podrían ser el origen de todas las tristezas en estas fechas de celebración y gozo. 

La falta de luz solar del invierno ya ha sido asociada a cierto nivel de cansancio y depresión, en el llamado desorden afectivo estacional, que involucra síntomas como irritabilidad, falta de ánimo, sueño constante durante el día y, por supuesto, dificultad para levantarse de cama todas las mañanas. 

Relacionadodesorden-afectivo-estacional-te-sientes-cansado-y-triste-en-inviernoÉsta es la razón científica por la que en diciembre te sientes más cansado (y triste)

Por qué comer muchos dulces en Navidad te hará triste 1Por si fuera poco, un estudio de la Universidad de Kansas encontró que cuando las personas ingieren azúcares agregados ponen en marcha distintos procesos en su cuerpo que se relacionan con la depresión… y más allá de las tradiciones en algunos países (como las posadas) durante esta época del año es más común comer azúcar. Ilardi, coautor del estudio explica:

«Una característica común de la depresión de inicio en el invierno es el ansia de azúcar —precisa—. Por lo tanto, tenemos hasta el 30 % de la población que sufre al menos algunos síntomas de depresión de inicio en el invierno, lo que hace que anhelen los carbohidratos, y ahora se enfrentan constantemente con dulces navideños».

Por qué comer muchos dulces en Navidad te hará triste 2El consumo de los dulces provoca una elevación del estado de ánimo, sin embargo, éste en un exceso puede provocar una inflamación, siendo el efecto más importante del azúcar. Por otro lado, la inflamación ha sido asociada con la depresión. 

«También sabemos que las hormonas inflamatorias pueden llevar directamente al cerebro a un estado de depresión severa. Por lo tanto, un cerebro inflamado es típicamente un cerebro deprimido. Y los azúcares agregados tienen un efecto proinflamatorio en el cuerpo y cerebro». 

En ese sentido, aquellas personas que ya sufren de depresión, así como las que no, se podrían beneficiar de llevar una dieta balanceada que prevenga este tipo de afectaciones. 

Recuerda siempre consultar a tu médico ante cualquier duda o síntoma.

Con información de Europa Press.

Si quieres saber más sobre la depresión: 

Qué sucede en tu cerebro cuando tomas antidepresivos y sus efectos secundarios

Estudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal

Así es como los mexicanos se deprimen después de las vacaciones

Referencias: