PUBLICIDAD

HISTORIA

La Casona de Fidel: El lugar más embrujado de la Roma

La leyenda cuenta que esta mansión de la colonia Roma fue el escenario de un horrendo crimen.

En la avenida Sonora de la colonia Roma, en la Ciudad de México, hay una enorme mansión que hoy en día no llama mucho la atención: está cubierta de vallas y rodeada por nuevas construcciones, edificios de departamentos y oficinas. Se trata de una casa conocida como ‘La casona de Fidel’, que durante el siglo pasado fue una de las más emblemáticas de la zona, fuente de leyendas y mitos que la colocan como una de las más “embrujadas” de la capital mexicana.

De acuerdo con la leyenda, la casa tiene alrededor de 120 años de existencia. Sin embargo, pasó casi la mitad de su existencia como un domicilio normal. Fue en los años 70, cuando era ocupada por un joven llamado Fidel y sus abuelos, que esta se volvió un escenario de la tragedia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se dice que Fidel era un joven con problemas de adicción a las drogas. Y, como en todas las leyendas que nacieron durante el pánico satánico de los 80, todo tuvo que ver con una secta que lo llevó a realizar extraños rituales en el sótano de la casa, con todo y orgías y consumo de sustancias psicoactivas (algo que sería un miércoles cualquiera en la casa de los Rolling Stones).

Un día, los vecinos notaron un extraño olor a putrefacción que venía del interior de la casona. Además habían pasado varios meses sin ver al joven ni a sus abuelos. Cuando la policía por fin acudió, encontraron los cadáveres de los dos adultos mayores, colocados en la cama y rodeados de sangre. También hallaron el cuerpo de Fidel, quien se había colgado de una lámpara y dejó una carta en la que pedía perdón por lo que había hecho.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La triste historia de la Casona de Fidel, por supuesto, ha sido aderezada con los años por las personas que la cuentan de generación en generación. Hasta ahora no se sabe qué tan ciertos son los rumores de que Fidel era parte de una secta satánica, ni qué tan ciertos son los detalles del supuesto asesinato. Sin embargo, un clavado en Google Maps revela que el interior de la mansión sí esconde pentagramas, cenizas y más parafernalia que abona a la leyenda.

Podría interesarte
Etiquetas:cdmxHistoria
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD