PUBLICIDAD

HISTORIA

La mujer que cambió la historia de Francia por las voces en su cabeza

La historia de Juana de Arco ha sido controversial entre los religiosos y los historiadores. La mujer inspiró al ejército hablando sobre sus alucinaciones.

*Este artículo fue publicado originalmente por Alonso Martínez el 24 de abril del 2017 y ha sido editado

¿Qué pensaría el mundo de alguien que afirma que los ángeles le hablaron? Posiblemente sería señalado como un loco, un falso profeta. Así veían las personas a Joseph Smith, fundador del Mormonismo en 1830. El hombre aseguraba haber tenido visiones de entes divinos que lo guiaban por el camino recto de la vida. Mientras algunos lo veían como un falso personaje, otros lo vieron como una figura legítima con la palabra de Dios en sus manos.

Cientos de años antes del nacimiento de Smith, otra figura aseguró haber recibido visitas divinas que le indicaban que debía apoyar a su Rey para hacer que su país prosperara. Era una mujer de apenas 17 años que creía haber visto al Arcángel Miguel, a Santa Margarita y a Santa Catarina de Alejandría. Su misión: hacer que Francia ganase la Guerra de los Cien Años y traer paz a sus tierras.
Su nombre era Juana de Arco  y su papel en la historia es de los más interesantes, ya que –usando sólo la religión y su posible enfermedad mental– logró darle esperanza a un ejército sin fe en una de las guerras más absurdas y decisivas de la Edad Media.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Trasfondo

La Guerra de los Cien Años fue una serie de conflictos que se desarrollaron entre los años 1337 y 1453 entre Francia e Inglaterra con involucramiento de los Países Bajos y España. Previo a los enfrentamientos, Europa pasaba por múltiples crisis económicas que incrementaron las tensiones entre los Reyes de las naciones previamente mencionadas. En Francia, había crisis debido a la muerte de Louis X, quien no había dejado heredero legítimo. Inglaterra buscaba controlar la nación por medio de la línea de sucesión, dando inicio a la primera etapa de la guerra. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Juana de Arco es considerada una heroína del tercer periodo del enfrentamiento, conocida como la Fase Lancasteriana (nombrada así por el apellido de quienes tenían control de la Casa de Inglaterra). En ese periodo, los ingleses parecían estar cerca del control total de Francia usando sus tácticas de ataques con caballos y su desarrollado del sistema militar. El rey Carlos VI, quien había llegado al trono a la corta edad de 11 años y tenía esporádicos ataques de locura hacía más inestable el gobierno. Cuando murió, su hijo Carlos VII tomó el control y comenzó a defender sus tierras.

Juana de Arco

Juana era hija de dos simples campesinos de Domrémy, área aún fiel a los Franceses a pesar de estar rodeados de las fuerzas inglesas. La mujer no sabía leer ni escribir, pero le ayudaba a su padre a cuidar sus tierras. Afirmó haber tenido una visión a los 13 años, aproximadamente en 1425, tres años después de que Carlos VII se convirtiera en regente. Dijo haber visto tres ángeles que le indicaban que "llevara al heredero del trono hacia su coronación". 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tan sólo unos años después comenzó a recibir apoyo de dos soldados de Robert de Baudricourt, un hombre de la nobleza de Francia. Los convenció de que tenía que estar al lado del Rey, pues sin ella no recibirían ningún tipo de apoyo y el reino estaría destinado a morir. Baudricort le negó llevarla hacia la corte, pero la segunda vez que se reunió con ella, Juana le dijo que la Batalla de Rouvray iba a ser ganada por los Franceses, a pesar de que nadie se había enterado del suceso. El hombre la tomó como una profecía (que fue corroborada unos cuantos días después) y finalmente accedió a llevarla con el rey Carlos.

Disfrazada de soldado, conoció al Rey donde le indicó sus deseos de participar en el Asedio de Orleans, conflicto que tenía al menos 8 meses de duración. La ciudad estaba cercada y se defendía de las fuerzas inglesas. Carlos aceptó su petición y le permitió vestir armadura para pelear con el resto de los hombres. Sin necesidad de un título, comenzó a ganar seguidores y a darles fe a los Franceses. Algunos la pensaban loca, pero el Rey decidió confiar en ella, ya que estaba convencido de que Juana no estaba perturbada emocionalmente al igual que su padre, Carlos VI.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El sitio de Orleans

Múltiples historiadores concuerdan en que Juana convirtió la guerra en un conflicto religioso. Al situarse como una figura semidivina, atrayendo seguidores con ideales cristianos, aportándoles fe, los ingleses inmediatamente la señalaron como bruja y hereje. El impacto que tenía en los líderes militares hicieron que éstos ordenaran su segundo ataque, causando la retirada de los Ingleses y dándole validez a su voz y al mensaje que había llegado por medio de sus visiones. A partir de ese momento su credibilidad incrementó, se convirtió en una heroína y en figura clave para el futuro de la guerra.

Su victoria en el asedio de Orleans ha sido considerado el punto más importante en el conflicto, ya que dio inicio a las victorias francesas. Después de décadas de peleas sin sentido, los soldados de nuevo tenían un motivo para continuar. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Desde ese momento, Juana comenzó a tener múltiples campañas militares, como el asalto a Paris y otro asedio en La Charité. Aconsejó a líderes como el Duque de Alençon y recibió apoyo de Jean d'Orleans. Se dice que recibió una flecha de arco, golpes de piedras y otras heridas en batalla, pero lograba continuar. Juana había cambiado el panorama por completo, sin embargo, cuando hubo tregua con los ingleses, fue capturada, puesta en juicio y sentenciada a inmolación. 

Años después los cargos fueron retirados y fue reconocida como una mártir y una de las figuras más importantes en la historia de Francia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿De dónde venían las apariciones?

Ha existido debate sobre la condición psicológica de Juana de Arco, tanto en el aspecto psiquiátrico como en el religioso. Algunos tratan con escepticismo sus declaraciones debido a que nunca especificó a qué figuras se refería, ya que existen múltiples santos con los nombres que mencionaba. Asimismo, se ha afirmado que sufría de esquizofrenia o epilepsia, pero los documentos y recuentos de su personalidad no apuntan a ninguno de esos diagnósticos.

El mismo Carlos VII, cuyo padre sufría de brotes de locura, se negó a aceptar que Juana sufría algún tipo de trastorno. Era honesta, bondadosa, carismática y tenía todas las cualidades de una heroína cristiana. Ralph Hoffman de la Universidad de Yale ofreció un comentario válido que podría explicar con simpleza la actividad mental de la heroína: afirmó que los estados creativos y visionarios de la mente (que pueden incluir sutiles alucinaciones, estados de imaginación clara o escuchar voces) no son señales de alguna enfermedad mental.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es posible que Juana de Arco simplemente haya sido una visionaria con una imaginación fantástica. Su personalidad creó una figura difícil de ignorar. Sus ideas radicales eran lo que necesitaba el pueblo francés para prosperar en una guerra que parecía estar en su contra. Si en realidad fueron figuras divinas las que la guiaron hacia el éxito (al igual que el caso de Joseph Smith) se abriría de nuevo el debate sobre la existencia de Dios. Sin embargo, lo más probable es que simplemente haya sido una mente apropiada en el lugar correcto. Su llegada cambió al mundo entero.

Referencias:

"Auditory Hallucinations: What's It Like Hearing Voices?" de Ralph Hoffman (2003)

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

"From the Brink of the Apocalypse" de John Aberth (2000)

Declaración del juicio de Juana de Arco (1431)

Te puede interesar:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Príncipe Felipe, esposo de la Reina Isabel II: ¿Fue el hombre más elegante del mundo?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Razones por las que la corona inglesa debe desaparecer cuando la reina Elizabeth II muera

Robar niños, evadir impuestos y otros delitos que la Reina Isabel puede cometer sin ser culpable

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD