Los guardianes olvidados por la civilización

lunes, 9 de mayo de 2016 8:06

|Luz Espinosa




La inmediatez por las nuevas tecnologías, en conjunto con la cultura de consumo heredada de la globalización, hace que la concentración de los recursos sea en las grandes urbes, por tanto, en un país como México, reconocido por la desigualdad en la distribución de los bienes entre sus habitantes, la periferia se convierte en el centro de lo “no útil”, con una estética e identidad propias del uso y desecho.

casa vacía

La periferia se entiende a partir de un sentido geográfico que la vincula con la organización urbana. Es el perímetro que circunda un núcleo o una zona determinada, la región en el cinturón de las grandes concentraciones urbanas.

Estas zonas se distinguen por su condena constante de construcción y destrucción, donde las familias entierran ilusiones, escombran sueños y pierden la esperanza de tal manera que todo el tiempo parece estar en ruinas, en ese devenir de materiales baratos de construcción, la historia y las personas que la habitan y abandonan al transcurrir del tiempo y de su cotidianidad.

periferia


En los países subdesarrollados, generalmente a la periferia se le asocia con la pobreza y la delincuencia por el abundante establecimiento de barrios y viviendas que carecen de infraestructura y servicios en comparación con los asentamientos en el corazón urbano.

La periferia se reconoce como el gran dormitorio de la ciudad, pero, también, como el depósito de la cultura del desecho. Joaquín Flores (Estado de México, 1989) puso sus pies En el borde para atisbar la historia contemporánea que toma forma en cada objeto reducido a escombro y depositado en la periferia de la ciudad.

periferia


Joaquín Flores es un joven pintor mexicano; con su serie En el borde propone una reflexión sobre la relación entre los individuos con su entorno, en específico con la periferia. El aspecto desolado que cubre estas zonas hace sombra en la vida de sus habitantes quienes, para el pintor, van poco a poco en detrimento hasta que caen en el olvido, como los objetos que llegan a la periferia.

unspecified

Creando una reflexión sobre la relación entre los individuos y su entorno, Joaquín  plasma un paisaje erosionado por el constante cambio y el abandono es habitado por cuerpos deteriorados y personajes psicológicamente alterados: Perros callejeros, personas vagando por caminos de terracería, reptiles e insectos que se confunden con juguetes tirados en terrenos baldíos y que hacen de pequeños guardianes entre los escombros de la civilización. 

periferia de las ciudades


Con la intención de acercarse a las ruinas que circundan las ciudades y que para muchos pasan desapercibidas, esta serie es una visión sobre el paso del tiempo que va dejando detrás de si consecuencias irremediables: una cultura del desecho, en la que los objetos de consumo y las modas que cambian de forma convulsiva se convierten en basura a la orilla de la ciudad y las carreteras.

Hombre periferia


Joaquín Flores es egresado de la ENPEG “La Esmeralda”. Ha participado en diversas exposiciones colectivas en la ciudad de México (Zócalo, Centro Cultural Border, Galería central del Cenart), Guanajuato y Durango, además de formar parte en Affordable Art Fair en la sección Talento Joven (2013). En 2014 y 2015, participó en el Encuentro Nacional de Arte Joven, en estado de Aguascalientes. 

Joaquín Flores

Este año el trabajo al óleo del artista mexicano tendrá una exposición en CC186. Muy pronto te daremos más información.

TAGS: Pintura
REFERENCIAS:
Luz Espinosa

Luz Espinosa


Editor de plataforma

  COMENTARIOS