La heroína latinoamericana que luchó por la libertad y fue cruelmente asesinada por los españoles

martes, 7 de marzo de 2017 7:00

|Rodrigo Ayala



Existió una serie televisiva entre 1995 y 2001 que causó verdadero revuelo: “Xena, la princesa guerrera”. La serie, ambientada en una época y lugar desconocidos, narraba la historia de Xena, una valiente guerrera que en compañía de su fiel escudera, Gabrielle, viajaba a través de territorios hostiles; siempre impartiendo justicia a favor de las buenas causas. Espada y escudo en mano, se enfrentaban con valentía a peligrosos enemigos: demonios, ejércitos despiadados, dioses y toda clase de criaturas malvadas. El carácter de ambas se distinguía por su profundo coraje hacia los entes malignos, su arrojo al enfrentarlos y un sentido de la justicia y el honor muy altos.

En la vida real, existen mujeres que, al igual que la guerrera Xena, han combatido en contra de invasores y personajes que sólo buscan satisfacer sus propios intereses, pisoteando a los más débiles. Una de las figuras ejemplares que llevó a su país a despertar en contra de los opresores, fue Policarpa Salavarrieta, conocida también como “La Pola”. Fue una de las principales figuras y gestoras de la independencia de Colombia.

No se sabe exactamente la fecha de su nacimiento, ni el lugar. Se le sitúa entre 1793 y 1796 en Guaduas,  Cudinamarca. Fue la quinta de siete hermanos de una familia encabezada por el padre, Joaquín Salavarrieta, y la madre, Mariana Ríos.  

policarpa salavatierra pintura

En 1797 la familia se trasladó a Bogotá, donde iniciaron sus desgracias: a causa de una epidemia de viruela, los padres y dos de los hermanos de Policarpa fallecieron. Esto causó la desintegración de la familia. Policarpa y su hermano Bibiano, que eran los menores de los Salavarrieta, regresaron a Guaduas con su hermana Catarina y su marido Domingo García. Los niños se establecieron de forma permanente en el hogar del matrimonio. En él, muchos viajeros se alojaban cuando iban de viaje hasta Santa Fé, por lo cual, la información de lo que pasaba en España y la capital virreinal era constante. Esto sembró la semilla revolucionaria en Policarpa.

La historia dice que en los años siguientes, Policarpa se dedicó a labores de costura y enseñanza. Hacia 1809, la vida de esta mujer comenzaría a definir su rumbo. Conoció a los hermanos Leandro y Alejo Sabaraín, quienes comenzaron a involucrarla en labores independentistas. Una versión popular apunta a que desarrolló algo más que una amistad con Alejo y soñaban con formalizar su relación hacia 1810. Sin embargo, el inicio de la insurrección los obligó a aplazar la ceremonia.  

El 20 de julio de 1810 comenzó de manera oficial la independencia colombiana: la ciudad de Bogotá creó una junta propia que reclamaba autoridad absoluta para gobernar, aunque juro fidelidad al rey Fernando VII.

policarpa salavatierra

Las ideas revolucionarias estaban totalmente en la mente y el corazón de Policarpa. Muchos la tenían en la mira debido a sus comentarios y acciones abiertamente a favor de la revolución que comenzaba a gestarse. Eso la orilló a trasladarse a Bogotá, lugar en el que entró a trabajar a las órdenes de María Matea Martínez de Zaldúa y otras damas de la sociedad colombiana para ejercer labores de costura. Este ir y venir le ayudaba a obtener información valiosa y llevarla a la causa independentista.

En la capital, "La Pola" comenzó su trayectoria como fiel partidaria de los actos revolucionarios. Se distinguió por llevar a cabo acciones de espionaje y traslado de información secreta. A la par, Alejo formaba parte de grupos guerrilleros que se alistaban para la lucha.


Los grupos contrarios a la causa independentista comenzaron a confeccionar una lista de personas que estaban involucradas en labores ajenas a sus intereses. El nombre de Policarpa figuraba en ella. Para su desgracia, Alejo Sabaraín fue detenido junto con otros compañeros rebeldes, el 3 de septiembre de 1810. Obligando a “La Pola” a esconderse para evitar correr la misma suerte que su pareja. A pesar de ello, el 10 de noviembre de 1817, fue detenida y aprisionada en el Colegio Mayor del Rosario, a manos del principal agente español en la ciudad: el Sargento Iglesias.

policarpa salavarrieta muerte
Cuatro días después, Salavarrieta fue fusilada a manos del ejército español, junto con otros rebeldes; incluido Alejo. Un desenlace triste para una pareja que jamás dejó de luchar por sus ideales. La independencia colombiana no terminaría sino hasta 1819. Aunque “La Pola” no vivió para ver su sueño realizado, fue parte vital para el logro de esta causa.

En la actualidad, Policarpa Salavarrieta es reconocida como una de las figuras más grandes para la independencia de la patria colombiana. El 14 de noviembre de 1967, el día de su aniversario luctuoso, el congreso de su país decidió homenajearla con la instauración del Día de la Mujer Colombiana. Su figura ha sido representada en distintos billetes y monedas, siendo la única mujer en la historia del país sudamericano en tener ese honor.

policarpa salavatierra al calabozo

Sirvan las palabras de la heroína latinoamericana, tomadas del libro “Palabra colombiana: Nuestra historia en 25 discursos" (2015) de Daniel Mitchell, como prueba de su fe inquebrantable en unos ideales que buscaban favorecer a los más desprotegidos:

Sabed que no llevo a la tumba otro pesar que no sea ver la destrucción de la tiranía y el establecimiento de las banderas de la independencia. Sólo sé que he tratado de defender a tantos inocentes que habéis pisoteado.

Dios se encargará de reivindicar la justicia y conceder la libertad y la paz a tantos pueblos oprimidos. Pueblo indolente, cuán diversa sería hoy nuestra suerte si conociereis el precio de la libertad. Pero no es tarde. Ved que, aunque mujer y joven, me sobra valor para sufrir la muerte y mil muertes más. No olvidéis este ejemplo.


policarpa salavatierra botero

-
Por supuesto, jamás se olvidará a tan valerosa mujer, ejemplo de coraje para tantos rebeldes que a diario defienden sus ideales. Como Policarpa, conoce la historia de mujeres fuertes que lideraron una revolución.También sé testigo de otras mujeres revolucionarias en la historiaa las cuales se les reconoce su importante papel en las luchas contra las tiranías. 


*
Referencias:

BBC

Biografías y Vidas

 
 
REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS