PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

5 daños que podrían provocarte las toallas femeninas y no sabías

Las toallas femeninas pueden provocar problemas en tu salud y seguramente no lo sabías.

Es cierto que cuando estás en tus días, de alguna forma necesitas protección (si es lo que deseas) para evitar accidentes, razón por la que fueron inventados las toallas sanitarias y los tampones, accesorios higiénicos bastante útiles para esos días complicados, pero también tóxicos, incómodos y molestos –dependiendo de cada mujer– sin mencionar que también contribuyen a la contaminación ambiental debido al material con el que son producidos.

Toallas con alas, sin alas, ultrafinas, malla, superabsorbentes, nocturnas, con manzanilla, para flujo abundante, de colores, etcétera, la mayoría de las mujeres utilizan este producto cada mes, sin tomar en cuenta que las puede dañar más de lo que creen. Sí, las toallas femeninas pueden provocar problemas en tu salud y seguramente no lo sabías, esto es porque químicos peligrosos son sus principales componentes como: dioxina, poliacrilato, rayón y asbesto, por decir algunas. Acá te dejamos algunos daños que las toallas sanitarias pueden provocarte.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

1. Cáncer de ovario o cervix

Las toallas sanitarias están hechas de algodón, entre otras fibras que contienen una gran cantidad de químicos como cloro y dioxina; estos vienen en cantidades tan pequeñas que pueden resultar inofensivos. El problema es que, si consideras que ocuparás toallas por 20 o 30 años más, el riesgo de desarrollar cáncer de ovario o cervix aumenta.

2. Rozaduras o salpullidos

Si tienes piel sensible, entiendes que encontrar la marca de toallas femeninas no es para nada fácil. Sobre todo cuando eres una persona ajetreada o muy activa, ya que éstas pueden provocar molestias como rozaduras e irritaciones a la hora de la fricción de tu piel con la toalla. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

3. Infecciones

Las fibras artificiales se obtienen a partir de sustancias químicas que se producen de materiales como el petróleo, la madera y el carbón; esta fibra es sumamente absorbente y es utilizada para que la sangre y los fluidos vaginales no se desparramen. Por ello, las toallas impiden que tu vagina respire adecuadamente, además de que retiene la humedad, provocando más transpiración corporal y heridas en tu zona íntima, asimismo, aumento anormal en la flora bacteriana que deriva a infecciones vaginales y de vías urinarias. 

4. Crecimiento descontrolado de los tejidos endometriales

Los tejidos endometriales son la mucosa que recubren las paredes uterinas, asimismo este proceso puede provocar disminorrea que se refiere a la menstruación dolorosa, dolores pélvicos e infertilidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

5. Síndrome del shock tóxico

Las toallas sanitarias y los tampones contienen un químico de nombre poliacrilato, mejor conocido como el famoso “gel absorbente”; el problema es que esta sustancia está asociada con el SST, causado por ciertos tipos de bacterias estafilococos. Sus síntomas son confusión, diarrea, dolores de cabeza, fiebre, hipotensión, dolores musculares, náuseas, vómitos, crisis epilépticas, convulsiones y –en casos extremos– insuficiencia en órganos como riñones y el hígado. 

VER MÁS:
Todo lo que debes saber sobre las 4 fases del ciclo menstrual.
Qué significa tener menstruación con coágulos.
Mitos que creíste ciertos sobre la menstruación y son falsos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD