PUBLICIDAD

HISTORIA

Posada del Sol: Una joya arquitéctonica en la Doctores con tintes satanistas

Una de las construcciones más impresionantes de México o al menos de las que debería ser más considerada es la Posada del Sol, una construcción que aunque actualmente se encuentra abandonada muy cerca de la estación Niños Héroes, que sigue brillando con un encanto misterioso imponente con su construcción innigualable.

Pero el encanto no solo radica en la fachada y construcción del mismo, sino también en la historia llena de misterios, sospechas y al parecer, un pasaje oscuro dentro de la historia mexicana, que si bien no ha sido confirmado nunca, siempre causa morbo y sorpresa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La Posada del Sol se encuentra rodeada de mitos y la información no es clara, realmente solo se sabe lo que se dice y se replica, por ello su misticismo se ha mantenido, llevando a los más valientes a explorar su interior y “desenmascarar” los rumores que la convierten en uno de los lugares más siniestros de nuestro país.

Historia de la Posada del Sol

La posada del Sol es un edificio construido en la década de los 40′s ‘por Fernando Saldaña Galván, ingeniero y pasante de arquitecto que tenía una sola meta en mente: Construir un hotel que fungiera como el mayor centro artístico, cultural e intelectual de la Ciudad de México, para esto, la posada debía contar con todo, cine iglesia, salas recreativas y hasta zonas para comer, tal como los hoteles que actualmente conocemos que te permiten hacer de todo dentro de sus instalaciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La construcción empezó llena de sueños y ambiciones, sobre todo lo último, por ello Saldaña mezcló diversos estilos para su construcción, entre los que destacan:

  • Barroco
  • Neoclásico
  • Colonial
  • Árabe
  • Algunos elementos masónicos
  • Gótico

Todo esto hizo que fuera incluso elogiado por Diego Rivera, el complejo se componía de más de 600 habitaciones, 6 edificios, jardines, fuentes, miradores, una capilla, un casino, restaurantes, teatro, cine, cantina, baño turco, salones de baile, de té, cafetería... en fin, era un monstruo que incluía todo, cosa poco común en la época, sin embargo, y a pesar de su belleza y complejidad arquitectónica, no duró mucho tiempo funcionando y cerró sus puertas a apenas 8 meses de su inauguración.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esto afectó profundamente a su creador, Saldaña, quien se obsesionó con este proyecto, incluso hay leyendas en las que se dice que el hotel nunca fue terminado, y es que su ambición lo llevó a querer seguir construyendo, lo cual le ocasionó una deuda impagable, de hecho se dice que cuando el arquitecto se convirtió en regente de la ciudad, hizo desvío de recursos para poder pagar el hotel que le carmomía la cabeza. Por otro lado se dice que en el cambio de administración el hotel fue confiscado por las grandes deudas que enfrentaba su dueño. Pero en ambos casos, la mayoría de la gente cuenta que se terminó suicidando, incluso se dice que en las noches se puede ver la sombra de su cadáver colgando, pero esto fue desmentido. Hace ya unos años, por mero gusto a la investigación, encontré a una de las familiares de Fernando Saldaña, quien me aseguró que falleció por “la edad”, aunque las afectaciones económicas producto de su “obsesión”, sí le afectaron, perdiendo gran parte de su fortuna.

Posterior al cierre el hotel paso a ser recinto de oficinas gubernamentales, escuelas, locaciones de películas y otro tipo de giros, pero nada ha permanecido, como sí la Posada del Sol hubiese sido destinada solo a ser construida para crear misterio y asombro a quien la conozca.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Las leyendas de la Posada del Sol

Hay muchas leyendas que rodean a la construcción más misteriosa de la CDMX, las cuales son reforzadas por la seguridad con la que es resguardada, además de la discreción que hay al no dejar pasar a cualquiera para ser testigo de su impresionante apariencia.

Quizá uno de los enigmas más famosos de la Posada del Sol es el de “La niña”, una historia que cuenta como una pequeña desapareció de la guardería en la época en la que la construcción formaba parte de unas oficinas del gobierno. La leyenda dice que la madre de la niña y un grupo de personas la buscaron por todos lados, hasta que llegaron al sótano y encontraron su cuerpo, del cual no se pudo determinar la causa de la muerte. Otras versiones más tétricas dicen que se encontró sin una sola gota de sangre, y es que el rumor de personas que usan los espacios vacíos para efectuar rituales satánicos siempre ha existido.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Otro de los misterios de la Posada del Sol y probablemente de los más controversiales es el mito alrededor de la capilla la cual tiene un pentagrama y unos extraños canales y tubos que lo rodean, además en el techo hay doce estatuas de buhos con piedras preciosas en lugar de ojos. El lugar tiene un acceso que dirige a la habitación principal del hotel la cual era del mismísimo Saldaña, por ello se dice que pertenecía a la masonería (lo cual no es nada raro con personas relacionadas al gobierno) o que se hacían otro tipo de rituales/ sacrificios de carácter satánico en esta capilla.

De hecho en un reportaje realizado por un medio, una fuente reveló que efectivamente, se encontraron restos óseos dentro de las instalaciones del hotel, incluso cuerpos emparedados y esto aunque pudiese representar la afirmación de los extraños rituales nos lleva a una tercera leyenda: El uso de las instalaciones del hotel para la desaparición de los estudiantes del 68. Ya que el complejo se encontraba abandonado, no sería de extrañar que como muchos otros recintos de la ciudad fuese usado para torturar y desaparecer para siempre a los estudiantes víctimas de este terrible suceso de la historia mexicana contemporánea.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Como te podrás dar cuenta las leyendas y mitos que rodean esta construcción lo convierten en un lugar de lo más llamativo para conocer y explorar, pero deja te digo que no es posible o al menos no para todos y después de que te cuente mi experiencia, hasta es probable que se te quiten las ganas.

Hace ya algunos años pretendía entregar para una de mis clases un proyecto que abordara la Posada del Sol y porque su construcción debería recuperarse, para ello debía ir al lugar y tomar fotos de su interior, sin embargo, al llegar, me encontré con que los guardias no me dejaban pasar y me pidieron ir a un café internet para conseguir el télefono de la Secretaría de Turismo y explicar mi situación, además de imprimir mi constancia que me avalaba como estudiante.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Total que justo a la vuelta había uno y de paso averigüe con el dueño como le habían hecho otras personas para pasar, total que en lo que andaba en el chisme y la ida y venida con los policías para entregar mi constancia, a mitad de camino me encontré con la escena más extraña: Un sujeto completamente pintado de rojo, con lentes de contacto del mismo color, colmillos (falsos o limados evidentemente), muy delgado y alto y lleno de símbolos que no reconocía pintados con negro por todo el cuerpo, lo único que lo cubría era una especie de taparrabos, por supuesto que me le quedé viendo con una especie de asombro y miedo, pero lo único que hizo fue verme con una mirada de esas que congelan los huesos para voltearse y escabullirse por una de las ventanas rotas en la lateral del inmueble y ahí terminó mi expedición ya que me surgieron muchas dudas ¿qué hacía un sujeto así entrado al edificio por un lado? ¿Porqué los policías se mantienen solo en la entrada? y pues sobra decir que se me quitaron las ganas de entrar, aunque sigue dentro de mis sueños guajiros.





Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD