La historia detrás de "El Coco", el mito que atormentó millones de niños alrededor del mundo
Historia

La historia detrás de "El Coco", el mito que atormentó millones de niños alrededor del mundo

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

7 de febrero, 2017

Historia La historia detrás de "El Coco", el mito que atormentó millones de niños alrededor del mundo
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

7 de febrero, 2017

 

 

"El coco te va a comer", "...te llevará", "...saldrá de bajo tu cama y te jalará de los pies". Las voces amenazantes de nuestros padres caían sobre nosotros en las noches. "Si no te duermes... si no te portas bien", ese monstruo se apoderaría de nosotros y nos haría desaparecer. Nos separaría de los brazos de los individuos que nos dieron vida y llevaría nuestra alma a un plano desconocido. 

Probablemente para muchos la experiencia no fue tan terrible, pero ese pequeño mito que se ha repetido en múltiples hogares en todo el mundo, se transmite por generaciones y es un ejemplo de la función social de las leyendas, a veces para atormentar a niños malcriados y darle un giro a su comportamiento.

historia de el coco slender

Todos hemos escuchado la historia de "El Coco". Su condición libre de imagen y peculiaridades, le permitía a los progenitores crear cualquier mito alrededor de su misteriosa figura, dotándolo de una infinidad de habilidades con tal de que el impacto causado en los pequeños corrigiera su mal comportamiento. Y aunque pensemos que es un elemento de la cultura hispana, en realidad es parte de un concepto universal que data de casi un milenio de antigüedad.

"Bogeyman", "Babau", "Butzemann" y "Bala" son sólo algunos de los otros nombres que tiene el protagonista de nuestro primer miedo y sus castigos son diferentes dependiendo el país y los padres que cuenten la historia. En algunas culturas es personificado por un hombre sin rostro con apariencia ominosa, en otras es un monstruo similar al Diablo. No existe un nacimiento claro del mito, situación que lo transforma en un elemento histórico libre de interpretación y a la vez, en una curiosidad social.


Casi todos sus nombres derivan de una sola palabra en inglés: booge, que tiene un vínculo con los duendes. En la cultura europea alrededor de los años 1500 d.C., surgían historias sobre estos personajes, descritos como pequeños hombres con barba y vello en todo el cuerpo. Los relatos narraban que los individuos vivían en los hogares con las familias pero sólo estaban activos de noche realizando diferentes actividades, como limpieza y orden. Entonces, pudo nacer el mito en boca de los padres vinculando a los seres míticos con amenazas. De esa forma el objeto de fantasía tomaba un sentido oscuro, causando un impacto mayor en los niños.

historia de el coco miedo

Otra versión del personaje hizo su aparición en México: "El Ropavejero". En países de habla inglesa era conocido como el Sack Man (hombre del costal) y por lo general se le atribuía un rostro horrendo con brazos delgados. Se amenazaba a los niños con que el personaje se los llevaría a un lugar desconocido. En algunas zonas, ese individuo también nació como una contraparte negativa a un personaje amado: Santa Claus, quien en lugar de robarse a los pequeños, les da regalos.

historia de el coco saco

Existe una representación de "El Coco" que todos han visto: las calabazas de Halloween. Esta tradición nació en Irlanda y era una forma de hacerlo ver como una calavera con llamas, debido a que en las culturas antiguas celtas ponían las cabezas de sus víctimas en lanzas para causar intimidación. De hecho, la fruta tropical del mismo nombre fue bautizada de esa forma por los marineros de Vasco da Gama, pues al verla recordaban la versión que todos conocemos del personaje. Su impacto cubre absolutamente todo el mundo y es increíble que aún se cuente en la mayoría de los hogares.

Como se mencionó, también tiene un impacto cultural profundo, que la ha relacionado con religiones y credos diametralmente opuestos. Francisco Goya realizó un grabado titulado "Que viene el Coco" (1799), donde los niños se ven aterrorizados, mientras que la madre parece tranquila mirándolo con curiosidad. El mismo Miguel de Cervantes usó al personaje en el epitafio de Don Quijote:

Tuvo a todo el mundo en poco,
fue el espantajo y el coco
del mundo, en tal coyuntura,
que acreditó su ventura
morir cuerdo y vivir loco.

historia de el coco

-

Sin estar escrito en la Biblia, "El Coco" ha trascendido idiomas, naciones, grupos sociales y razas con un sólo propósito: atemorizar a los niños pequeños. Aunque algunos experimentaron versiones ligeras del personajes, con canciones nocturnas agradables y juegos con la imaginación, otros fueron atormentados de manera horrible por un individuo ficticio durante los primeros años de su vida.
Se parece un poco a Dios.

-










Referencias: