La artista que se reconstruyó quirúrgicamente el himen para volver a ser virgen

20 de abril de 2017

|Diego Cera




¿Qué harías si te despertaras sabiendo que a partir de mañana te espera el peor destino del mundo?

Cada año miles de mujeres alrededor del planeta tienen que enfrentarse a eso no como una simple pregunta, sino como una realidad que tienen que asumir después de haber vivido un episodio traumático que las acompañará durante el resto de sus días.

En ocasiones, estos suplicios son disfrazados como tradiciones milenarias a las que debe someterse toda mujer al llegar a cierta edad; sin embargo, pensar que cualquier creencia está por encima de la decisión que alguien tiene sobre su cuerpo es una idea absurda, incluso tomando en cuenta los principios antropológicos en los que se estipula la imposibilidad que un individuo tiene de juzgar los usos y costumbres de los lugares que visita.

faja  regina jose galindo

Organizaciones de todo el mundo se han empeñado en parar prácticas como la mutilación genital en África Occidental o el planchado de pechos al que muchas niñas son sometidas en Camerún con el propósito de que no atraigan a ningún muchacho y así ellas puedan concluir con sus estudios; sin embargo, debido a las cuestiones antropológicas antes mencionadas, algunas personas siguen cruzadas de brazos mientras miles de mujeres sufren todos los días.

Pero no es necesario pensar en otro continente para hablar de violencia en contra de la mujer, en países latinoamericanos como Guatemala, tras haber vivido bajo la sombra de la guerra durante casi cuatro décadas, las agresiones en contra del prójimo se normalizaron tanto que las violaciones y demás actos brutales en contra de las mujeres se volvieron cosa de todos los días. Afortunadamente, el pueblo ha comenzado a tomar acciones en contra de este precario modo de asumir la vida y voces como la de Regina José Galindo se levantan de entre los escombros para alzar el puño en contra de la opresión.



"El feminicidio tiene relación con la guerra que sufrimos durante 36 años en la que el cuerpo de las mujeres se trató de las formas más perversas, con todo tipo de vejaciones y torturas".



Utilizando el body art de los sesenta para expresarse, esta artista relaciona problemas de género con cuestiones políticas de su país asumidas desde la corporalidad. Piezas como "Perra" de 2005 en la que la artista graba esta palabra con un cuchillo en su muslo, denuncian esa violencia que, aunque algunos creen inocente por sólo expresarse por medio del lenguaje, queda grabada en la memoria de quienes tienen que enfrentarla diariamente.

perra regina jose galindo

Atendiendo a la violencia e indiferencia por parte del gobierno, Galindo realizó en 2006 el performance "Limpieza Social" en el que chorros de agua, como los usados por la policía durante las manifestaciones, golpeaban constantemente su cuerpo. Como si esa agua fuese a eliminar toda ideología de la mente de los manifestantes; y es que finalmente, de eso se trata el arte de la performer guatemalteca, manifestarse para que la gente pueda darse cuenta de lo que está pasando justo frente a sus ojos y que, aveces por falta de empatía, deciden ignorar.

"Yo no busco provocar, ni realizar un arte transgresor. Sólo trato de generar empatía, que es el canal para llegar a un acercamiento al espectador y un cambio de percepción de la realidad".

Regina Limpieza regina jose galindo

Otro de sus actos más famosos es el de 2004, cuando como parte de "Himenoplastia", se sometió a una reconstrucción de himen y a un estrechamiento de vagina para "volver a ser virgen", esto para poner en evidencia el peso que la sociedad le ha dado a la sexualidad femenina en relación con la virginidad.



La violentas imágenes generadas a través de obras como "Himenoplastia" crean un diálogo entre los principios del Body Art y la realidad a la que se someten muchas personas. Es por eso que Galindo presenta estas imágenes con toda la crudeza que conllevan, ya que no sirve de nada atenuar el impacto de una acción que se manifiesta en contra de algo que es aún más agresivo y que la sociedad se empeña en esconder.

Visto desde un punto más generalizado, el hecho de que artistas como Regina José Galindo estén prestando su arte para darle voz a aquellos que sufren algún tipo de violencia, es una excelente señal de que el mundo por fin se está sensibilizando acerca de estos temas; es por eso que promover el trabajo de estos creadores es necesario para llegar a una pronta reconciliación social que repudie, de una vez por todas, cualquier acto que atente contra la vida y la integridad de cualquier individuo.

*
Fuentes

El País
Feminicidio.net
Muy Interesante


Guardar
REFERENCIAS:
Diego Cera

Diego Cera


  COMENTARIOS