Frases eróticas de los escritores más perversos de la literatura

Martes, 10 de noviembre de 2015 8:48

|Daniel Morales Olea

Aquí mostraremos algunas frases eróticas, cortas de preferencia, que se encuentran en obras de la literatura erótica.


Mientras las páginas avanzan, los poros se abren. Las letras se transforman en imágenes mentales de piernas entrecruzadas, uñas aferrándose a músculos torneados, lenguas que desesperadamente buscan darle sincronía a un baile. Pronto los sonidos de placer parecen estar en nuestros oídos, la lectura es tan profunda, que sin alterarnos podemos oler el sexo, las pasiones y prácticamente parece que somos quienes viven esas escenas. Finalmente el capítulo termina, cerramos el libro y nos encontramos con una excitación única.

Frases eróticas

La literatura erótica nos produce sentimientos únicos. Es una excitación privada que es accesible con el simple hecho de abrir un libro. Las historias hacen que los sentidos trabajen; las descripciones de las relaciones, las posiciones y las metáforas que hacen del sexo el motor del libro nos convierten en cómplices, voyeristas y participantes activos.

Este tipo de obras pueden tener descripciones largas y detalladas del sexo, de los cuerpos y de la penetración, pero no nos centraremos en eso, si lo deseas aquí puedes encontrar algunas recomendaciones para conocer más sobre la literatura erótica. Aquí mostraremos algunas frases eróticas, cortas de preferencia, que se encuentran en esos libros. Esas hermosas interpretaciones, pero también las crudas y salvajes ideas que grandes mentes del pasado han creado en el imaginario sexual. Amor, belleza, pasión, lujuria, fluidos, pecado y todo lo que el sexo puede significar en unas cuantas palabras que incrementarán la circulación, alterarán la respiración y despertarán el deseo.

 

“La amarga experiencia me ha mostrado que lo que sostiene al mundo son las relaciones sexuales”.
-Henry Miller

 

“Hay coños hechos de pura alegría que no tienen nombre ni antecedentes y éstos son los mejores de todos”.
-Henry Miller

 

“La perversión es sólo otra forma de arte. Es como la pintura o el dibujo o la escultura. Excepto que, en lugar de pintura, nosotros los pervertidos usamos el sexo como nuestro medio”.
-C.M. Stunich

  Frases eróticas

“Sólo el latido unísono del sexo y el corazón puede crear éxtasis”.
-Anaïs Nin

 

“Guarda silencio cuando no tengas nada que decir, cuando la pasión genuina te mueva, di lo que tengas que decir, y dilo caliente”.
-D.H. Lawrence

 

“Al mismo tiempo la otra mano separó suavemente sus piernas y comenzó a subir el viejo camino que tantas veces había recorrido en la oscuridad”.
-Edith Wharton

 

“Madame, me he convertido en una puta a través de la buena voluntad y una libertina a través de la virtud”.
-Marqués de Sade

 

“Como las ciudades en guerra, todas la mujeres tienen un blanco indefenso. Cuando se les descubre, la plaza se rinde inmediatamente”.
-Marqués de Sade

 

“Mi opinión en lo que se refiere al placer es que hay que emplear todos los sentidos”.
-Marqués de Sade

orgasmo 

“Si hubiera dicho que su abrazo iba más allá del abrazo, tanto que al final se confundían sus contornos, tanto que nuestra carne desaparecía, tanto que perdíamos nuestra respiración devorados ella y yo por la misma boca sangrienta e insaciable”.
-Mircea Eliade
 

“La extrema seducción colinda, probablemente, con el horror”.
-Georges Bataille

 

“… experimentar una vez más este instante trémulo, tenerle, conocerle y dejarle irse, como un pájaro cautivo que sentimos palpitar bajo nuestros dedos antes de liberarle en el aire claro. “¡Ahora, si! ¡Oh Dios mío!” le oí exclamar al segundo de su vuelo”.
-John McGahem

  orgasmo erotico


“Nigromanta le esperaba para enseñarle, en primer lugar, a hacer como las lombrices, luego como los caracoles y finalmente como los cangrejos”.
-Gabriel García Márquez

 

“Y cuando sintió una mano que se deslizaba por entre las bragas bordadas de encaje, justo para desnudar sus riñones con precisión –pero tiernamente, con reverencia-, la idea que se le vino a la cabeza, es que estaba muy contenta de estar en Inglaterra y de aprender las costumbres británicas”.
-Helen Zhavi

 

“Dejé caer mi pelo sedoso sobre mis hombros y abrí mis muslos hacía mi amante… los cielos de invierno son fríos y bajos, con fuertes vientos y granizo helado. Pero cuando hacemos el amor debajo de nuestra colcha, hacemos tres meses de verano”.
-Tzu Yeh




Te puede interesar:

Top 10: Literatura erótica 

 

REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS