PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Carta a mi familia para el día que todo vuelva a la normalidad

Superaremos este mal momento y cuando nos veamos cobraremos todos esos abrazos que no nos dimos durante estos meses.

Nunca había pasado tanto tiempo sin vernos, tantas semanas estando separados, sin abrazarnos y sin compartir la mesa de la comida. Nunca habíamos estado tanto tiempo sin reírnos juntos en el mismo lugar, sin buscar un pretexto para vernos por lo menos unas horas. Nunca nos habíamos separado por tanto tiempo, sin embargo, sabemos que es lo mejor para mantenernos a salvo y si estar lejos es la manera en como nos podemos cuidar, entonces tomo los riesgos, porque si algo quiero, es que ustedes siempre estén bien.

Abuelos, sé que les duele no tenernos a todos en su casa como cada fin de semana, pero es necesario para cuidar de ustedes. Primos y tíos, sé que hace falta platicar para aconsejarnos y escuchar la opinión de todos, pero por ahora sólo podremos hacerlo por videollamada para no poner nuestra salud en riesgo. Es complicado, pero es lo mejor. No somos la única familia que está atravesando por esta tristeza, el mundo entero lo está haciendo porque lo que está sucediendo lo necesita para detenerse, para que nosotros podamos abrazarnos de nuevo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No nos hemos desunido, sólo nuestros cuerpos se encuentran separados, pero nuestros corazones jamás. No nos hemos desunido y ni lo vamos a hacer, sólo es necesario que mantengamos distancia por un tiempo por nuestro bien, pero podemos seguir hablando, mandarnos mensajes, hacer videollamadas, tener una reunión virtual para que no nos sintamos solos, para que no sintamos que nos hemos separado del todo.

Tengamos paciencia, esto acabará antes de que nos demos cuenta y entonces, por fin, podremos abrazarnos y volver a estar todos juntos. Ahora la distancia es lo único que puede protegernos y está bien porque debemos mantenernos sanos para cuando nos encontremos de nuevo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es doloroso, es verdad, pero valdrá la pena. Mientras, cuídense mucho, protéjanse y no olviden que como familia saldremos juntos adelante. Superaremos este mal momento y cuando nos veamos cobraremos todos esos abrazos que no nos dimos durante estos meses.

VER MÁS:
Mi papá decidió irse, pero mi abuelo se quedó conmigo hasta el fin de sus días.
El día que mi papá dejó de ser mi superhéroe.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD