Cosas que debes saber sobre la Biblioteca de Alejandría

Viernes, 2 de febrero de 2018 18:45

|Alejandro I. López
biblioteca de alejandria

La ignorancia, el fanatismo religioso, la ambición de poder y los conflictos humanos terminaron por reducir el gran acervo que poseía a unos cuantos fragmentos.

Antes de la escritura, la única forma que los humanos tenían para transmitir conocimientos era la tradición oral. De boca a boca, a través del lenguaje y su significado, los relatos, las costumbres y las creencias fueron heredadas de generación en generación en busca de trascendencia. De esta forma, mientras algunas crecían más allá de sus dominios y ganaban en riqueza discursiva adaptándose a su entorno, otras desaparecían en medio del olvido y el silencio.


La Biblioteca de Alejandría fue el primer lugar en el que un grupo de hombres y mujeres se dispusieron a reunir el conocimiento hasta entonces producido por el hombre. Se trató de un esfuerzo colosal que intentó sistematizar los saberes, preservarlos y a través de ellos generar otros nuevos. A pesar de que se enfrentaban a nuevos retos, gracias a la escritura y la recopilación de distintos textos era posible revivir las palabras y el pensamiento de personas que vivieron hace cientos de años o bien, a miles de kilómetros de ellos.


Sin embargo, la enorme empresa terminó trágicamente. La ignorancia, el fanatismo religioso, la ambición de poder y los conflictos humanos terminaron por reducir el gran acervo que poseía a unos cuantos fragmentos. Conoce algunos datos sobre la gran Biblioteca de Alejandría y su fatídico final:


biblioteca de alejandria 1


La Biblioteca convirtió a Alejandría en el centro de la cultura mundial del siglo III a.C., y aunque no se sabe con precisión cómo inició su labor, las crónicas de la época afirman que fue fundada por la dinastía ptolemaica que gobernaba Egipto en aquél entonces.


biblioteca de alejandria 2


Algunas versiones sugieren que en su momento de máximo esplendor, la Biblioteca de Alejandría llegó a albergar más de 700 mil volúmenes bajo la dirección de Calímaco de Cirene. Todo esto más de tres siglos después de su fundación.


biblioteca de alejandria 3


La Biblioteca tenía distintas formas de hacerse de más volúmenes: cada que un buque de comercio arribaba al imponente puerto, un grupo de agentes era enviado a inspeccionarlo en busca de mercancías ilegales y libros. Los rollos encontrados eran confiscados y se dejaban en manos de copistas que realizaban una o distintas reproducciones que pasaban a formar parte de la gran Biblioteca. En otras ocasiones, eran enviados agentes a lugares remotos para comprar bibliotecas más pequeñas.


biblioteca de alejandria 4


La Biblioteca tenía 10 salas de investigación, un jardín botánico y hasta un zoológico. El recinto también contaba con un enorme observatorio y una sala especializada para la disección.


biblioteca de alejandria 5


Un sinfín de ideas revolucionarias de la Antigüedad surgieron de las paredes de la Biblioteca de Alejandría: desde Arquímedes, Ptolomeo o Galeno, hasta Aristarco, Hiparco de Nicea o Eratóstenes, fueron eran parte de los grandes sabios que se reunían a consultar y discutir sobre las ideas que ahí se guardaban.


biblioteca de alejandria 6


La decadencia de la Biblioteca comenzó cerca del año 50 de nuestra era, cuando los conflictos políticos propios de Egipto y el principio de la caída de Roma produjeron distintas revueltas en la ciudad de Alejandría. Según algunos autores clásicos, un incendio devastó una pequeña sección de la Biblioteca, pero nunca se habría de reponer.


biblioteca de alejandria 7


El auge del cristianismo que buscaba eliminar los conocimientos “paganos” y la invasión árabe que terminó con el imperio bizantino fueron factores que terminaron con la grandeza de la Biblioteca. A pesar de que no se sabe con exactitud si se trató de un incendio provocado o accidental, el recinto fue arrasado por un fuego que acabó definitivamente con el centro del saber antiguo.

REFERENCIAS:
Alejandro I. López

Alejandro I. López


Editor de Historia y Ciencia
  COMENTARIOS