PUBLICIDAD

HISTORIA

5 de los mejores casos (y más espeluznantes) del Expediente Warren

Desde la famosa historia de Annabelle hasta casos desconocidos del matrimonio experto en demonología.

Ed y Lorraine Warren fueron dos investigadores de sucesos paranormales de Estados Unidos y otras partes del mundo. Ed, era un demonólogo, mientras que Lorraine se encargaba de la clarividencia.

Con el tiempo Ed y Lorraine viajaron alrededor del mundo visitando distintos sitios que eran reportados como encantados, ademas de dar charlas sobre sus investigaciones. La pareja nunca cobro por sus servicios y sus ingresos los obtenían de los cuadros que Ed pintaba y vendía, ademas de las conferencias que solían dictar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Debido a algunas investigaciones que llegaron a realizar, los Warren decidieron fundar la Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra en 1952, asociación dedicada a investigar fantasmas, además de buscar demonios.

Los casos más escalofriantes del Expediente Warren

El caso Amityville

Este es probablemente el caso más conocido de los Warren debido a que ha tenido distintas adaptaciones al cine por lo aterrador del caso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Todo comenzó cuando la familia Lutz se mudó a una casa en Long Island, en donde rápidamente comenzaron los problemas, muebles que se movían solos, ambiente sumamente frio que no podían quitar de ninguna forma, olores fétidos y fluidos sumamente extraños que salían del suelo.

La familia lo reportó a la iglesia y fue tomada como mentirosa, por lo que tuvieron que ser sometidos al polígrafo, pasándolo exitosamente. Fue entonces que decidieron llamar a los Warren, descubriendo el escalofriante suceso que ocurrió antes de que los Lutz llegaran al lugar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los dueños originales de la vivienda habían sido asesinados en el lugar por Ronald, el hijo mayor de la familia, quién en una noche les arrebató la vida a sus padres y hermanos. Según las investigaciones que llevaron a cabo los Warren, el evento se desencadenó por la presencia de un ente demoniaco que habitaba la casa que se presentaba en la forma de un niño.

Existe una fotografía del “fantasma” del niño, tomada por Ed Warren en la casa de Amityville.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El caso Annabelle

En los años 70, un grupo de tres jóvenes contactó a una médium ya que ocurrían sucesos extraños en su hogar, consideraban que la culpable era una muñeca que parecía tener conciencia propia, pues en ocasiones la dejaban en un lugar y aparecía en un lugar completamente distinto.

También aparecían notas extrañas, las cuales parecían pedir ayuda y en una ocasión apareció una cubierta de sangre. La médium les aseguró que se trataba del espíritu de una niña llamada Annabelle de siete años que había fallecido en la vivienda y su alma había poseído a la muñeca.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las jóvenes no quedaron conformes con lo mencionado por la médium pues cada vez ocurrían sucesos aún mas extraños, por lo tanto decidieron llamar a los Warren y descubrieron que lo dicho por la médium no era cierto. No se trataba de una niña, si no de un demonio, en esta ocasión no lograron deshacerse del demonio y para ayudar a las jóvenes decidieron llevarse a la muñeca con ellos.

Los Warren tienen un museo en el que albergaban objetos de los casos que atendieron y en una de las vitrinas se encuentra Annabelle, la famosa y temida muñeca. Lorraine mencionó en una ocasión que tuvieron que someter a la muñeca a un ritual religioso para poder llevarse a la muñeca, sin embargo, durante el trayecto podían sentir una atmósfera de odio. El coche en el que viajaba el matrimonio comenzó a fallar, por lo lo que Ed decidió rociar a la muñeca con agua bendita, lo que les permitió llegar a su hogar, en los días siguientes Annabelle comenzó a levitar y se presento en distintas habitaciones de la casa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El matrimonio mantenía una amistad cercana con un un exorcista católico con el que habían trabajado en distintos casos, el padre Jason Bradford, quién se interesó por la muñeca y los visito, sin embargo, al verla la encontró inofensiva y les comentó que solamente era una muñeca de trapo y no podía lastimar a nadie. Cuando se retiraba de la vivienda, Lorraine le advirtió que tuviera cuidado al manejar y les avisara cuando llegara a su destino, después de despedirse le comentó a Ed que percibía una tragedia para el sacerdote.

