PUBLICIDAD

ARTE

¿Por qué quieren prohibir el arte que hace la Inteligencia Artificial?

Una obra realizada por una Inteligencia Artificial ganó un concurso de arte y desató un debate en la comunidad artística.

En el estado de Colorado, en Estados Unidos, se llevó a cabo una feria de arte en la que anualmente participan decenas de artistas con sus mejores trabajos. Por primera vez en la historia, el primer premio se lo llevó un hombre que se apoyó de la Inteligencia Artificial para crear su obra, ‘Théâtre D’opéra Spatial’. Aunque él asegura que fue completamente legal, otros artistas no están tan seguros de eso: ¿Qué tan válido es usar un software para crear una obra ganadora?

Jason M. Allen, el ganador del concurso, usó un programa llamado Midjourney para crear parte de su obra. Desde que registró su trabajo para el concurso, Allen hizo público que este había sido realizado con el apoyo de Midjourney, por lo que él asegura que no hizo trampa y su proceso creativo estuvo claro desde el inicio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por otra parte, la comunidad artística dice que se trata, básicamente, de una forma de plagio. Recordemos que la Inteligencia Artificial no crea nuevas imágenes desde cero, sino que se alimenta de otras para lograrlo. Así, ‘Théâtre D’opéra Spatial’ no es una obra que haya salido únicamente de la mente del artista, sino también de un montón de algoritmos.

Algunos artistas buscan que se prohiba, o al menos se regule, el uso de la Inteligencia Artificial en los concursos de arte. Otros creen que Midjourney y otros programas no son diferentes a usar Photoshop para ilustrar. Después de todo, las nuevas tecnologías en el arte han desatado debates desde que comenzaron a existir las cámaras fotográficas (que Charles Baudelaire incluso calificó como “enemigas” del arte).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Uno de los problemas éticos de la Inteligencia Artificial en el arte está en la autoría de las obras. Como en el caso de DALL-E y DALL-E Mini, es posible crear cualquier imagen en el estilo característico de artistas como Picasso o Vincent Van Gogh. Entonces, ¿a quién pertenece una obra así? ¿Al artista que usa la IA? ¿A los artistas de quienes se tomó el estilo para hacer cosas nuevas? ¿A un programa? Si el software se alimenta de cientos de imágenes que ya existen, ¿dónde está el crédito para quienes hicieron ese arte en el que la IA “se inspiró”? Es un interesante problema actual en el arte y la tecnología... y solo el futuro nos dirá las respuestas.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD