El test de Turing: el camino hacia la erradicación de la raza humana
Tecnología

El test de Turing: el camino hacia la erradicación de la raza humana

Avatar of Andreatrujillo

Por: Andreatrujillo

15 de enero, 2016

Tecnología El test de Turing: el camino hacia la erradicación de la raza humana
Avatar of Andreatrujillo

Por: Andreatrujillo

15 de enero, 2016


¿Cuándo dominarán las máquinas a la humanidad?

Esta es una pregunta que películas como "Blade Runner", "Ex Machina" y "Her" nos han hecho reconsiderar la situación actual de la humanidad y lo que nos depara el futuro. Ya es de por sí abrumador pensar en implantes prostéticos robotizados adjuntos al cuerpo que de alguna manera nos deshumanizan o nos hacen sentir artificiales. Podría decirse que a partir de estos avances hemos adquirido cualidades "robóticas".

Si bien no enfrentamos la Inteligencia Artificial (IA) como lo vemos en las películas, es cuestión de hacer consciencia acerca de las cosas más "simples" que nos acompañan en el cotidiano como Siri, o los juegos en línea, que no son más que algoritmos programados para beneficio del ser humano.

Hace unos meses se llevó a cabo una presentación de danza de Blanca Li, que presentó la pieza "Robot!", una coreografía sumamente impactante y que abre nuevos horizontes no sólo en la danza, sino en la vida en general. Esto es porque ella trasladó al escenario el vínculo que existe entre el hombre y las máquinas, utilizando instrumentos musicales autómatas creados por el colectivo Maywa Denki, y lo más impresionante fue que parte del elenco lo integraban varios robots NAO, el primer robot humanoide programable y autónomo y que ahora incursionaba en la danza. Los androides provocaron asombro en los espectadores y más allá de eso, suscitaron ternura. ¿Ahora podemos experimentar sentimientos hacia las máquinas? ¿Hasta dónde hemos llegado?

Los avances tecnológicos a pasos agigantados es algo que Alan Turing, científico británico considerado como el padre de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna, predecía, particularmente de la Inteligencia Artificial. 

El investigador desarrolló una prueba con la finalidad de evaluar a las máquinas para decidir si éstas podían ser consideradas pensantes al igual que las personas sin mayor distinción; sin embargo, esto dependía mucho del tipo de preguntas que se le hiciera al autómata. Prueba de ello fue el chatbot elaborado por un grupo de científicos rusos, y que combina técnicas del procesamiento del lenguaje. El algoritmo fue desarrollado para someterlo a la prueba de Turing, persuadiendo a las personas de que estaban hablando con un niño de 13 años llamado Eugene Goostman.

Aunque Eugene ha realizado la prueba de Turing en numerosas ocasiones y obtenido buenos resultados, convenciendo a un porcentaje considerable del jurado de que es una persona, no valida las afirmaciones del test.

Cuando el científico Scott Aaronson mantuvo una conversación con Eugene, se demostraron las deficiencias del programa al preguntarle: "¿Comprendes que sólo estoy tratando de exponerte como robot tan rápido como sea posible, como en la película Blade Runner?" El robot no supo qué decir, y Scott prosiguió: "¿Crees que tu habilidad para engañar a jueces poco experimentados revela fallas en la prueba de Turing, o en la forma como la gente la ha interpretado?" Fue en ese momento que el servidor afirmó que no estaba disponible debido a labores de mantenimiento.

 ¿En qué consiste entonces el test? En un juego de imitación: una persona (juez) es aislada en una habitación, mientras que en otras dos separadas se encuentra otro individuo y la máquina. El juez hace una serie de preguntas vía chat, por lo que el ordenador se hace pasar por un humano. Si la persona no es capaz de distinguir entre la máquina y el hombre basándose en sus respuestas, entonces podría considerarse que el autómata ha alcanzado, en efecto, un nivel de "madurez" que podría traducirse como Inteligencia Artificial.

Pero, ¿qué pasaría si una máquina supera la prueba de Turing? ¿Confirmaría entonces la existencia de la IA, o sería una mera coincidencia?



Algunos afirman que la prueba no sólo es obsoleta, sino que no es suficiente para poder medir el grado de inteligencia en una máquina. El nuevo estándar para las pruebas de IA se enfoca más en el razonamiento lógico y la habilidad para inferir conclusiones, en lugar de su capacidad para imitar. 
En todo caso, cualquier test diría más de nuestra inteligencia que de las máquinas, ¿o no?

Aunque hubieron fallas, esto no significa que en unos años no pueda ser una realidad y que, tal vez, algún día los robots avasallen con la raza humana. En 1942, el escritor estadounidense de ciencia ficción Isaac Asimov describió en su relato “Círculo vicioso” (Runaround) las tres leyes de la robótica, dirigidas a delimitar el comportamiento de los robots en su interacción con los humanos y entre ellos:

1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano, ni permitir que éste sufra daños.

2. Un robot debe obedecer a las órdenes dadas por el hombre, excepto si contradicen la primera ley.

3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que no entre en conflicto con la primera o segunda ley.

test de turing
Las leyes de la robótica de Asimov suponen el código moral de un robot, así como la rendición total a los humanos y son además imaginativas; sin embargo, suponiendo que los avances tecnológicos consiguieran instaurar una Inteligencia Artificial y fuera necesario delimitar el comportamiento de las máquinas, ¿sería posible con únicamente tres leyes? ¿Qué pasaría si, hipotéticamente, se rebelaran contra sus creadores, como ocurrió en la cinta "Yo, Robot"?

Si suponemos que se trata de una Inteligencia Artificial tan avanzada como la del ser humano, entonces podríamos pensar que, igual que nosotros, los androides podrían apegarse a las normas sociales y leyes jurídicas. El problema es que ni siquiera nosotros las obedecemos al pie de la letra. Entonces, ¿el problema radica en el hombre?


¿Tú qué opinas?

*

Referencia:

BBC


***

Te puede interesar:

Tecnologías que cambiarán el mundo este 2016

Black Mirror, la serie que todo el mundo debería ver




Referencias: