PUBLICIDAD

TECNOLOGIA

No solo es dinero: Usuaria cuenta lo que nadie dice de Onlyfans

“Me siento con esta responsabilidad porque no he visto a nadie que lo diga”.

Para quienes hayan vivido durante los últimos años debajo de una roca del Internet y no sepan qué es OnlyFans, se trata de una plataforma en la que cualquier persona puede difundir fotografías y videos, casi siempre para otros adultos, para comercializarlos. Y si bien es una alternativa para generar ingresos, puede haber consecuencias, sobre todo para quienes tienen una cuenta secreta. Es por eso que una joven de Mazatlán decidió compartir en TikTok su propia experiencia, para que todos sepan qué hay más allá de subir contenido y obtener dinero a cambio.

Génesis Sarabia grabó un video en el que lo cuenta todo: “Nadie me preguntó”, dice, cuidando su lenguaje para que el algoritmo no penalice su contenido en TikTok. “Pero siento necesario decirles la verdad o el detrás de hacerte un Only. ¡Un Solo Fans!”. Ella cuenta que fue en julio cuando abrió su propia cuenta en la plataforma y empezó a subir contenido. “El contenido que subía eran fotos que les mandaba de que a mi novio o fotos que tenía ahí guardadas de antes. Ese fue mi contenido los primeros días”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Ya casi voy a cumplir un año en esa plataforma y me siento con esta responsabilidad porque no he visto a nadie que lo diga; pero oigan, sí está cool pero hay un tema también”. Génesis es de Mazatlán, Sinaloa, una ciudad relativamente pequeña del norte de México, y ella usa una frase popular en referencia: “Pueblo chico, infierno grande”. Explica que ha pedido servicios de Uber o comida a domicilio, a su oficina o en la calle... y la gente la reconoce.

“De repente llega alguien que me conoce. Alguien que me dice ‘oye, yo te tengo en Facebook’, ‘oye, yo te he visto’, ‘oye, yo he comprado contenido’”. Ella explica que la situación es complicada, porque recibe comentarios no solicitados o la gente busca cobrarle de manera sexual: “Hay veces en las que pido un Uber y me aplican la de ‘no me pagues, pero a ver, enséñame’. Y es como de ¿por qué lo haría, Ramiro? ¿Por qué ching*dos un viaje de 50 pesos no te lo voy a pagar para enseñarte mi contenido?”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ella dice que no solo son choferes de la app de transporte, sino también cuando va al cine, al súper o a otros lugares públicos. “Cuando salgo a la calle siento que todo el mundo me está viendo”, cuenta. “La neta sientes que las personas te están señalando o sientes que las personas ya te vieron y también corres muchos peligros”.

La tiktoker está familiarizada con la Ley Olimpia, la legislación que en México castiga a quienes difunden contenido íntimo de otras personas sin su consentimiento. Y aunque la agradece y sabe que es una herramienta para detener esos crímenes, considera que es insuficiente, pues no impide que las personas hagan mal uso del material. “Si tus papás no saben o tu familia no sabe, se pueden enterar y puede haber un drama. ¿Estás lista para eso? ¿Estás listo para eso?”. Génesis concluye recalcando que “hay cosas malas una vez que te haces la cuenta, las personas ya no te toman en serio, hablan mal de ti, ¿sabes?”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO




Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD