5 cosas que no sabías sobre la Peste Negra

Lunes, 15 de enero de 2018 12:32

|Alejandro I. López
datos curiosos de la peste negra

Más de 30 millones de personas murieron de lo que creían era un castigo divino para el que no había salvación, pero ¿qué tienen que ver los gatos, las máscaras y el fuego con la Peste Negra?



Tos con sangre, inflamación de los ganglios linfáticos al tamaño de un huevo de gallina y un aumento súbito de la temperatura. Una vez que aparecían todos los síntomas, no quedaba más que esperar el fatal desenlace de la vida, que solía esfumarse en poco menos de 4 días en los casos más graves.


Las recomendaciones generales eran dos: rezar y correr. Los familiares debían tomar una decisión cuando uno de los suyos caía en cama víctima de la afección mortal; huir de ellos o cuidarlos en busca de un milagro para que sanaran; sin embargo, difícilmente un enfermo lograba sobrevivir en el siglo XIV, más de 600 años antes de la existencia de los antibióticos. La peste negra fue una pandemia que cobró más de 30 millones de muertes tan sólo en Europa, cuya aparición modificó para siempre a la sociedad de entonces. Conoce más sobre sus causas, impacto y trascendencia:


-

Una catástrofe demográfica


datos curiosos de la peste negra 1


El mundo medieval vivió un siglo y medio de brotes de distinta intensidad, pero el más mortal fue el de 1348. El cálculo más conservador afirma que la peste negra terminó con la vida de más de 30 millones de europeos en un periodo menor a un lustro y otros 20 entre Asia y el norte de África. La población de Europa disminuyó entre 40 y 60 %; sin embargo, su impacto fue desigual en todo el continente. Mientras algunas áreas del este de Europa y otras zonas altas apenas resintieron la epidemia, regiones de Inglaterra y Francia vieron desaparecer poblados enteros por la enfermedad.


-

La quema de gatos


datos curiosos de la peste negra 2


Uno de los factores que contribuyó a la proliferación de los contagios fue la persecución sistemática hacia los gatos domésticos. La creencia religiosa de que estos felinos eran entidades malignas, habitualmente relacionados con la brujería u otra obra del demonio llevó a la sociedad a ahuyentarlos de los grandes núcleos urbanos, a tal grado que resultaba común la quema de gatos (especialmente los de color negro). Esto provocó un aumento natural de ratas negras, el vector principal de la bacteria causante de la peste negra.


-

Los doctores de la muerte


datos curiosos de la peste negra 3


El miedo a contagiarse de la enfermedad provocó el auge de médicos de la peste, doctores (en ocasiones sin ninguna clase de instrucción previa) contratados por el Estado como funcionarios públicos para tratar a los enfermos y contrarrestar la pandemia. Su vestimenta era variable, pero con el paso de los años se compuso de una túnica negra, un par de lentes en los ojos y una icónica mascarilla en forma de pico de ave, que guardaba en su interior paja y otras sustancias aromáticas con las que se creía, era posible evitar el contagio.


-

Una pandemia democrática


datos curiosos de la peste negra 4


A pesar de que durante años se creyó que la peste negra únicamente afectó a los más pobres, lo cierto es que tanto personas de a pie como la nobleza, el clero y otras personas privilegiadas fallecieron a causa de la propagación de esta bacteria. La enfermedad acabó con monasterios, conventos y otros centros de poder e influencia en el mundo medieval sin importar su status social.


-

La búsqueda de la cura


datos curiosos de la peste negra 5


El pensamiento teocéntrico del Medioevo jugó un papel imprescindible en la caracterización de la epidemia como un castigo divino, por lo tanto, los primeros esfuerzos por evitar su propagación fluyeron en ese sentido. Rezar e implorar por el perdón de los pecados era un intento desesperado, mientras que algunos tallaban una cruz latina de madera en su puerta.


Las autoridades aprendieron poco a poco de la enfermedad y ordenaban quemar la ropa y pertenencias de los fallecidos, mientras algunas localidades como Venecia o Ragusa pusieron en práctica las primeras treintenas y cuarentenas de las que se tenga registro. Los médicos descubrieron que algunas medidas de sanidad, como beber agua limpia, el aislamiento de los enfermos o mantener el aire fluyendo hacían más complicado el contagio.


*

Ahora lee:


7 costumbres de la Edad Media más asquerosas de lo que imaginaste

10 curiosidades sobre el sexo que sucedían en la Edad Media


Alejandro I. López

Alejandro I. López


Editor de Historia y Ciencia
  COMENTARIOS