INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La política exterior feminista de Suecia que Latinoamérica debería copiar para acabar con la violencia

6 de noviembre de 2017

Cultura Colectiva

En 2014 Suecia captó la atención del mundo al convertirse en el primer y único país en impulsar una política exterior explícitamente feminista

En Escandinavia, al norte de Europa, en frontera con Noruega, Finlandia y Dinamarca, se ubica Suecia. Esta nación, patria de grandes artistas como Ingmar Bergman y Stieg Larsson, es tan interesante en lo político y social como en lo cinematográfico. Desde hace un tiempo el país ha estado deslumbrando al mundo con sus propuestas laborales progresistas. Tal vez se pierda un poco de vista esa perspectiva, sobre todo en una cultura que celebra un festival del pene, pero de hecho Suecia rompe paradigmas y es un ejemplo en muchos aspectos. A finales de 2014 Suecia captó la atención del mundo al anunciar que se convertiría en el primer y único país en impulsar una política exterior explícitamente feminista. El objetivo de este nuevo enfoque es la implementación integral y sistemática de estrategias nacionales e internacionales, que contribuyan a promover la equidad de género y el pleno disfrute de los derechos humanos entre las mujeres, al prestar especial atención a las que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.



Para lograrlo se busca integrar la perspectiva de género a todas las acciones del Servicio Exterior, cuyas políticas deben estar siempre orientadas hacia cinco metas particulares: el respeto a la ley y los derechos humanos. Combatir la violencia de género, tanto en escenarios de conflicto como en tiempos de paz; promover los derechos reproductivos y la salud sexual alrededor del mundo, luchar por el empoderamiento económico de las mujeres e involucrarlas en los esfuerzos de desarrollo global y combate al cambio climático.

Margot Wallström, la ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, reconoce que añadir una perspectiva feminista a la política exterior ha recibido reacciones mixtas y una buena dosis de críticas por parte de quienes creen que se trata de un experimento poco pragmático en un mundo cada vez más incierto y peligroso.

No obstante, en una entrevista para la revista Foreign Policy, Wallström aseguró que, lejos de resultar idealista, una política exterior feminista es la política más inteligente que se puede tener en este momento. La evidencia incontrovertiblemente sustenta su idea, pues numerosos estudios han demostrado que el involucramiento de las mujeres es vital para lograr paz sustentable tras un conflicto.


Margot Wallström


De hecho, de acuerdo con el ex secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, el mundo se está dando cuenta de que no hay políticas publicas más efectivas en promover el desarrollo, la salud y la educación que el empoderamiento de las mujeres y las niñas, además de no haber mejor táctica para asegurar la paz.

América Latina podría beneficiarse enormemente del ejemplo de Suecia: 41 ciudades de las 50 más violentas en el mundo se encuentran en esta región. Parte del problema se debe a las dificultades derivadas del narcotráfico, la desigualdad económica y sin duda la cultura machista que predomina en todos los ámbitos de la sociedad. La principal lección que los gobiernos iberoamericanos podrían aprender de la política exterior feminista es considerar la equidad de género como un factor directamente relacionado con la seguridad del Estado y del escenario internacional en general, y no como un tema secundario en las agendas políticas.

Es hora de considerar la posibilidad de que el problema de violencia en esta parte del mundo se ha estado atacando desde la trinchera equivocada. En el caso de México, se pensó necesario contrarrestar las balas, fuego y sangre perpetrados por los criminales, con más de lo mismo por parte de las fuerzas armadas y es la sociedad civil quien sufre el fuego cruzado.


Índice de Equidad de Género Mundial: 0 más equitativo – 1 menos equitativo


Suecia está siendo pionera en reconocer que se tienen que afrontar los viejos problemas desde nuevas perspectivas. Buscar la equidad de género por medio de su acción exterior como una condición básica para lograr sociedades más seguras y justas es una innovadora apuesta de la cual no se habla lo suficiente, sobre todo en Latinoamérica.


Fuentes

The Progressive Post

Sweden's Foreign Minister Wallström on Feminist Foreign Policy

How Sweden Is Pursuing Its ‘Feminist Foreign Policy’ in the Age of Erdogan, Putin, and Trump

The Role of Women in Peacebuilding and Reconstruction: Lessons from Rwanda, East Timor, and Afghanistan

Hudson , V., Ballif-Spanvill, Caprioli, M., & Emmet, C. (2014). Sex and Wold Peace. New York: Columbis University Press P.95

Business Insider

Las mujeres y la guerra contra drogas: el reflejo del sistema patriarcal

***

Lo dicho. Suecia ha estado reestructurando su sociedad y su manera de ver el mundo desde lo social, lo cultural y lo político. En el ámbito laboral, una propuesta un tanto inusual ha atraído la atención de las personas: tener una hora de sexo durante el trabajo

TAGS: Feminismo Europa Politics
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 señales que indican que podrías tener diabetes 10 consejos para que tu relación madure La razón científica por la que una mujer gime durante el sexo Te amé como no creí posible, te amo como pocos han amado Razones por las que valió la pena esperar 14 años para ver "Los Increíbles 2" 8 cosas que no sabías sobre la masonería mexicana y su relación con el gobierno

  TE RECOMENDAMOS