PUBLICIDAD

HISTORIA

Estos son los dioses del viento que no te dejaron dormir anoche

Una señal de cambio y purificación para despedir al 2020 🌬️

El poder de la naturaleza siempre ha impresionado a la humanidad, no hay nada que se le pueda comparar. La fuerza y entrega de los fenómenos meteorológicos ha estado presente en todas las civilizaciones y fueron estas, las que comenzaron a desarrollar diferentes cultos y deidades para poder explicar estos sucesos.

Los fuertes vientos, que azotan a las ciudades y alrededores, son una consecuencia natural del clima y las estaciones del año, un sistema natural para limpiar los cielos y darle paso a un nuevo inicio. Como se mencionó antes, las antiguas civilizaciones se explicaban estos fenómenos con teorías religiosas, por ejemplo el viento era un factor fundamental en su vida cotidiana y espiritual, por lo tanto los dioses del viento son figuras esenciales en muchas mitologías.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Grecia y Roma

Los griegos y los romanos personificaban los cuatro vientos según su dirección cardinal y aplicaron nombres y roles a cada uno. A estos dioses se les llamó Anemoi en griego antiguo y Venti en latín. Se creía que Boreas, o Septentrio en latín, era el dios del viento del norte y se le representaba como un anciano barbudo asociado con el invierno y los vientos fríos del norte. El viento del sur estaba representado por Notos, o Auster, que se pensaba que traía vientos cálidos de verano, tormentas y un calor abrasador que dañaba los cultivos. Eurus, o Subsolanus, era el dios del viento del este y llevaba lluvia y calor del este. Finalmente, el viento del oeste estuvo representado por Zephyr o Favonius, quien se pensaba que vivía en una cueva y estaba asociado con la primavera y la floración.

Foto: Wikimedia Commons

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Mesopotamia

Los antiguos mesopotámicos creían en un dios del viento central que también era el dios más alto del panteón de los sumerios. Enlil era considerado el dios de la atmósfera y era extremadamente poderoso en la mitología sumeria y todas las facetas del viento, desde suaves brisas hasta poderosos huracanes, se atribuían a su fuerza. Se creía que Enlil no solo controlaba los vientos, sino que también era responsable de la fertilización en la agricultura, la maduración de los cultivos y el estancamiento durante el invierno.

Mexicas

El pueblo mexica dedicó muchas pirámides redondas a uno de sus máximos dioses, Ehécatl (asociado fuertemente con Quetzalcoatl), este dios es prominente en toda su mitología y estuvo presente en diferentes formas desde el principio. Ehécatl estaba personificado por una gran serpiente emplumada y su propio nombre significa "viento" en náhuatl. Se creía que ayudó a crear la humanidad al comenzar el movimiento del sol y la luna cuando emitió un gran soplido. Ehécatl también era considerado un patrón de los comerciantes y asociado con los monos araña, debido a su gran velocidad y agilidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Noticonquista

China

Los antiguos chinocreían en una Señora de los Vientos que era responsable de contener o liberar los vientos del cielo: Feng Popo, y se creía que cabalgaba sobre un tigre a través de las nubes. Feng Popo llevaba los vientos en una bolsa al hombro que soltaba cuando se volvían demasiado pesados para soportarlos o cuando estaba de mal humor. Representada como una mujer mayor, se pensaba que también poseía una inmensa sabiduría.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tribus norteamericanas

Gaoh, dios del viento de la Confederación Iroquois, era considerado el maestro de los vientos, que eran muy poderosos para el planeta, por lo que convocó a 4 criaturas de la Tierra para que lo ayudaran a gobernar los vientos terrestres. Gaoh abrió una puerta en cada dirección cardinal para convocar a las criaturas de la Tierra para contener los vientos. Encadenó a un animal de cada dirección para poder manipularlos: Yaogah era un oso del norte elegido para traer viento frío, nieve y hielo; los fuertes vientos del oeste fueron asignados a Dajoji la pantera, Oyandone, el alce, tenía dominio sobre la lluvia y la niebla del este y el cervatillo Neoga llevaba calidez, paz y alegría desde el sur. Así lograban equilibrar el viento.

Foto: Hvac History

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te podría interesar:

9 dioses de la mitología maya que debes conocer

Camazotz: el dios maya que inspiró la creación de Batman

Los 42 días en los que todos los muertos del inframundo pueden visitarnos

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD