Belleza, Carisma e Inteligencia: Las armas perfectas para un Espía

La inteligencia, carisma y belleza son las armas que toda mujer tendrá a su disponibilidad para conquistar a su pareja. ¿Pero, qué pasaría si estas características son utilizadas por las agencias de inteligencia del mundo? Todos sabemos la facilidad con la que puede caer un hombre ante los encantos de una mujer. Sin importar que

Belleza

La inteligencia, carisma y belleza son las armas que toda mujer tendrá a su disponibilidad para conquistar a su pareja. ¿Pero, qué pasaría si estas características son utilizadas por las agencias de inteligencia del mundo?

Todos sabemos la facilidad con la que puede caer un hombre ante los encantos de una mujer. Sin importar que se trate de un típico trabajador de oficina o de un alto mando en la milicia, esta “debilidad” estará presente ante cualquier bella dama, sobre todo, si se trata de una mujer que está altamente entrenada para sacarte toda la información que está guardada en ese pequeño “cerebrito” alterado por las hormonas.

Las mujeres han tenido una gran importancia en el campo del espionaje, sin importar en qué bando se encuentren, todas ellas se caracterizan por ser muy hermosas, muy carismáticas y sobre todo muy inteligentes.

Margaretha Geertruida Zelle (1876 – 1917)

De sangre javanesa, por parte de su madre, esta actriz heredó los exóticos rasgos orientales, elemento que utilizó para ganar fama y gloria.

Cortesana de lujo, bailarina exótica y espía, Mata Hari, como era mejor conocida, logró destacar desde su juventud por su evidente belleza y carisma. Un año antes de que terminara la “Gran guerra” fue enjuiciada y acusada de ser agente doble de Alemania, le imputaban la muerte de cientos de soldados franceses, y sin lugar a dudas fue utilizada como chivo expiatorio para justificar los grandes fracasos por parte de Francia durante la Primera Guerra Mundial, ya que durante su juicio fue declarada culpable sin pruebas concluyentes y basadas en hipótesis inciertas.

 

Hilde Krüger (1912 – 1991)

Con 1.70 m de altura, de tez blanca, cabello dorado, voluptuosidad evidente y dueña de una mirada penetrante, esta candidata a actriz encontró su tierra prometida en suelo mexicano. Caracterizada por su notable inteligencia y belleza exótica para los estándares mexicanos, esta espía alemana jugó un papel importante en los intereses nazis en el territorio mexicano.

Logró su cometido gracias a su contacto con las altas esferas políticas del estado mexicano, a tal punto que fue amante de figuras como la de Manuel Ávila Camacho (presidente de México entre 1940 y 1946). Entre sus amantes encontramos altos políticos, ricos empresarios y afamados artistas.

Nunca se le pudo, o quiso, comprobar su relación con la Alemania Nazi, aunque fuera amiga del mismísimo encargado de propaganda Nazi, Joseph Goebbels.

 

Violette Szabo (1921 – 19459)

Siendo viuda de un oficial húngaro de la legión extranjera, y con una hija a los 21 años de edad, su historia como espía comenzaba al regresar a Londres después de año y medio junto a su esposo que murió en combate.

Condecorada con la George Cross y la Croix de Guerre esta teniente del Servicio Secreto Británico participó principalmente en misiones enfocadas en reconocimiento del territorio enemigo y apoyando a la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Murió en un campo de concentración al ser capturada por la SS.

Krystyna Skarbek (1908 – 1952)

Polaca de nacimiento y criada en cuna de oro como hija del conde Jerzy Skarbek, su perspicaz inteligencia y habilidad para aprender idiomas fue notable desde su niñez. Fue la favorita de Winston Churchill, en su historia como espía en el Servicio Secreto Británico.

Al terminar la guerra Krystyna era la mujer espía más veterana del SSB. Fue condecorada con la George Cross y nombrada Oficial de la Orden del Imperio Británico, de igual manera recibió la Croix de Guerre por parte de Francia. Desafortunadamente fue fácilmente olvidado, ya que una vez terminada la guerra fue despedida con un mes de salario, obligándola a trabajar como azafata en un trasatlántico, en donde murió apuñalada por un compañero de trabajo que estaba obsesionado con ella.

Christine Granville, como era llamada una vez naturalizada Inglesa, fue utilizada como inspiración por parte de Ian Fleming para crear a la primera chica Bond.

Anna Chapman (1982)

Deportada a Rusia, después de ser encontrada culpable de espionaje, Anna Chapman ha sido una de las espías más llamativas en los últimos años dada su despampanante belleza y deseada figura. Se le ha comparado con personajes de cómics como Black Widow.

Llegó a Estados Unidos trabajando para la Agencia de Inteligencia de espionaje exterior de la Federación Rusa. Su arribo encubierto se basó en interpretar a una rica empresaria y modelo, tenía asignada como misión obtener datos sobre armas nucleares americanas, así como conseguir información importante con respecto a la política de Estados Unidos ante los temas del Medio Oriente. Una de sus más recientes apariciones en público fue posando como modelo para la revista para caballeros Maxim.

Qué es una mujer transexual?

FacebookTweetLinkedIn
Cora Bravo

Te doy 4 tips para ligar cuando tienes ansiedad social

Tener ansiedad es difícil y mucho más cuando quieres ligar, así que lee esta guía si lo que quieres hacer es encontrar el amor o, también se vale, hacer nuevos amigues.
Daniela Bosch

Visité el Museo del Futuro y la experiencia sí sobrepasa la realidad

El Museo del Futuro (MUFO) es el mejor plan para disfrutar con los amigos, además de que podrás tomarte fotos increíbles pal' insta
Nayeli Parraga

Activista celebra ‘La Sirenita’, pero la acusa de borrar deliberadamente el tema de la esclavitud

'La Sirenita' pasó por alto los horrores que padecieron los caribeños a pesar de ambientar deliberadamente la historia en aquella época y lugar.
Isabel Cara

¿Qué puedes tomar en una fiesta si estás a dieta?

¿Estás a dieta pero te invitaron a una fiesta? No te frustres porque no puedes ir; si caes en la tentación, te decimos qué debes tomar si no quieres romper tanto la dieta.
CC