PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

Las terroríficas razones por las que no deberías poner un espejo frente a tu cama

Que si te roban energías, que si promueve la infidelidad, que si se te va a aparecer el chamuco... Mientras averiguamos si es cierto o no, lo mejor es que quites ese espejo que te refleja mientras duermes.

Los espejos son objetos hermosos. Pueden ayudar a ampliar visualmente un espacio, aportan iluminación y también sirven para tomarnos las mejores selfies. Pero además de sus ventajas como elementos decorativos y de uso cotidiano, tienen sus propias connotaciones oscuras: un espejo no puede colocarse en cualquier lugar... si crees en los portales interdimensionales o en el Feng Shui, claro.

Como vimos en la película de terrorEspejos Siniestros’ de 2008, muchas personas creen que los espejos pueden ser ventanas a otras dimensiones o puertas por las que puede entrar el mal a nuestras vidas. Además a muchas nos dijeron, cuando éramos niñas, que si nos veíamos al espejo durante mucho tiempo se nos iba a aparecer el demonio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por supuesto, aquí no te vamos a decir que si pones un espejo en tu recámara, frente al lugar donde sueles dormir, te van a jalar las patas en la noche. Lo que sí es que hay quienes creen que un espejo frente a tu cama puede “robarte las energías” mientras duermes, impedir que descanses como debes o crear situaciones indeseadas en tu vida cotidiana.

También se piensa que, si vives en pareja, un espejo que los refleja a ambos mientras duermen puede “multiplicar” la cantidad de personas que descansan en una habitación, por lo que puede llevar a la infidelidad (aunque también sabemos, por supuesto, que la infidelidad no tiene ninguna causa “mística” y más bien es un fenómeno social entendido de formas diferentes dependiendo de la cultura y de la época en la que vivas, pero eso es tema para esta nota).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Según el Feng Shui, no hay problema con tener un espejo dentro de tu recámara... siempre y cuando no te refleje mientras estás en la cama. ¿Un espejo en la cabecera o en el techo, como en los infames moteles de las películas de Hollywood? Ni hablar. Más allá de las relaciones interpersonales, se cree que un espejo refleja las energías constantemente y por eso, si te refleja durante la noche, no descansarás bien.

Si tienes un espejo que de plano no es opción retirar de tu recámara, hay una solución que te proponemos y que no implica quitarlo: cúbrelo durante las noches con una tela bonita. Y si quieres quitarlo pero te preocupa el espacio vacío que dejará en la pared, sustitúyelo con un cuadro o una imagen que te guste ver todos los días cuando despiertes. Y recuerda nunca verte en el espejo después de ver una película de terror.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD