13 datos sobre El Santo, el Enmascarado de Plata

Viernes, 21 de septiembre de 2018 10:30

|Rodrigo Ayala Cárdenas
santo el enmascarado de plata

El Santo es el máximo representante de la lucha libre mexicana a nivel mundial. Aquí un poco de su vida, sus hazañas y su figura que no dejado de brillar como la plata.

Todo amante de la lucha libre conoce el nombre del famoso Santo, el Enmascarado de Plata. Ícono de la lucha libre nacional, actor de cine de serie B, y héroe de las multitudes que veían en su figura la encarnación de la justicia, el valor y el orden. Ningún otro luchador mexicano ha logrado calar tan hondo en la cultura popular como el personaje plateado encarnado por Rodolfo Guzmán Huerta. Aquí hablamos un poco sobre su trayectoria y otros datos curiosos para que conozcas más acerca de la leyenda más grande de la lucha libre mexicana.




Nació en Tulancingo, Hidalgo, el 23 de septiembre de 1917. Fue bautizado como Rodolfo Guzmán Huerta.


En la década de 1920 se trasladó con su familia a la Ciudad de México, en específico a la vecindad la Covadonga, en la calle Belisario Domínguez, Centro Histórico.


santo el enmascarado de plata 1


Al tiempo que trabajaba como obrero en una fábrica textil, entrenaba lucha libre junto a sus hermanos Miguel y Jesús en el Casino de la Policía de la Ciudad de México.


También luchó con los nombres de El Enmascarado, El Hombre Rojo, El Incógnito, Rudy Guzmán, El Demonio Negro y El Murciélago II, sin embargo, El Santo es el nombre con el que se volvió inmortal. En 1942 su entrenador Jesús Lomelí estaba formando un equipo de gladiadores que lucharan con un atuendo plateado. Lomelí le dijo a Rodolfo Guzmán Huerta que eligiera entre tres nombres: El Santo, El Demonio y El Ángel. Guzmán Huerta eligió el primero y el resto es historia. Su debut con el nombre de El Santo fue el 26 de abril en la monumental Arena México.


santo el enmascarado de plata 2


En ese lucha se enfrentó en una pelea campal a Bobby Bonales, Lobo Negro, Gorila Macías II, Bobby Rood, Murciélago Velázquez, Ciclón Veloz y Parlisky. Perdió al ser descalificado por extrema rudeza ante Ciclón Veloz.


A inicios de la década de 1950 se convirtió en el primer gladiador en tener su propia historieta: Santo, el Enmascarado de Plata, cuyo autor fue el dibujante José Guadalupe Cruz. Así El Santo se convirtió en uno de los primeros superhéroes mexicanos.


santo el enmascarado de plata 3


Su popularidad fue tal que El Santo incursionó en el cine para crear una exitosa carrera como actor y creando un nuevo subgénero: el cine de luchadores. Su debut fue 1958 con las cintas Santo contra el Cerebro del Mal y Santo contra los hombres infernales, dirigidas por Joselito Rodríguez.


Su filmografía abarca 52 títulos, casi todos ellos con temas sobrenaturales o de suspenso. En estas cintas se hizo acompañar de luchadores populares como Blue Demon y Mil Máscaras, y actores como Capulina.



Estas cintas alcanzaron una enorme popularidad en países como Marruecos, Líbano, Egipto y Turquía, así como en Europa, donde incluso fueron catalogadas como cine surrealista. 


Su carrera se extendió desde 1942 a 1982 y jamás perdió su máscara. El domingo 12 de septiembre de 1982, a las 12 del día, teniendo como sede el Toreo de Cuatro Caminos, El Santo disputó su última pelea en relevos atómicos al lado de Gori Guerrero, Solitario y Huracán Ramírez vs Perro Aguayo, Signo, Negro Navarro y Texano.



Fue en el programa “Contrapunto” de Jacobo Zabludovsky cuando dejó ver una parte de su rostro.


Tras su fallecimiento el 5 de febrero de 1984 en la Ciudad de México a causa de un infarto de miocardio, fue su hijo Jorge Guzmán Rodríguez, quien tomó el legado de su padre para pelear bajo el nombre de El Hijo del Santo.


santo el enmascarado de plata 4


En palabras del escritor Carlos Monsiváis, El Santo fue «el rito de la pobreza, de los consuelos peleoneros dentro del gran desconsuelo-que-es-Ia-vida, la mezcla exacta de tragedia clásica, circo, deporte olímpico, comedia, teatro de variedad y catarsis laboral».


-


También puedes leer:


El Santo, el Cavernario y la Lucha Libre Mexicana en 12 fotografías


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS