Síndrome del gemelo perdido: la razón por la que nunca dejarás de sentirte vacío

Jueves, 2 de noviembre de 2017 12:30

|Carolina Romero

Ansiedad, depresión y sentimiento de culpa son algunos síntomas de este mal.


«Estuve 5 años en terapia y dos tomando ansiolíticos. A pesar de poner toda mi voluntad en ello, los síntomas no disminuían; los dolores de cabeza eran continuos, no podía dormir y la ansiedad tampoco cedía. Los doctores no daban con la causa de mis malestares hasta que una confesión de mi madre llegó a cambiarlo todo: "alguna vez tuve una gemela". Ella murió antes de nacer y yo he sufrido su ausencia —sin saberlo— desde entonces».


—Mónica, 23 años



Lo que Mónica vivió fue un caso de gemelo perdido y tiene una explicación científica. Según el doctor Salomon Sellam, este síndrome empieza desde la gestación:


«El comienzo del embarazo es gemelar. Unos gemelos se desarrollan en el vientre materno y, en las primeras semanas, uno de los dos cesa su evolución por diversas razones. Nosotros le llamaremos el "gemelo perdido" o desaparecido. Al final del embarazo nace un solo niño, y nosotros le llamamos el "gemelo superviviente"». Según los expertos, el tejido fetal del gemelo involuntariamente abortado e absorbido por el que aún vive.



En la etapa adulta, el gemelo sobreviviente vive momentos de ansiedad y tensión continua. A raíz de ello sufre migrañas constantes. Sucede que, de manera inconsciente, desarrolla un deseo imperioso de encontrar a su hermano de gestación. Los síntomas de este síndrome son los siguientes:


-

Una sensación intensa de soledad



Pese a que esté rodeado de gente que ame —y que también lo ame a él o ella— siente una desolación que no puede explicar racionalmente.


-

Constante estado de culpabilidad



Esto no es consciente. La persona afectada siente que no tiene derecho de disfrutar placeres cotidianos y que la felicidad es algo que le está vedado; no se la merece, piensa.


-

Problemas para relacionarse a nivel afectivo




La persona poseedora de este síntoma se ve constantemente envuelto en conflictos amorosos. Las personas le "fallan" generalmente y a menudo pasa por decepciones. Lo que realmente sucede es que pone expectativas ideales que las personas a su al rededor no pueden cumplir.


-

Vida doble



Las manifestaciones del inconsciente aparecen a menudo sin que apenas le soprendan: tiene dos empleos, dos estilos de vestir, dos lugares para vivir. Continuamente se desenvuelve mediante dos personalidades bien delimitadas.


-

Dolores de cabeza



La migraña es uno de los síntomas más comunes, no obstante, también puede presentarse sobrepeso o descuido de la alimentación.


-

Constante sensación de incompletud



"Algo" falta, siempre. Este sentimiento llega de súbito y no pueden explicarse por qué, es una especie de vacío existencial que se manifiesta en sentirse siempre incompleto.


-

Un miedo persistente a la muerte



Sin que exista una razón aparente, es decir, ningún riesgo inminente, se vive en un constante estado de temor de morir. Según American Pregnancy, no se trata de una suposición aislada o una hipótesis infundada; el síndrome del gemelo perdido o evanescence, es reconocido como un trastorno desde 1945.


-


De acuerdo con Alfred Austermann, coautor de Le syndrome du jumeau perdu (El síndrome del gemelo desaparecido), «Uno de cada 10 embriones tiene un gemelo que desaparece durante el embarazo», muchas mujeres no saben que esto ocurre porque el médico no se percata o porque no lo creen apropiado. Y de las que saben, algunas prefieren no compartir esta información con el hijo sobreviviente.


En cualquier caso, este síndrome es tratable con terapia. Finalmente, el pasado puede sanarse una vez que se hace consciente.


**


Si quieres saber más sobre emociones y psicología, conoce qué es la resiliencia y cómo puedes aprender a superar lo que te daña y descubre por qué cuando estás soltera nadie se te acerca.

Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS