PUBLICIDAD

ARTE

El cuadro de Picasso que estuvo perdido durante 20 años

Valorado en 25 millones de euros, este cuadro retorna al mercado legal después de 20 años de haber sido robado.

El arte ha visto nacer todo tipo de profesiones a su alrededor, algunas bastante lógicas como los representantes de arte y otras inesperadas como los detectives e investigadores cuya labor es rastrear las obras que han sido robadas. 

Ese es el trabajo de Arthur Brand, quien rastrea todo tipo de obras de arte en el submundo del mercado negro y de los vendedores de antigüedades quienes en ocasiones suelen aprovechar la ignorancia de algunos para vender la mercancía robada. Él hasta el momento ha recuperado hasta 150 millones de euros en obras… sin incluir los 25 millones del valor del Busto de mujer de Picasso. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lee más: 4 robos de obras de arte más espectaculares de la historia

Este Retrato de Dora Maar —como también es conocido—, quien era una artista francesa y también amante del malagueño, fue pintado en 1938, un año después del mítico Guernica, y era parte de la colección privada del artista, por lo que no contaba con firma ni otro indicador de su procedencia más allá del icónico estilo cubista de Picasso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una serie de dueños legítimos

Al tratarse de un cuadro de la colección privada de Picasso, éste tan sólo comenzó a circular en el mercado de arte cuando sus herederos lo vendieron a la Galería Pace, en Nueva York. Posteriormente, el jeque saudí Abdul Mohsen Abdulmalik lo compró en 1980 y lo colocó en su yate, llamado Cora Island. Años después del robo, el cuadro fue intercambiado un par de veces a manera de pago en especie y hasta vendido a empresarios que desconocían que se trataba de una obra robada… hasta que Brand lo localizó y pasó a manos de la aseguradora que en su momento recompensó al queje Mohsen por 4 millones de dólares. 

Lee más: Grandes obras de arte que siguen desaparecidas

La historia de un robo

El robo ocurrió un 11 de marzo de 1999, precisamente cuando su yate estaba en plena redecoración por lo que las cámaras de seguridad estaban desconectadas y el arte del yate a la merced de cualquiera que tuviera la oportunidad de entrar al yate y extraer la pieza artística. Eso fue lo que en esencia ocurrió y a pesar de que en el interior de la embarcación había otras obras también de Picasso y de Matisse, sólo el Busto de mujer fue robado.

El jeque lanzó una recompensa de 400 mil euros, sin embargo, nadie respondió y pronto el saudí debió contentarse con el pago de la aseguradora. Lo cual, ahora que ha sido encontrado lo pone en ventaja. El robo y la desaparición del cuadro han hecho que su valor incrementara exponencialmente, no obstante, a pesar de su valor actual, la aseguradora está obligada a ofrecerle primero al jeque el cuadro por la cantidad de 4 millones, por lo que hasta ahora sigue siendo un misterio qué decidirá, si aceptará la oferta o si el Busto retornará al mercado de arte. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Conoce más sobre Picasso y otros robos de arte reconocidos:

Picasso: el #10YearChallenge más extremo en la historia del arte
18 de marzo: el día que ocurrió el robo de arte más impactante de la historia
Lo que tienes que saber para conocer la obra de Pablo Picasso

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD