PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

Dejé de creer en el amor romántico y eso me ayudó a no quedarme en relaciones tóxicas

Las creencias que nos inculcan desde que nacemos repercuten de manera importante en la forma de relacionarnos.

Durante siglos ha prevalecido el concepto de amor romántico, algunos historiadores aseguran que se empezó a formar en el siglo XVIII cuando los caballeros comenzaron a expresar su amor por las mujeres de una manera revolucionaria a la época, en la que la mayoría de los enlaces matrimoniales eran solo como un contrato económico, social o político dejando en último término si las personas que serían unidas se amaban o no de verdad.

Debido a la época en la que surgió este término en la que aún prevalecía el poder de los hombres y la sumisión de las mujeres, la manera en la que concebimos el amor se forjó con esas creencias y estereotipos, las cuales ya no van con las ideas de la sociedad contemporánea, mucho menos la de la última década que ha decidido ir contra de lo establecido.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Desde mi adolescencia me educaron para esperar que por fin llegara un hombre que me amara, que ese era uno de mis principales propósitos en la vida: encontrar el amor, casarme y ser feliz por siempre.

El problema es que crecer con la idea de que si se termina una relación significa fracaso y que se debe luchar por mantenerla a costa de todo, porque claro, el amor duele y el camino es complicado, me hizo creer que debía “aguantar” por lograr tener ese cuento de hadas que tanto me prometieron.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los cuestionamientos comenzaron cuando tuve varios noviazgos importantes, en los que duré años, infeliz, insegura y con malos tratos, pero con la idea en mi cabeza de que el amor tenía que doler, que las relaciones por más complicadas que se pusieran tenían solución.

No solo las creencias de mis familiares me metieron eso en la cabeza, también las de mis amigos, mis parejas e incluso las películas de amor dosmileras.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cómo olvidar Diario de una pasión, esa chick flick que nos mostró la historia de Noah y Allie como super romántica, cuando en realidad los dos se llevaban fatal, él era un obsesivo creepy además de que su romance era irreal.

Una relación sana se construye con comunicación, respeto, amor, diálogo, admiración... etc. Claro que cuando amamos a alguien debemos esforzarnos y no tirar las cosas solo porque surgió un obstáculo, ya que ninguna relación es perfecta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El problema es que el amor romántico nos hace confundir eso, con aguantar celos, malos tratos, infidelidades, faltas de respeto, incluso hasta violencia psicológica, como actitudes que son validas en una relación, porque siempre se podrá solucionar y aunque los protagonistas de la relación tóxica vivan todo lo mencionado, al final el amor triunfa.

La vida real no es así, por eso entendí que no necesitaba de una relación para ser feliz, que el amor no era mi destino principal, así como que encontrar una relación sana sí era posible, y que un noviazgo no debe ser doloroso ni extremadamente difícil para ser verdadero.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO





Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD