Por qué tu deseo sexual aumenta en la primavera según la ciencia

Viernes, 23 de marzo de 2018 15:41

|Alejandro I. López
porque la primavera aumenta el deseo sexual

La llegada de la primavera tiene un poderoso efecto en los seres vivos y los seres humanos no somos la excepción.



Los días son más largos y tibios, el frío del invierno se disipa y con él, la llegada de la luz solar provoca una revolución única en su tipo. La vida se abre camino como en ningún otro momento del año, dejando entrever su poderío y adaptabilidad aprendida a través de poco más de 3 mil millones de años en la Tierra.


Se trata de la primavera y no es ninguna coincidencia que su llegada provoque un sentimiento similar en un sinfín de personas, mismo que ha sido documentado a través de la literatura, frases populares, ritos de la Antigüedad asociados a la fertilidad y abundancia y otros más.


porque la primavera aumenta el deseo sexual 1


Según la periodista científica Christie Nicholson para Scientific American, la ‘fiebre de primavera’ no sólo es una alegoría literaria que se caracteriza típicamente por un subidón de energía, una sensación de vitalidad y el aumento del deseo sexual supuestamente provocado por la llegada de la estación que sucede al invierno.



A pesar de que en la terminología médica no existe ningún diagnóstico conocido para tal fenómeno, la llegada de la primavera tiene un poderoso efecto en los seres vivos y los seres humanos no somos la excepción.


Nicholson afirma que “los estudios demuestran que el comportamiento sexual en mamíferos sigue un patrón estacional que promueve la supervivencia. Investigadores han descubierto que los nacimientos de distintas especies animales tienen un pico más significativo mientras más lejos están del Ecuador, pues las estaciones se hacen más pronunciadas”.


porque la primavera aumenta el deseo sexual 2


En el mismo sentido, la divulgadora pone de manifiesto un ejemplo. En el pasado, cuando la humanidad se encontraba a expensas de la naturaleza y los fenómenos metereológicos, existía una tendencia que ponía de manifiesto los efectos de la primavera en la reproducción humana: “en el siglo XVI, la tasa de nacimiento experimentaban un pico del 20 % por encima del promedio en Marzo, lo que significa que los bebés eran concebidos en Junio”, todo esto durante la misma estación.


A pesar de que en la actualidad la estadística no muestra una tendencia que concentre tanto los nacimientos como la concepción en la primavera, Nicholson aporta otra evidencia que dota de fuerza al argumento que afirma, esta estación tiene una influencia decisiva en la sexualidad humana: el organismo aumenta su producción de la hormona luteinizante –responsable de la producción de testosterona y desencadenante de la ovulación masculina– hasta 20 % arriba del promedio anual durante junio; entonces, ¿cómo sabe nuestro cuerpo que es momento de producir hormonas?



La melatonina y el reloj biológico


porque la primavera aumenta el deseo sexual 3


A diferencia de los relojes comunes, el mecanismo que poseen los seres vivos no mide el paso del tiempo a través de unidades creadas por nosotros mismos como los minutos, las horas y los días, sino todo lo contrario. El reloj biológico es un sistema complejo que regula las funciones del organismo según el único indicador válido para la vida en la Tierra, las condiciones de la misma.


A partir del día y la noche –de la luz y su ausencia, pues–, el reloj biológico gobierna al organismo. Ciclo circadiano es el nombre del funcionamiento a pequeña escala que regula el sueño, el momento de despertar, el hambre y la energía a diario. Una vez que este ciclo sufre cambios importantes con la llegada de una estación determinada –como el aumento de la luz solar y la temperatura, en el caso de la primavera– los patrones de secreción de hormonas se modifican y con ellos, el comportamiento humano.


porque la primavera aumenta el deseo sexual 4


Probablemente el indicador más visible de lo anterior es la melatonina, la hormona que regula el sueño y cuya secreción depende directamente de la ausencia de luz. Tomando en cuenta que la llegada de la primavera significa un cambio radical con respecto al invierno en materia de luz solar, es posible que la reducción gradual de esta hormona sea la señal de que es momento de aumentar el nivel de otros neurotransmisores en la glándula pituitaria. 

Entonces entran en juego la oxitocina, vasopresina y otras hormonas que producen un aumento general del deseo sexual. Con la testosterona y la ovulación a punto, el organismo está en el mejor momento del año para tener sexo. No sólo eso: los factores sociales y culturales también impulsan esta conducta a través de mayor tiempo libre, vacaciones, ropa más cómoda y ligera de acuerdo al clima y un aumento en los eventos sociales.


*

Ahora lee:


¿Por qué es más fuerte tu deseo sexual cuando inicias una relación sentimental?

4 hormonas que definen tus relaciones amorosas


Alejandro I. López

Alejandro I. López


Editor de Cultura
  COMENTARIOS