"Queremos regresar a nuestras casas": Indígenas mixes fueron expulsados por no apoyar al PRI

Viernes, 11 de agosto de 2017 12:42

|Gustavo Pineda

Al menos 180 personas indígenas mixes fueron desplazados de sus viviendas en la comunidad de San Juan Mazatlán en la región Mixe en Tierra Negra, Oaxaca, por no apoyar al actual alcalde priista, Macario Eleuterio Jiménez, durante su candidatura para las elecciones municipales.

Las familias se encuentran refugiadas en el auditorio municipal de la ciudad de Matías Romero, según un reportaje de Diana Manzo para El Istmo Exprés. Estos hechos ocurrieron en la región indígena mixe que se ubica en la región del Istmo de Tehuantepec, noreste de Oaxaca.

Según reportes, desde el pasado 3 de junio, las familias fueron desplazadas por no apoyar al alcalde Macario Eleuterio, quien en las pasadas elecciones municipales fue el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI). 80 personas se refugian en el auditorio municipal, donde el DIF local les brinda asilo y alimentación. El resto vive en la Casa del Abuelo y el Centro de Desarrollo Comunitario, la mayoría hacinados y en condiciones precarias.

*Foto: Istmo Express.

Las víctimas dijeron a los periodistas que hombres armados allanaron sus domicilios, cortaron los servicios de electricidad y suministro de agua potable, además de obligarlos a pagar una cuota de 60 mil pesos para dejarlos en paz.

Diana Manzo, periodista oaxaqueña, reportó que entre las personas desplazadas se encuentran menores de edad, mujeres embarazadas, hipertensos, diabéticos y ancianos que se ganan la vida en el campo mediante el cultivo de maíz, del cuidado de ganado y el comercio de tortillas.

*Alcalde Macario Eleuterio. Foto: Mientras tanto en México.

Ellos señalaron que no abandonaron sus casas por gusto, fueron expulsados por darle el voto al candidato José Valencia Padilla a través de los comicios de usos y costumbres... 'a mano alzada'. La situación provocó enojo en el priista, según las víctimas.

Hasta el momento, ninguna autoridad estatal les ha dado apoyo. Las personas de los pueblos originarios temen que las consecuencias puedan volverse más violentas. «Queremos regresar a nuestras comunidades. Hay injusticia», dijo Flavia, una mujer indígena mixe que fue encarcelada durante 8 horas por personas que las desplazaron.

Gustavo Pineda

Gustavo Pineda


Periodista
  COMENTARIOS