Cuando una ruptura amorosa duele tanto que superarla parece falso

Miércoles, 24 de octubre de 2018 16:07

|Laura Ontiveros Plaza
ruptura amorosa

Al final, siempre queda el vacío, el teléfono que no suena, el WhatsApp que no llega, lo ves en línea pero jamás te escribe, publica fotos y está feliz, entonces te preguntas una y otra vez ¿cómo superar una ruptura amorosa?

He vivido todos los tipos de duelos, si es que se pueden catalogar así, pues en 30 años he despedido a seres queridos, mascotas, plantas, amigos, trabajos, países, pero me sigo preguntando ¿qué duele más que un corazón roto? La verdad es que en mi experiencia puedo afirmar que NADA. No me lo tomen mal, pero me atrevo a decir que la muerte es impredecible e inevitable; la muerte es bella, las mudanzas son una aventura, otro trabajo es un nuevo reto, pero un corazón roto a causa de alguien que sigue vivo y simplemente decidió irse es otro asunto.


Nadie nos prepara para ese momento, nadie nos dice en los libros que viviremos una, dos, hasta cinco veces este acontecimiento tan trascendental de la ruptura del alma. ¿Qué hacer? ¿Qué tomar? ¿Paracetamol? ¿Un jarabe? A los 15 duele, a los 25 y a los 30 igual, el amor es el mal pero también el bien; nunca caduca, nunca pasa de moda, y siempre se transforma. El nudo en la garganta, el vacío en el estómago, los ojos de cristal. Dejar de sentir o sentir de más. Cada vez es igual sin ser lo mismo, aunque dejes de comer o comas más, aunque te encierres a ver series o salgas de excursión por todas las camas que puedas. Al final, siempre queda el vacío, el teléfono que no suena, el WhatsApp que no llega, lo ves en línea pero jamás te escribe, publica fotos y está feliz, ¿realmente es feliz?


ruptura amorosa 1


Ya te olvidó y nada más te queda esperar el golpe de soledad que llame a su puerta una mañana para que vuelva a buscarte, porque ahora siente ese vacío y tú ves acercarse esa llama de vida que tenías antes, cuando estaba él. Entonces, aunque sepas que sólo es eso: ego, sexo, compañía, pasión, piensas en aceptarlo pero, ¿y lo demás? ¿Quién te recupera el agua salada que corrió por tu rostro todas las noches en casa, escondida en el baño de la oficina, en el bar, después de ver una película de amor? ¿Quién te devuelve los kilos de más o de menos, los amores de mentirita y el tiempo desgastante que invertiste sonriendo para que nadie viera lo rota que estabas?


ruptura amorosa 2


¿Cuándo lo vas a olvidar? ¿Cuándo te va a dejar de importar? Parece incierto, infinito y hasta falso. Pero de la nada ese día dormiste bien, las horas completas, la semana pasó tan ligera que ni se sintió que fue ya sábado por la noche. No hubo ansiedad, la sonrisa natural volvió, las lágrimas fueron de felicidad y todo estuvo bien, el día terminó como debía terminar y ya no viste tu celular 30 veces.


Después hay alguien más, alguien más cariñoso, más atento, más guapo, y lo mejor es que ya no lo comparas con él. Ya ni te acuerdas de él. Pero tampoco te interesa la nueva persona soñada y no es porque seas "la dama de hierro", sino que has aprendido a estar sola; haz hecho todo eso que alguna vez quisiste, esa clase que no tomaste porque querías más tiempo en su cuarto, ese otro taller al que no fuiste porque parecía mejor idea estar con sus amigos, al fin leíste ese libro completo con tu café favorito a lado. Ahora eres tú y estás perfecta, hermosamente bien. Con todas sus letras. Todo está bien.


ruptura amorosa 3


***

Te puede interesar:

¿Por qué una ruptura amorosa es diferente para hombres y mujeres?

Poemas que te ayudarán a sobrevivir a una ruptura amorosa


Laura Ontiveros Plaza

Laura Ontiveros Plaza


  COMENTARIOS