Cómo tener una vida de amor sin etiquetas ni restricciones según Egon Schiele

viernes, 14 de abril de 2017 17:17

|Diego Cera



el abrazo egon schiele

¿Puede el ser humano llegar a la perfección?

De todas las figuras que aparecen en los antiguos textos alquímicos, una de las más notables es Rebis, la representación del ser creado por Dios a su imagen y semejanza. Contrario a lo que dicta la tradición judeocristiana, el primero de los seres que hizo el Creador para poblar la Tierra fue un ser cuya perfección radicaba en su carácter de hermafrodita que lo volvía poderoso e imponente, justo como aquél que lo había traído al mundo.

Rebis como tener una vida de amor

Al ver esto, Dios no se sintió del todo conforme con su creación, ya que la idea de que existiera alguien con el mismo poder que él no le pareció del todo buena; así que decidió partir a Rebis en dos con el fin de crear seres imperfectos con la posibilidad de reproducirse para poder poblar el planeta. Sin embargo, quedó en ellos el recuerdo de la perfección que constantemente han tratado de alcanzar para recuperar ése dejo de divinidad que les fue arrebatado.

Esta búsqueda de la perfección en lo neutral parece ser algo que cautivó a varias culturas del mundo antiguo; como ejemplo tenemos el amor que supuestamente surgió entre Patroclo y Aquiles quienes, de ser cierta esta interpretación, no se sentían atraídos por su fuerza masculina o por la ferocidad que presentaban en combate, sino por sus hermosas figuras que no correspondían a las de un guerrero, sin embargo, tampoco eran las de una doncella.

patroclo como tener una vida de amor

Siguiendo esta idea, es posible creer que el ser humano sigue buscando ese carácter divino que le fue arrebatado por un Dios egoísta y temeroso de que alguien más pudiese ostentar su mismo grado de incorruptibilidad. No obstante, al no poder llegar a su objetivo, se conforma con encontrar a alguien que pueda complementar esa falta de sí mismo: su otra mitad; es por ello que el hombre se enamora y se incorpora a otro cuerpo para que, al menos por un instante, vuelva a sentirse Rebis.

portarretrato egon schiele
De esta manera, la fijación por la perfección lleva a las personas a buscar en sus parejas a ese ser neutral que  aporte a sus vidas un poco de divinidad y como siempre, eso puede verse reflejado en el arte; específicamente con el trabajo pictórico de Egon Schiele, cuyas pinturas no representan cuerpos, sino figuras; manifestaciones puras de la belleza humana prácticamente carentes de toda etiqueta que les permita ser completamente libres.

desnudo como tener una vida de amor mujer sentada como tener una vida de amor

mujer de verde egons chiele

Con estas representaciones, es correcto creer que el pintor pensaba en la pureza del amor a partir de ésa falta de etiquetas, incluso de las que se considerarían básicas en una relación socialmente convencional; es decir, femenino y masculino. Entonces, Schiele crea un diálogo con sus espectadores transmitiéndoles la idea de que la belleza absoluta y, por lo tanto, el verdadero amor, se encuentra más allá de las etiquetas y ataduras a las que nos sometemos diariamente.

espejo como tener una vida de amor
mujer reciclada wgon schiele
cabello negro como tener una vida de amor

Gracias al apego constante hacia la dualidad, la gente permanece errante buscando aquello que cree perdido, sin imaginar que alejándose de toda marca de identidad, la eterna búsqueda de alguien que logre complementarle podría encontrar su fin. En ese momento ya no existirían complementos sino compañeros que caminan juntos hacia la perfección material y espiritual.

egon como tener una vida de amor egon como tener una vida de amor auto como tener una vida de amor

La sensualidad dentro de sus trazos hace que nos enamoremos de la figura representada en el cuadro sin importar la identidad del protagonista de éste; de hecho, en algunos casos sería imposible develar el carácter de la entidad plasmada en los dibujos del autor, de no ser por el título de las obras. Si comparamos "Retrato de una mujer" de 1912 con cualquiera de los autorretratos que Schiele hizo durante toda su trayectoria, podremos encontrar que los rasgos entre ambos individuos guardan cierto parecido.

retrato de una mujer como tener una vida de amor
autorre como tener una vida de amor

Hasta algún punto, la idea de transportar a la vida cotidiana este discurso de neutralidad que Egon Schiele maneja durante toda su obra, podría llevarnos a comprender mejor el mundo desde un plano en el que las etiquetas quedan totalmente invalidadas. Así, libres de prejuicios, las personas serían capaces de ver la perfección de la que fueron despojados, encontrándola no sólo en los demás sino en sí mismos; puede decirse que sólo sabiéndose neutrales, los seres humanos pueden darse cuenta de su calidad divina.


egon schiele 1914

*
Fuente

Carmona Escalera, Carla (2010) El cuerpo femenino en las obras de Egon Schiele y de Gustav Klimnt. Dos concepciones de la mujer en imágenes. Thémata. Revista de Filosofía, 46. 667-673.


REFERENCIAS:
Diego Cera

Diego Cera


  COMENTARIOS