PUBLICIDAD

HISTORIA

El misterioso caso de Emilie Sagèe y su ‘gemela fantasma’

Conoce el caso de una profesora llamada Émilie Sagée, quien en 1845 sorprendió a sus alumnas con su doppelgänger fantasma que todas veían menos ella.

A lo largo de la historia hemos conocido distintos relatos escalofriantes en los que sus protagonistas son fantasmas o seres de otra dimensión que pocas personas pueden ver o sentir, sin embargo, uno de los casos más escalofriantes sin duda es el de Emilie Sagèe, quien tenía a su doppelgänger, es decir, su gemela fantasma, y ella no se había dado cuenta hasta que comenzó a asustar a quienes la veían todo el tiempo a su lado como si fuera su espejo.

De acuerdo con Julie von Güldenstubbe, la hija segunda del barón von Güldenstubbe qué a su vez era amigo del periodista y escritor Robert Dale Owen, en 1845, Sagée fue profesora de francés en Neuwelckeun, un internado para niñas en Letonia. Aunque al inicio todo marchó con normalidad, con el paso de tiempo las 42 estudiantes comenzaron a mencionar su impresión por ver a su maestra es dos lugares a la vez.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se dice que las niñas solían ver a las dos Emilies en diferentes lugares, por ejemplo, una en clases de bordado cuidando a las alumnas y otra recogiendo flores del jardín, pero un buen día, 13 alumnas se quedaron estupefactas cuando vieron a Emilie Sagèe junto a su gemela lado a lado.

Una estaba en el pizarrón dando su clase, y la otra, a su lado imitándola con un tono burlón. Lo curioso y escalofriante es que todas las niñas podían ver a la doppelgänger, pero Emilie no, solo podía sentirla, ya que cuando estaba cerca de ella ella perdía energía y fuerza corporal.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esa tarde, la maestra salió del salón y su gemela fantasma se quedó en el salón sentada en el mismo lugar donde la otra se había sentado minutos antes, por lo que curiosas, las niñas decidieron acercarse y al intentar tocarla se dieron cuenta que se trataba de un fantasma que podía ser atravesado.

Tras varios minutos, la gemela se desvaneció y las niñas se asustaron tanto que le contaron a sus padres y éstos hablaron con las autoridades de la escuela con la finalidad de que hablaran con ella para pedirle que dejara de hacer eso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ella aseguró que no sabía de lo que hablaban, por lo que la despidieron.

“Dios mío, con está ya son 19 veces que me despiden del trabajo”, dijo Emilie.

En 1950 la joven se fue a Rusia y desde entonces Julie von Güldenstubbe perdió todo contacto con ella.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD