PUBLICIDAD

HISTORIA

Ixchel, la diosa Maya a la que veneran todas aquellas mujeres que tienen el deseo de ser madres

La diosa Ixchel, es venerada y querida por todos aquellos que sueñan con dar vida.

La cultura Maya siempre es fascinante por todo lo que implica, incluyendo las costumbres, tradiciones y claramente, la mitología; entre todos los dioses ya conocidos y venerados, se encuentra Ixchel.

Conocida como la diosa de la luna, de ahí proviene su poder y sus dones, que contemplaban lo regido por los ciclos de la luna como el agua, la fertilidad, las cosechas, el embarazo, los partos, así como el amor y la sexualidad. Pero también como la patrona de los textiles, pintura, artes y medicina.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque era conocida como la diosa de la vida, también en su lado negativo, podría mandar inundaciones, enfermedades y hechizos.

La leyenda de la Diosa Ixchel

Una de las leyendas por las que se dice que Ixchel es la diosa de la luna se remite a cuando se enamoró de Itzamná, el dios del sol, con quien vivió un gran amor hasta que un día apareció un príncipe de otro imperio, quien se enamoró de ella.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La hermana de Ixchel, Ixtab sin saber del amor que existía entre Ixchel e Itzamná, para solucionar el problema propuso que se enfrentarán en una pelea a muerte y el sobreviviente se quedará con el amor de su hermana.

Los hombres comenzaron la lucha y justo cuando Itzamná iba a vencer al príncipe, éste lo hirió con traición y murió. Ixchel al ver cómo su amado moría, se quitó la vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se dice que el alma de Itzamná fue elevada al cielo y pasó a ser el dios del Sol y este se casó en el cielo con Ixchel, lo que hizo que Ixchel se convirtiera en diosa de la Luna.

Itzamná también hizo brillar la noche, gracias a las estrellas y desde entonces son más brillantes. La leyenda también cuenta que las doncellas que mueren a una temprana edad, suben a los cielos para brillar por la eternidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Además, también se dice que, en cada fuego nuevo, la diosa Ixchel renace y permite que las doncellas (las estrellas) se enamoren y del fruto de ese amor dan a luz un hijo.

Por otro lado, existe otra leyenda que relata que Ixchel se encontraba tejiendo cuando atrajo la mirada de Itzamná, dios del Sol; con quien se casó y tuvo dos hijos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Yum Kaax, dios de las plantas silvestres y de los animales relevantes para los cazadores y agricultores para cuidar su cosecha de los depredadores; y Ek Chuah, el dios del cacao, de la guerra y patrono de los comerciantes.

Además de que se dice que otros de sus hijos fueron dioses de los sacrificios y de las estrellas; mientras sus hijas fueron las diosas de las aguas, de la noche y del paraíso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cuál era el aspecto de la Diosa Ixchel?

De acuerdo a la página Neomexicanismos, Ixchel era conocida de diferentes maneras, de acuerdo a sus atributos, como por ejemplo en el Chilam Balam se le llama Ix Chel (mujer arco iris), en otros escritos Chak Chel (arco iris grande), Sak U’ Ixik (Señora Luna Blanca), Ix Chebel Yax (Señora del Primer Pincel) o Sinal en su advocación de Diosa de los partos cuyo significado alude a la capacidad de dar a luz.

Por esa misma dualidad , Ixchel podía apreciarse en algunas pinturas como una hermosa mujer acompañada de un conejo o como una anciana vaciando cantaros de agua sobre la tierra ocasionando tormentas, maldiciones y devastación sobre la Tierra.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En su aspecto malvado se le representaba como una anciana rodeada de símbolos del Xibalba (el inframundo Maya) como calaveras y seres demonios, así como una serpiente enrollada al cuello y que salía por su cabeza; mientras sus pies eran garras.

Mientras que en su lado bondadoso, se representaba tejiendo con un telar de cintura, del cual fue creadora por lo que estaba asociada a la araña, su tejido era el hilo de la vida, el hilo umbilical y simbolizaba su placenta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La veneración a la diosa Ixchel

De acuerdo a la misma página Neomexicanismos: Los festejos de esta importante diosa maya de la luna se realizaban en el mes zip, entre el 21 de agosto al 13 de septiembre, bajo su advocación de diosa de la medicina y fertilidad.

Se dice que en el momento de los partos, todos aquellos que la veneraban depositaban una estatuilla de Ixchel debajo de la cama del recién nacido.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La Travesía Sagrada Maya

Actualmente se realiza la Travesía Sagrada Maya, una experiencia única que mantiene viva una de las más antiguas tradiciones de Quintana Roo, la peregrinación que, año con año, realizaban los canoeros mayas remando hacia la Isla de Cozumel ‘Dcuzamil’ desde el Puerto de Polé (hoy en día Xcaret) para adorar a la diosa Ixchel, lugar en el que se encuentra uno de los templos más importantes dedicados a ella.

Los peregrinos que pueden ser tanto hombres como mujeres, se embarcan en un viaje a mar abierto de varias horas con el propósito de venerar de manera voluntaria a la diosa Ixchel, algunos con la intención de pedirle favores relacionados con la fertilidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se dice que en la antigüedad, los peregrinos eran sobretodo mujeres y niñas, e iban a visitar a Ixchel por lo menos 2 veces en la vida, la primera visita de niña en compañía de su madre y la segunda como madre junto a su hija. Llegaban con ofrendas de flores y comida así como diversas figurillas que representaban a la diosa.

Ixchel, era de una de las diosas más importantes para la cultura maya, tanto que hasta la actualidad su poder sigue siendo evidente, hay diversos relatos que indican que todas aquellas mujeres que no pueden concebir, después de hacer la Travesía Sangrada Maya, han podido quedar embarazadas... hasta de gemelos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD