PUBLICIDAD

HISTORIA

La Rosa Blanca: la resistencia estudiantil que luchó contra el nazismo y Hitler

Bajo las narices de la Gestapo, y durante la época más cruda del régimen nazi, un grupo de estudiantes en Munich que se hicieron llamar la Rosa Blanca, encontraron la forma de resistir y luchar contra Hitler hasta que inevitablemente fueron descubiertos. Ésta es su historia.

«Yo sabía lo que asumía y estaba preparado para perder mi vida haciéndolo». Hans Scholl, miembro de la Rosa Blanca. 

Cuando se habla de la Segunda Guerra Mundial es común que la discusión se centre en algunos de los aspectos más crudos de ésta: los combates constantes en los diversos frentes, la detonación de bombas nucleares, la creación de los campos de concentración y el asesinato de miles de judíos, así como incontables bajas en ambos bandos de la guerra, sin embargo, además de todos esos aspectos enumerados de manera superficial, también existieron diversos movimientos de resistencia al interior de Alemania. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si bien durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial hubo un buen número de intelectuales, artistas y científicos que emigraron por todo Europa y hasta América huyendo de la guerra y el régimen nazi y las atrocidades de estos, como en todo conflicto bélico también existen aquellos que por algún motivo no pueden huir de sus lugares de origen y encontrar refugio, pero que suelen ser personajes clave para la resistencia interior que no necesariamente implica actos bélicos. 

Qué fue la resistencia de la Rosa Blanca o Weiße Rose durante la Alemania nazi

Tal fue el caso de la Rosa Blanca o la Weiße Rose, una resistencia alemana conformada por un grupo de universitarios que se organizaron para denunciar al régimen del Tercer Reich a través de decenas de panfletos con aseveraciones que sin duda alertaron a la Gestapo, la policía secreta de los nazis que se encargaba de investigar todos los casos de traición o espionaje que pudiera haber en la Alemania nazi. Miembros de la Rosa Blanca: Sophie Scholl, Hans School y Christoph Probst. / Fotos: Ludwig-Maximilians-Universität München

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La historia cuenta que la Rosa Banca fue fundada por varios estudiantes de medicina de la Universidad de Ludwig Maximilian de Munich: Hans Scholl, Willi Graf y Alexander Schmorell, después de que fueran enviados al frente oriental y pudieran ver las consecuencias directas de la guerra y el régimen. Este acto, así como la creciente sospecha ante las ideas de Hitler y las implicaciones de su guerra, provocaron que entre estos jóvenes comenzara la chispa de la indignación y por lo tanto que buscaran denunciar las atrocidades del régimen en junio y julio 1942. La redacción y publicación de estos panfletos coincidirían con la eventual derrota del ejército alemán ante la Unión Soviética en la batalla de Stalingrado lo que provocó que más detractores se convencieran que el Tercer Reich estaba llevando al país al desastre y a costa de las juventudes alemanas que daban su vida en el frente. 

Además de Scholl, Graf y Schmorrell, también destacaron como miembros Sophie Scholl –hermana de Hans–, el profesor de filosofía Kurt Huber, Hans Leipelt y Christoph Probst, siete miembros clave para esta resistencia pacífica que durante su año de actividad publicó y distribuyó seis panfletos. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

«… cada individuo, consciente de su responsabilidad como miembro de la civilización cristiana y occidental, deberá defenderse contra los flagelos de la humanidad, contra el fascismo y cualquier sistema similar de totalitarismo. Ofrezcan resistencia pasiva –resistencia– en donde sea que estén, eviten la propagación de esta máquina de guerra atea antes de que sea demasiado tarde, antes de que las últimas ciudades, como Colonia, se hayan reducido a escombros, y antes de que el último joven de la nación haya dado su sangre en algún campo de batalla por la arrogancia de un infrahumano. No olviden que cada persona merece el régimen que está dispuesto a soportar». Se lee en el primer panfleto de la Rosa Blanca. Resaltado propio.

Miembros de la Rosa Blanca: Alexander Schmorell, Willi Graf y el profesor Kurt Huber. / Fotos: Ludwig-Maximilians-Universität MünchenEn los panfletos que este grupo de resistencia repartió se hace notoria la influencia de algunos de los poetas más relevantes para Alemania como Goethe, así como cierta influencia cristiana. Del mismo modo, los panfletos comenzaron a ser enviados a ciertos individuos con la ayuda del directorio telefónico y repartidos por los estudiantes en la universidad así como ciertas pintas en Munich con las frases de “Libertad” y “Abajo Hitler”. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El origen del nombre de la Rosa Blanca

A pesar de las influencias y citas de ciertos autores en los seis panfletos, no fue posible descubrir la motivación detrás del nombre de Rosa Blanca y diversos autores fueron señalados como fuente de inspiración, incluyendo al cubano José Martí –cuya poesía trascendió e irónicamente fue uno de los escritores e intelectuales esenciales para la independencia de Cuba y fundador del Partido Revolucionario Cubano–, y aún se cree que la ocultación de este dato fue deliberada para proteger a sus miembros. 

Qué decían los panfletos de la Rosa Blanca

A lo largo de estos panfletos, los miembros de la Rosa Blanca tocaron temas sensibles para la ciudadanía alemana, muchos que habían nacido bajo el régimen e incluso que formaron parte de las juventudes hitlerianas que los adiestraban en materia militar y en la ideología nazi ahora se enfrentaban a cierta vergüenza por el camino de su líder o del asesinato de judíos –y otras minorías religiosas. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

«No queremos discutir aquí la cuestión de los judíos, ni queremos escribir una defensa o disculpa en este folleto. No, sólo a modo de ejemplo queremos citar el hecho que desde la conquista de Polonia trescientos mil judíos han sido asesinados en esta país de la manera más bestial. Aquí, nosotros vemos el crimen más espantoso contra la dignidad humana, un crimen que no tiene paralelo en toda la historia. Por que los judíos también son seres humanos –no importa qué posición se tome con respecto a la cuestión judía–, y un crimen de esta dimensión ha sido perpetrado contra los seres humanos». En el segundo panfleto de la Rosa Blanca. Resaltado propio.

Replicas de los panfletos de la Rosa Blanca en la Universidad de Munich. / Foto: Encyclopædia Britannica - © Sirithana Tiranardvanich/Dreamstime.comAl tiempo que para su tercer panfleto los estudiantes proponían formas en los que sus lectores podían sumarse a esta resistencia pasiva. Ellos propusieron sabotear todo tipo de reuniones o ceremonias públicas del Partido Nacionalsocialista, sabotear todo avance científico que pudiera permitir la continuación de la guerra, sabotear a las instituciones culturales que ayudaran a mantener a los fascistas en sitios de prestigio o que dependieran del mencionado partido e incluso todas las publicaciones que defendieran el fascismo y promovieran la ideología nazi. Todas estas acciones teniendo en cuenta que la derrota del régimen fascista en la Segunda Guerra Mundial era imperativo. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ellos también escribirían algunas de las líneas más severas que presagiaban el futuro, el estigma de la nación alemana debido a su pasado y las atrocidades cometidas: 

«¿Seremos para siempre una nación que es odiada y rechazada por toda la humanidad?»

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La disolución de la Rosa Blanca

Ninguno de los siete miembros claves sobrevivirían para ver el fin de la Segunda Guerra Mundial y la caída del régimen nazi. La Rosa Blanca encontraría su fin después de que un 18 de febrero de 1943, los hermanos Scholl repartieran panfletos en la Universidad de Munich y Sophie quien según el relato subió a los techos para soltar al aire los panfletos restantes fuera avistada por un miembro real al Partido Nacionalsocialista y notificara a la Gestapo. 

La Rosa Blanca /  Foto: Weiße Rose Stiftung e.V.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hans y Sophie serían arrestados por la policía secreta ese mismo día y ambos se responsabilizarían por la creación y distribución de los panfletos –mismos que Hans redactaba en su máquina de escribir antes de realizar copias y cuya evidencia la policía encontraría en sus hogares– sin delatar al resto de sus colaboradores. Durante este periodo, Christoph Probst también sería arrestado después de que se encontrara una copia manuscrita del siguiente panfleto con su letra. 

Los jóvenes comparecerían en un juicio en el que el juez, Roland Freisler los dictaría culpables de alta traición y por lo tanto a la pena de muerte por decapitación. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De tal forma, los hermanos de este grupo de resistencia perderían la vida un 22 de febrero de 1943. Posteriormente, la Gestapo seguiría su investigación lo que llevaría a que el resto de sus compañeros tuvieran destinos similares y que otros simpatizantes fueran condenados a largas sentencias en la cárcel.  

Sophie y Hans Scholl en una estampilla postal conmemorativa de Alemania Oriental de 1961. / Foto: Wikimedia Commons.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, su hazaña y sus escritos pasarían a la posteridad después de que copias de los panfletos llegaran a manos de opositores del régimen nazi, mismos que los harían llegar a Inglaterra. Más tarde las fuerzas aéreas británicas soltaran cinco millones de copias del último panfleto de la Rosa Blanca en las ciudades del norte y centro de Alemania ahora intitulado “El manifiesto de los estudiantes de Munich”. 

Aunque esta acción no supondría ningún levantamiento, la resistencia de la Rosa Blanca pasó a la historia como testimonio del espíritu humano en contra de la adversidad. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Puedes encontrar todos los panfletos de la Rosa Blanca en inglés dando clic aquí.

Foto en portada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te podría interesar:

Los nazis rosas: la historia del tercer sexo creado por Hitler

Hitler y el pulque: la obsesión del Führer por la bebida de los dioses

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD