PUBLICIDAD

ARTE

Leonora Carrington: La pintora surrealista que huyó a México para ser artista

La vida de Leonora Carrington: desde sus escapes de la guerra y los hospitales psiquiátricos, hasta su obra y la importancia de esta en el movimiento surrealista.

Leonora Carrington es una de las pintoras más importantes del surrealismo. Su trabajo artístico en literatura, pintura y escultura la llevó a ser considerada una de las principales exponentes de esa corriente, una que estuvo llena mujeres que plasmaron criaturas mitológicas, crítica política, sueños, miedos y las exploraciones de su propio subconsciente. El pasado de Leonora terminó por traerla a México para refugiarse no solo de los horrores de la guerra, sino también de una sociedad que condenaba a las mujeres que se salían de lo convencional.

La pintora, nacionalizada mexicana, nació en Lancashire, Inglaterra el 6 de abril de 1917. Aunque creció dentro de una familia aristocrática y en una gigantesca mansión del pueblo de Chorley, con la mejor formación académica que una joven de la época podía recibir, Leonora Carrington Moorhead se sentía atrapada por las convenciones sociales y lo que se esperaba de ella como mujer y de su futuro. Después de todo, desde niña y gracias al contacto con la mitología celta y su educación irlandesa, Leonora se sentía atraída hacia criaturas mágicas de este mundo: gnomos, duendes y fantasmas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿En dónde estudió Leonora Carrington?

La fascinación de Leonora Carrington por lo sobrenatural la llevó a tener sus propias experiencias de contacto con los seres mágicos. Ya sea que fueran producto de su imaginación o verdaderos encuentros paranormales, estos le valieron ser expulsada de su escuela, el Santo Sepulcro. Pasó por distintas instituciones, en las que no duraba mucho porque la educación que recibía era incompatible con su espíritu libre y creativo.

En la primera mitad del siglo XX aún se esperaba que todas las mujeres fueran educadas para el matrimonio, pero ella halló en la escuela la inspiración para el resto de su vida artística. En Florencia, Italia estudió en Miss Penrose School for Girls y fue ahí mismo, en la cuna del Renacimiento, que ella descubrió su amor por el arte y los museos. Meses después fue enviada a París para estudiar en una “finishing school”, que era, básicamente, una academia para enseñar buenos modales y otros roles de género a las mujeres antes de casarse.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, París también era y continúa siendo un semillero de arte y contracultura. Leonora Carrington estudió allí los fundamentos de la pintura realista y, más tarde, se mudó a Londres para estudiar en la Ozenfant de arte. Fiel a su espíritu libre, más tarde habló sobre esa época de su vida en estos términos: “No tuve tiempo de ser la musa de nadie. Estaba demasiado ocupada rebelándome contra mi familia y aprendiendo a ser artista”. En la Ozenfant también conocería a uno de los personajes que cambiarían el rumbo de su vida: Max Ernst.

¿Quién fue Max Ernst y cómo conoció a Leonora Carrington?

Max Ernst es considerado uno de los principales exponentes del surrealismo y habría sido él quien introdujo a Leonora Carrington, quien ya tenía el espíritu surrealista desde niña, a ese movimiento. Ella misma lo explicó más tarde: “Aprendí mucho de él y me liberé, pero yo pintaba y escribía desde que tenía cinco años, seguramente cosas horribles, pero finalmente nací con mi vocación y mis obras eran solamente mías”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Max y Leonora se conocieron en Londres y después se reencontraron en un viaje a París. Esa ciudad fue, nuevamente, muy importante para la artista en la que se convertiría la joven Leonora: ahí conoció a André Breton, a Joan Miró, a Picasso y a Dalí. Los hombres dominaban el surrealismo, pero ella y otras mujeres artistas de la época, como María Izquierdo, Frida Kahlo y Dorothea Tanning lo reclamarían y lo harían suyo. De hecho, fue ahí donde conoció a Remedios Varo, otra importante exponente del surrealismo que llegó ahí a vivir en 1937 con Benjamín Péret.

Leonora Carrington y Max Ernst se conocieron cuando ella tenía 20 años. Él tenía 47 y seguía casado con su segunda esposa, pero al poco tiempo se fue a vivir con Leonora a una casa de Saint-Martin-d’Ardèche, en Francia. La familia de ella no aprobaba su relación con el artista: no solo por la diferencia de edad y los matrimonios previos de él, que ya eran temas cuestionables incluso en esa época; también porque no estaban de acuerdo con el rumbo artístico que Leonora había decidido seguir.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Había pasado solamente un año de que la pareja viviera junta en Saint-Martin-d’Ardèche, cuando inició una persecución hacia Max Ernst por su origen alemán, a pesar de sus ideas antifascistas. Él fue llevado a un campo de concentración en Des Milles y ella, que atravesó por la difícil experiencia de ver a su pareja encarcelado y por la invasión nazi, huyó a España.

¿Por qué huyó Leonora Carrington?

Aunque escapó a España para alejarse de las hostilidades políticas que se vivían en Francia, Leonora Carrington vivió ahí una de las épocas más difíciles de su vida. Sus padres, al ver los problemas psiquiátricos que le provocaron el encierro de Max Ernst y la Segunda Guerra Mundial, no la apoyaron ni arroparon. Por el contrario, la encerraron en un hospital psiquiátrico de Santander, donde fue víctima de múltiples abusos. Años después, al recordar ese episodio oscuro de su vida en su libro Memorias de abajo, Leonora relató lo siguiente:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“No sé cuánto tiempo permanecí atada y desnuda. Yací varios días y noches sobre mis propios excrementos, orina y sudor, torturada por los mosquitos, cuyas picaduras me pusieron un cuerpo horrible; creí que eran los espíritus de todos los españoles aplastados, que me echaban en cara mi internamiento, mi falta de inteligencia y mi sumisión”.

En 1941, la artista aprovechó la oportunidad que tuvo de escapar del encierro durante un viaje a Lisboa. Su padre pretendía encerrarla en una nueva institución psiquiátrica contra su voluntad, pero ahora en Sudáfrica. Cuando la cuidadora que la acompañaba se descuidó, Leonora tomó el primer taxi que pudo a la embajada de México en Portugal y se refugió ahí. Poco después conoció al poeta Renato Leduc: otro personaje crucial en la historia de su vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo escapó Leonora Carrington de Europa?

Leonora Carrington había huido de la guerra y del encierro al que pretendían someterla sus padres. Ahora Renato Leduc intentaba ofrecerle su ayuda para salir de Europa, pero ambos se topaban con múltiples obstáculos burocráticos. La solución final fue que Leonora Carrington y Renato Leduc se casaran, y así lo hicieron.

Como esposa de Renato Leduc, Leonora ahora podía entrar sin ningún impedimento a Estados Unidos y a México. Fue así como llegaron a Nueva York y vivieron en esa ciudad durante un año.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué pasó con Max Ernst?

Max Ernst y Leonora Carrington perdieron el contacto cuando él fue detenido y ella fue encerrada en el hospital psiquiátrico español. Mientras ella retomó su vida amorosa con Renato Leduc para lograr escapar de Europa, Max Ernst logró hacer lo mismo con Peggy Guggenheim, la famosa coleccionista de arte neoyorquina: gracias a ella logró huir a Nueva York, donde se reencontró con Leonora.

No obstante, los encuentros fueron breves. Peggy Guggenheim no quería que Max Ernst frecuentara a su expareja y, por esa razón, Leonora Carrington tomó la decisión de alejarse definitivamente de él. Se dice que Ernst nunca superó realmente a Leonora y, a lo largo de su obra, hay múltiples referencias y detalles de su relación con la artista, lo que implica que en realidad nunca la olvidó.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo llegó Leonora Carrington a México?

Después de su breve estancia en Nueva York, Leonora Carrington llegó a vivir a México en 1942. Fue en este país donde vivió hasta su muerte en 2011.

En 1943, Leonora Carrington se divorció de Renato Leduc. Al año siguiente en casa de Katy Horna, otra importante artista surrealista, conoció a quien se convertiría en su segundo esposo: el fotógrafo húngaro Emérico Weisz. Con él tuvo dos hijos, Gabriel y Pablo, y una vida que le permitió, finalmente, frecuentar a otros artistas que se encontraron en el exilio en México, entre ellos su gran amiga Remedios Varo, Benjamín Péret, Alice Rahon y André Breton.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En la década de los 80, Leonora Carrington comenzó a dedicarse a fundir figuras de bronce con personajes y motivos alquímicos y de criaturas fantásticas, como los que ya había abordado ampliamente en su obra pictórica. Gran parte de sus esculturas están exhibidas en el Museo Leonora Carrington, en San Luis Potosí.

¿En dónde está el museo de Leonora Carrington?

El Museo Leonora Carrington tiene dos sedes en el estado de San Luis Potosí, en México. Una parte del museo se encuentra en la ciudad de San Luis Potosí y otra en Xilitla, donde también se encuentran Las Pozas, el Castillo Surrealista de Edward James. El museo fue inaugurado en 2018 y la colección fue donada por el hijo de Leonora, Pablo Weisz Carrington.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Leonora Carrington y el feminismo

A lo largo de su vida, Leonora Carrington vivió distintos cautiverios de las mujeres como los que describe Marcela Lagarde. En primer lugar, porque se esperaba que viviera una vida de madresposa desde que era muy joven, en lugar de seguir la vida de artista que ella deseaba. También fue presa, pues la encerraron contra su voluntad para impedir que siguiera sus impulsos artísticos, con el pretexto de otro cautiverio: el de ser “loca”. Durante la primera mitad del siglo XX, aún era común que se encerrara en instituciones psiquiátricas a las mujeres que no cumplían con los roles de género que se esperaban de ellas.

Ya mencionamos la famosa frase de Leonora Carrington en la que asegura que no tuvo tiempo de ser la musa de nadie, pues estaba demasiado ocupada rebelándose contra su familia e intentando ser una artista. Sobre eso, ella también llegó a hablar del machismo dentro del movimiento surrealista: “Aunque me gustaban las ideas de los surrealistas, André Bretón y los hombres del grupo eran muy machistas”, dijo en entrevista con la periodista Silvia Cherem en 2004. “Solo nos querían a nosotras como musas alocadas y sensuales para divertirlos, para atenderlos”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo murió Leonora Carrington?

Leonora Carrington murió el 25 de mayo de 2011 a la edad de 94 años, a causa de una neumonía, en un hospital de la Ciudad de México. Leonora no soportaba a la prensa ni a los fotógrafos y el día de su funeral no fue la excepción: la despidieron en un velatorio del Pedregal, sin homenajes de cuerpo presente ni fotografías.


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD