8 artistas cuya fama se debe a sus trastornos mentales

jueves, 7 de abril de 2016 11:58

|Julieta S



Los genios más creativos a veces son catalogados como locos sin control que buscan hacer todo para cambiar el mundo y la perspectiva en la que vemos las cosas. Todos intentamos ocultar nuestra locura para parecer "normales" en un mundo en el que todos simulamos. Nos convertimos en cuerdos llenos de estereotipos y contradicciones interiores, nos alarmamos ante cualquier signo o síntoma de locura.

Históricamente, las posesiones demoníacas han sido consideradas posibles en lugar de tratar eso que parece más viable, porque más vale una explicación sobrenatural a decir que algo malo ocurre en nuestra mente y con nuestra composición biológica. Cuando pensamos en un artista trastornado, la depresión es uno de los primeros estereotipos en aparecer, porque, claro, consideramos que la vida de artista los lleva a la inevitable tristeza de no saber cómo dirigir su vida.

Otros inmediatamente piensan en van Gogh o Munch porque ellos llevaron en su arte la penitencia de convertirse en hombres que no cumplían con los patrones establecidos por una sociedad: Pollock y Virginia Woolf, otros artistas que no resistieron el paso de los años y prefirieron terminar su vida: Woolf caminando hacia el mar, Pollock listo para morir alcoholizado con una severa depresión. Aquí algunos artistas que marcaron su obra de arte con los trastornos más dolorosos.


-
Miguel Ángel Bounarroti

miguel angel
El pintor, escultor y arquitecto que trascendió como uno de los mejores del Renacimiento, sufría de Trastorno Obsesivo Compulsivo. En su biografía aseguran que este genio dormía vestido con botas por miedo a contaminarse y éstas le trajeron muchos problemas de salud. No gustaba de estar con otras personas porque consideraba que si lo tocaban, podían transmitirle diferentes gérmenes, por lo que era un rechazado social. Además, sufría de enojos abruptos con aquellos que ofendían sus creencias y lo hacían considerar otras posibilidades.



-
Georgia O’Keeffe

georgia o keefe
Georgia O'Keeffe sufrió constantes periodos de depresión durante toda su vida. A los 46 años estuvo internada por síntomas de ansiedad y depresión que incluían constantes llantos y dejar de dormir o comer. Muchos atribuían sus malestares al estrés, pero sus biógrafos aseguran que era presa del miedo al fracaso público y a un tipo de rebelión contra el control absoluto de su esposo Alfred Stieglitz. 



-
Francisco de Goya y Lucientes

goya
Aunque muchos consideran que Goya sólo sufría de depresión profunda, en realidad los problemas mentales siempre lo atormentaron. Goya estuvo sufrió una enfermedad que muchos definen ahora como el síndrome Vogt–Koyanagi–Harada, mismo que lo dejó sordo, con ceguera parcial y dificultad al caminar, por lo que, de pronto, el pintor de la Cámara del Rey se aisló en una casa conocida como Quinta del Sordo.  

Algunos aseguran que esos periodos de locura y rebeldía fueron los creadores de impresionantes "pinturas negras" con brujas, oscuridad y demonios que mostraban lo absurdo e insignificante que pueden ser el hombre y la muerte, pero su depresión se transformó en etapas de alucinación y delirio. Temía a la locura porque algunos de sus familiares, como su tío y tía, habían padecido la pérdida de consciencia absoluta.


-
Ludwig van Beethoven


beethoven
Muchos aseguran que Beethoven no sólo sufría depresión, sino desorden bipolar. El músico también sufría alcoholismo, lo que eventualmente lo llevó a la muerte. El biógrafo de Beethoven, François Martin Mai, describe que el artista mostraba cambios repentinos de estado de ánimo que iban desde una increíble euforia hasta depresión que lo orillaba a pensar en el suicidio.



-
David Foster Wallace

david foster wallace

El escritor conocido por su obra "Infinite Jest", es considerado como uno de los talentos literarios más importantes de su generación. De acuerdo con el New Yorker, tenía una profunda depresión desde muy joven. Tres años antes de su suicidio dijo en un discurso en la Universidad Kenyon: "El suicidio, como muchos otros clichés, poco convincente y nada excitante, en realidad expresa una gran y terrible verdad. 
No es coincidencia que los adultos que cometen suicidio con armas de fuego casi siempre se pegan un tiro en la cabeza; disparan al órgano que lo controla todo. Y la verdad es que la mayoría de estos suicidios están hechos mucho antes de que tiren del gatillo".


-
Leonora Carrington

artistas con trastornos mentales

Cuando Max Ernst, su novio, fue apresado, los problemas con el dinero se hicieron cada vez más frecuentes. Leonora suplicaba y la angustia psicológica de la artista se hizo presente. Dormía poco, lloraba desconsoladamente, trabajaba sin parar: “Estoy desesperada y locamente enamorada de Max. Sigo pintando, pero sólo para no volverme loca. Quiero que únicamente viva para mí y conmigo. Quiero tenerlo siempre. Quiero estar en el mismo cuerpo que él…”. Huyó a España, pero un brote psicótico la invadió antes de llegar, razón por la cual tuvieron que internarla en un hospital durante seis meses.


-
Sylvia Plath

Sylvia Plath artistas famosos
El 11 de febrero de 1963, Plath abrió la llave del gas y metió su cabeza en el horno. Poeta, ensayista y feminista norteamericana. Desde pequeña mostró talento para la escritura, a los ocho años ya componía sus primeros versos, sin embargo, un trastorno bipolar severo la llevó a intentar suicidarse antes de los 17. Pudo graduarse con honores, pero mientras lo hacía, estuvo sometida a un nada grato tratamiento psiquiátrico. En 1962 se separó de su esposo, el también poeta Ted Hughes y un año después, cometió suicidio. Dejó dos niños menores y un legado único por el que recibió un premio Pulitzer póstumo. 


-
Vincent van Gogh

vincent van gogh artistas famosos

Van Gogh sufría esquizofrenia. Estuvo internado en el sanatorio mental de Saint-Rémy, las ansias y la tristeza lo convertían en presa de la desesperación. Por 12 meses sólo vio lo que había en el sanatorio y desarrolló cuadros intrépidos relacionados con su melancolía y algunas reinterpretaciones de Rembrandt, Delacroix y Millet. En su cuadro “Depresión”, pintó un hombre deshecho, con las manos sobre su rostro, llorando desconsolado, sin saber nada más que su dolor.



La locura y el arte están sumamente relacionados porque sólo los que no están en esta realidad, logran cambiarla. Nadie quiere tenerla, pero muchos de los genios vivieron con ella.



***
Te puede interesar:

10 pintores que sufrieron trastornos mentales

Musicos que han padecido trastornos mentales

*
Fuentes: 

Scientific american

Revista UNAM

MNN





TAGS: reciente
REFERENCIAS:
Julieta S

Julieta S


  COMENTARIOS