Horas después el matrimonio recibió una llamada del padre Bradford, quien les dijo que el sistema de frenos de su coche falló sin explicación alguna y casi muere en un terrible accidente, el coche quedó en ruinas y sobrevivió de milagro y estaba seguro de que esa muñeca fue la responsable del accidente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El caso Connecticut

En 1986 una familia rentó una casa, que había tenido demasiados problemas para poder rentarse, pues había sido una funeraria en el pasado. Cuando lograron instalarse en su nuevo hogar comenzaron a experimentar sucesos como vajillas que se caían al suelo, el agua de la llave se teñía de rojo y comenzaron a precisar distintas apariciones.

Además de que la propiedad aún contaba con el mortuorio que estaba ubicado en el sótano y un mausoleo en el exterior de la propiedad. Cuando los Warren llegaron a la propiedad descubrieron que los espíritus estaban enojados, pues los dueños de la funeraria habían practicado actos lujuriosos con los cuerpos de las personas, lo que había impedido el descanso de los espíritus.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La maldición de los Smurl

Los Smurl eran una familia sumamente católica que comenzaron a vivir sucesos paranormales en su casa en West Pittson, Pensilvania en 1973, estos sucesos que duraron poco más de 10 años comenzaron a ocurrir poco después de haber llegado a la vivienda tales como, cajones que se abrían y cerraban solos, radios que no estaban conectadas y se prendían solas.

Con forme iba pasando el tiempo, los sucesos comenzaron a cobrar intensidad, con arañazos en la madera, un olor putrefacto, voces que susurraban sus nombres en el sótano y la presencia de algunas sombras. En una ocasión Janet despertó sintiendo que tiraban de su pierna mientras su esposo la sostenía sin comprender lo que estaba ocurriendo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Comenzaron a escuchar golpes en las paredes, despertaban con mordidas inexplicables en los brazos, levitaban sobre las camas y las niñas eran arrojadas por el aire en sus habitaciones y con forme loa años pasaban la situación era cada vez peor. El caso llamó la atención de periodistas, demonólogos y de la Iglesia Católica Romana.

La familia después de un tiempo decidió recurrir a los Warren, quienes comprobaron que era una presencia demoniaca la que los acechaba, les sugirieron que pidieran ayuda a la iglesia local, sin embargo, el sacerdote se negó, por lo que el matrimonio llevó a un exorcista que los acompañaba en algunos casos, pero esto no acabo con los sucesos, pues estos fenómenos aumentaron su intensidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A pesar de que el sacerdote repitió el ritual en distintas ocasiones, los fenómenos cesaban por un par de semanas y volvían a ocurrir, la familia junto a los Warren decidieron escribir un libro contando su historia y así fue como un librero que estudió en el Vaticano conoció la historia y envió una carta al cardinal Ratzinger, mejor conocido como el Papa Benedicto XVI, quien intervino para que la familia tuviera el exorcismo final que permitió terminar con el martirio.

La dama blanca de Easton

Se dice que en el cementerio Union de Easton, Connecticut habita el fantasma de una mujer que se aparece por las noches en una carretera cercana, en donde varios automovilistas han mencionado que han atropellado a una mujer, pero al bajarse del coche no encuentran ningún cuerpo, sin embargo, si pueden ver una abolladura en sus vehículos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ed Warren habla de a dama blanca en el libro Graveyard: True Hauntings from an Old New England Cemetery. Se trata de una mujer que fue asesinada en el siglo XIX, su cuerpo fue arrojado detrás de la iglesia Baptista de Easton, ubicada al norte del cementerio.

Ed también logró capturar un video del fantasma con fecha 1 de septiembre de 1990, cuando puso la cámara en un puente cercano a la puerta del cementerio, en donde pudo observar a una mujer de cabello negro y largo que vestía de blanco mientras lloraba, sin embargo, esta desapareció poco tiempo después de manifestarse.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD