PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Las mujeres con perrito son las que menos se han estresado en el encierro

No se trata sólo de que tú lo cuides, porque él también te cuidará a ti: él te repondrá de cualquier mal.

Este artículo fue originalmente publicado por Kate Nateras el 31 de marzo del 2020.

Cuando decides integrar a nuevo miembro canino a tu vida, estás a punto de adquirir una responsabilidad importante, es cierto, pero también obtendrás una felicidad incomparable y muchos buenos momentos llenos de amor y lealtad, sí, con tan sólo tener un lomito a tu lado. Más que una mascota, o más que un animal, un perrito es una gran compañía: fiel y llena de aventuras. Lo que no sabes, es que tu perrito puede ayudarte más de lo que crees, no se trata sólo de que tú lo cuides, porque él también te cuidará a ti: él curará tu corazón y te repondrá de cualquier mal.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De acuerdo con Hal Herzog, profesor de psicología en la Universidad del Oeste de Carolina, el convivir con tu perro o con tus perros, te produce cambios bioquímicos en tu cerebro. Tanto que este tipo de convivencia es muy parecida a un servicio psiquiátrico debido a la increíble cantidad de estrés en la que te encuentras y te elimina. En el momento en el que cuidas a tu amigo can, te ayuda a sentirte menos asustado, menos triste, más autosuficiente y seguro. Asimismo, te ayuda a poner menos atención a tus temores, y hasta sobrellevar de mejor manera la cuarentena. Tal como tú estás cuidando de él, él te está ayudando a cuidar tu corazón y a expulsar la valentía que hay en ti.

¿Cuáles son los beneficios de abrazar todo el tiempo a tu lomito?

1. Evita la soledad

Te ayuda a que te sientas más protegido y en compañía, apoyado y comprendido, sí, aunque no hable. De este modo, te apoya a evitar la depresión que el encierro podría ocasionarte y a que sientas más en comunicación aunque lo único que tú escuches sean ladridos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

2. Te mantiene activo

Cuando estás triste, lo que menos quieres es salir de la cama, sin embargo, cuando tienes a un lomito como compañero tienes que levantarte quieras o no (las popós no se limpian solas), de este modo, hablas con él y estás activo, aunque tus ganas sean escasa.

3. Aumentan tu felicidad

Cuando abrazas a tu perrito, hay un aumento de oxitocina, además de que se estimula tu producción de serotonina y tu dopamina, asimismo, tu cortisol se disminuye, lo que provoca que tus niveles de estrés disminuyan y tú te sientas feliz.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

4. Refuerza tu autoestima

Como ya lo mencionamos, tu perrito te ayuda a que te sientas más seguro y tengas más confianza en ti mismo, lo que hará que tu autoestima aumente y te sientas mejor.

VER MÁS:
Así de caras son las multas por pasear perros sin correa en CDMX.
¿Los perros ayudan a superar una etapa difícil? Experta del Tec revela la respuesta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD