PUBLICIDAD

ARTE

12 esculturas malditas que perturbaran tu mente

Es muy difícil imaginar qué pasaba por la mente de estos artistas cuando crearon estas obras de arte.

El arte es un maravilloso portal a la psique humana, de aquí que existan creaciones tan maravillosas y sorprendentes que no son más que el reflejo del propio talento de sus creadores y el contexto histórico en el que fueron creadas. Sin embargo, muchos artistas han aprovechado su talento para ilustrar sus más profundas pesadillas. Las siguientes esculturas son una muestra de este planteamiento, algunas se acompañan de mitos y leyendas, mientras que otras solo representan monstruos terroríficos.

Edward L.A. Pausch, Black Aggie

Una escultura que decora la tumba del general Felix Agnus en el cementerio Druid Ridge de Pikesville, Maryland en Estados Unidos. Fue instalada en 1926 y su aspecto sombrío ha sido relacionado con muchas leyendas urbanas relacionadas con fantasmas y brujería. Al punto de que se hizo un referente entre turistas y practicantes de la magia negra, por lo cual la familia decidió donarla al museo Smithsonian.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Horror Adicts

Etsuko Miura

Las muñecas son uno de los símbolos de amor y afecto de la infancia. Pero Etsuko Miura, las convierte en objetos de terror. Demacrados, perforados con herramientas quirúrgicas y cubiertos de puntos, se asemejan a los crueles experimentos de un científico loco. Si bien pueden parecer pequeñas en las fotografías, las figuras son en realidad de tamaño natural, lo que hace que su tormento sea más sorprendente al observarlas directamente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Taringa

Ricardo Bellver, Fuente del Ángel Caído del Parque del Retiro de Madrid

En uno de los puntos más famosos de Madrid, el parque del Retiro, entre múltiples esculturas, destaca una: la Fuente del Ángel Caído, una estatua que representa al diablo y su expulsión del cielo. Además, curiosamente se encuentra a 666 metros sobre el nivel del mar. Aunque se supone que esto es mera casualidad, existen muchas teorías que afirman que ahí mismo se encuentra la puerta al infierno.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Wikimedia Commons

Emil Melmoth, Stranded Kids

El artista mexicano Emil Melmoth presenta un constante espectáculo por lo bello y lo horroroso. Los cuerpos desfigurados, desmembrados y cosidos, son un estandarte que demuestra las creencias del artista que dictan que deberíamos aceptar la muerte en vida. En la escultura Stranded Kids se asemeja una descendencia infernal, sus cuerpos encogidos y descompuestos inspiran simpatía y horror.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Xataka

La mujer de Lemb

Fue desenterrado en 1878, pero su origen se encuentra más de tres mil años atrás; la antigua estatua de piedra caliza fue originalmente apodada "La Mujer de Lemb" en honor a la ciudad en la nación isleña mediterránea de Chipre donde fue descubierta. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Su primer propietario Lord Elphont, junto con otros seis miembros de su familia, murieron los seis años posteriores a la obtención de la reliquia. Después fue comprada por un hombre llamado Ivor Manucci, él y su familia murieron cuatro años después de la llegada de la escultura. Lo mismo paso con el tercer propietario de la estatua, Lord Thompson-Noel. Se dice que el último comprador privado fue Sir Alan Biverbrook, quien murió junto con su esposa y dos hijas en un lapso corto de tiempo, después fue donada al Museo Real en Edinborough, Escocia, donde su curador murió misteriosamente un año después de manipularla.

Foto: The Gipsy Thread

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sarah Sitkin

Usando silicona, látex y yeso, Sitkin esculpe bultos de carne blanda y deformada que parecen supurar y reventar ante nuestros ojos. También viste estas creaciones con sus propias prendas de vestir, creando zombis mutantes que alteran la línea entre los vivos y los muertos.

Foto: Revista Bifrontal

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Luciano Garbati, Medusa

Este trabajo ha sorprendido a muchos admiradores del arte debido a la brutalidad del concepto y la figura de la estatua, que además aborda la perspectiva del mito de Medusa desde una perspectiva muy diferente. Se trata de cuestionar la caracterización del mito y personaje griego de Medusa como un monstruo, señalando que fue una mujer violada, maldecida y asesinada. El artista propuso una perspectiva donde Medusa le ganó a Perseo y utilizó su cabeza como trofeo. Lo más desconcertante es que esta escultura muestra en Medusa una expresión sumamente realista y desafiante, además de la siniestra cabeza recién cortada de Perseo.

Foto: Twitter Luciano Garbati

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sarah Best, Stand Up

La artista Sarah Best esculpe partes del cuerpo femenino para destruir la idea de un cuerpo "completo". La estatua se titula con humor, Best le da al espectador una sensación que le revuelve el estómago. Tal vez meditar en un arte de terror corporal tan brillante sea la manera perfecta de superar esas aprensiones innatas de la muerte.

Foto: Scene360 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Herman Matzen, Angel of Death Victorious

Esta singular escultura se encuentra en la tumba de Francis Haserot, en el cementerio Lake View de Cleveland en Ohio, Estados Unidos. Se trata de un ángel de bronce en tamaño natural, sin embargo, esta escultura ha sido tan afectada por las lluvias y condiciones climáticas provocando una reacción en el metal, dándole a la escultura un aspecto realmente tenebroso, en el que parece que el personaje se encuentra llorando lágrimas negras.

Foto: Caliope

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Arpad Slancik

El horror corporal se encuentra en la obra del artista serbio Arpad Slancik. Las criaturas altas y largas de Slancik están conectadas y abiertas con artilugios de aspecto doloroso; sus gritos de boca ancha y sus extremidades horriblemente largas exageran sus expresiones de dolor. La imagen del acero empujando la "piel" de las esculturas produce una ansiedad visceral por la falta de resistencia del cuerpo contra la brutalidad de las máquinas. Además el artista suele instalar sus esculturas en edificios abandonados y contra paredes de cemento olvidadas así, se aumenta la incomodidad y alienación del espectador.

Foto: Jaque al arte

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Steve Badanes, Fremont Troll

Un gran atractivo en Seattle es esta monumental escultura instalada debajo de un puente. Se trata de un enorme troll devorador de autos, incluso en su mano izquierda se puede ver un Volkswagen Sedan. Es muy común ver a turistas tomándose fotos con esta escultura, pero los rumores locales también afirman que suelen ocurrir eventos paranormales a altas horas de la noche.

Foto: Travel Leisure

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hombre dividido

Victor's Way en el condado de Wicklow, Irlanda, no es un jardín cualquiera. Después de pasar por un túnel negro bordeado de púas, se encontrará con una serie de esculturas alarmantes. Por ejemplo, Hombre dividido, ilustra a un hombre que grita mientras una espada le corta la cabeza en dos. La violencia y la tristeza de esta escultura resulta realmente desconsoladora.

Foto: Scene360

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te podría interesar:

La lanza que atravesó a Cristo y se convirtió en la obsesión de Hitler

El cementerio europeo en el que los muertos son pintados con humor

La escultura del diablo que fue remplazada por ser demasiado sensual y aún es adorada

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD