PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

Cuáles son los peligros de usar botox

Todo procedimiento estético por más simple que parezca tiene sus riesgos.

El botox es conocido científicamente como una toxina botulínica, la cual afecta a los nervios (neurotoxina) producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum que a su vez es responsable de una enfermedad llamada botulismo.

Por lo tanto, dicha toxina impide que las señales nerviosas se transmitan desde los nervios a los músculos, provocando una parálisis muscular que no afecta a las estructuras nerviosas, de acuerdo al sitio Redacción Médica.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

La belleza es subjetiva sin embargo, a través de los años, ésta se ha asociado directamente con la edad deduciendo que lo joven es bello y lo viejo es feo, cuando en realidad no es así, sino que cada ser humano tiene un proceso y evolución que no se puede frenar con el paso del tiempo.

Por lo tanto, el tema de las arrugas va de mano con el tema de la vejez y a su vez, las inyecciones de botox han sido uno de los tratamientos más populares para eliminar el rastro de la edad, sin tomar en cuenta que aunque por más sencillo que sea, a la larga puede implicar algunos riesgos.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Aunque al escuchar inyecciones de botox, todo se remite a las arrugas, también hay que tomar en cuenta que éstas pueden utilizarse para tratar problemas como espasmos de cuello (distonía cervical), transpiración excesiva (hiperhidrosis), vejiga hiperactiva, ojo vago, así como para prevenir las migrañas crónicas, de acuerdo a Mayo Clinic.

¿Para qué sirve el botox?

Como fue explicado con anterioridad, aunque el uso más frecuente y conocido de botox es para relajar temporalmente los músculos faciales que causan arrugas, también se usa para tratar otros padecimientos. Mayo Clinic los enlista de la siguiente manera:

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Distonía cervical: Cuando los músculos del cuello se contraen de manera involuntaria, lo que hace que la cabeza se tuerza o gire a una posición incómoda.

Ojo vago (ambliopía): Es un desequilibrio en los músculos que son responsables por poner el ojo en posición.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Contracturas musculares: Las cuales pueden estar asociadas con trastornos neurológicos, como la parálisis cerebral, pueden hacer que las extremidades se vuelvan hacia el centro del cuerpo.

Hiperhidrosi: La sudoración excesiva incluso cuando la temperatura no es alta y no se está haciendo esfuerzo.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Migraña crónica: Cuando se tienen migrañas por más de 15 días por mes, las inyecciones de bótox ayudan a reducir la frecuencia de los dolores de cabeza.

Disfunción de la vejiga: El botox puede ayudar a reducir la incontinencia urinaria provocada por una vejiga hiperactiva.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Pulsaciones oculares: Para aliviar las contracturas o las pulsaciones de los músculos que se encuentran alrededor de los ojos.

¿Qué consecuencias trae el botox?

Teniendo en cuenta que el botox no solo se utiliza para la eliminación de arrugas y por simple vanidad, su aplicación (como en cualquier tratamiento estético) conlleva ciertos peligros y efectos secundarios de acuerdo a Mayo Clinic, por ejemplo:

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

*Dolor, hinchazón o hematomas en el lugar de la inyección.

*Dolor de cabeza o síntomas similares a los de la influenza.

*Párpados caídos o cejas desparejas.

*Sonrisa torcida o babeo.

*Sequedad ocular o lagrimeo excesivo.

Además, si la inyección no es bien aplicada, los riesgos podrían ser mayores causando: Debilidad muscular, problemas de visión, problemas para hablar o comer, problemas respiratorios, pérdida del control de la vejiga, entre otros.

Para prevenir problemas con el botox:

Uno de los puntos más importantes en caso de que decidas aplicarte una inyección de botox es que lo hagas con un médico especializado y capacitado en el tema. No cualquiera puede aplicarte botox, debido a que las inyecciones tienen que ser muy precisas para evitar riesgos secundarios.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Las embarazadas ni las personas que estén lactando pueden aplicarse botox, tampoco si eres alérgico/a a la proteína en la leche de vaca.

Vale la pena señalar a tu médico si estás tomando relajantes musculares, somníferos o medicamentos para la alergia, así como suspender los anticoagulantes, en caso de que estés tomando.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Antes de recibir el tratamiento es conveniente que te adormezcan la piel con algún método disponible; el tratamiento te lo tienen que dar en un consultorio médico; después de la aplicación no puedes frotar ni masajear el área de tratamiento en 24 horas.

Recuerda que los efectos del botox pueden verse reflejados de uno a tres días después e la aplicación, mientras que el efecto (de acuerdo al tratamiento) puede durar tres meses o más.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

El uso de botox no es algo para tomarse a la ligera, el consejo más importante es que asistas con un experto y le expreses todas y cada una de tus dudas. Y en caso de que te quieras someter a un tratamiento por visibilidad de arrugas, hazlo por ti, no por los demás.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD