Cine

La mujer que retó al hombre más poderoso del mundo por apoyar la xenofobia y el bullying

Cine La mujer que retó al hombre más poderoso del mundo por apoyar la xenofobia y el bullying



El mundo nunca ha dejado de estar revuelto. Actualmente varios flancos parecen agitar a la comunidad global a la luz de nuevos descubrimientos científicos que podrían cambiar al mundo para siempre, así como problemas más cercanos, relacionados con las posturas desacertadas del inefable presidente de Estados Unidos, Donald Trump, causan un sinsabor y un malestar con tintes tragicómicos.


Meryl Streep donald tump

Este último ha acaparado cierta atención mediática con sus comentarios cada vez más desbordados de xenofobia. Claro está, su lengua no acapara la vida política e internacional, sino que se extiende hasta los campos del cine. A sólo días de que se celebre la 89a ceremonia de entrega de los Premios Oscar de la Academia, vale la pena revisar algunos acontecimientos que hicieron mella en la opinión pública y así tener una razón más para disfrutar más el evento que celebra el trabajo de lo más selecto de Hollywood y del cine mundial.

Meryl Streep, una institución en Hollywood y que sin duda ha marcado a toda una generación de cinéfilos, durante la última ceremonia de los Golden Globes, decidió pronunciarse en contra del abuso del poder. A la veterana actriz se le entregó el reconocimiento Cecil B. DeMille por su trayectoria artística y por su contribución a la industria y al cine. Fue durante su discurso de aceptación cuando tomó la oportunidad para expresar su sentir sobre la xenofobia y el bullying en las altas esferas de poder.





Streep, siempre llena de sorpresas, hizo especial énfasis en la presencia de extranjeros en la industria del cine en Hollywood. Sus palabras no fueron fortuitas, sino en respuesta a los constantes ataques a los que recientemente se han visto expuestos extranjeros en diversos sectores en Estados Unidos. Asimismo, con gran sentimiento, la artista habló sobre una actuación que se hundió en su corazón, no porque fuera buena sino porque fue efectiva. Además, no provenía de la ficción sino, lamentablemente, de la vida real. Hizo que la audiencia a la que iba dirigida riera. Durante un acto de campaña, Trump imitó a modo de burla a Serge F. Kovaleski, reportero del New York Times, quien padece una discapacidad congénita. Tal como lo dijo Streep, este instinto de humillar modelado por alguien poderoso que está en una plataforma pública permea la vida social de todos y cualquier nivel, dando permiso a las demás personas de hacer exactamente lo mismo. Tal como la actriz resumió: el irrespeto invita al irrespeto, la violencia incita a la violencia.

La reacción de Donald Trump no se hizo esperar. Acostumbrado a los medios de difusión masiva para engrandecer su imagen, acudió a la red social Twitter para expresar su punto de vista.


donald trump vs. meryl streep


“Mery Streep, una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood, no me conoce pero me atacó anoche en los Globos de Oro. Ella es una…”. Difícilmente quiso decir que ella es una buena persona. Cuando Trump es atacado, él ataca de vuelta, sin importar de quién se trate. Y no lo hace de una manera elocuente ni inteligente. En caso contrario, sólo insulta y tergiversa las cosas para victimizarse.

Como ya es bien sabido, el señor Trump suele arremeter contra aquellos personajes que lo critican y les guarda rencor a través del tiempo, frecuentemente tomando acciones para tratar de perjudicarlos. Ya han sido varias las estrellas de Hollywood que se han pronunciado en contra de las actitudes del controversial Presidente. ¿Será que la posición política anti-Trump de estas celebridades hollywoodenses tenga impactos negativos en la producción cinematográfica durante su ejercicio en el poder ejecutivo de los Estados Unidos? ¿Será penalizada la industria cinematográfica con impuestos excesivos? ¿Los será víctima de políticas proteccionistas contra películas extranjeras? ¿Buscará quitar de sus puestos a tantas personas extranjeras que trabajan en el cine? ¿O quizás veremos una nueva ola de películas con fantásticas actuaciones e increíbles diálogos que servirán como sátira o crítica del Gobierno por, al menos, los próximos cuatro años?


candidato donald trump hitler


El arte y la industria del cine tienen un punto a su favor. O, mejor dicho, la actriz Meryl Streep, quien en esta edición de los Premios Oscar obtuvo una nueva nominación por su papel protagónico en la cinta Florence Foster Jenkins, basada en la vida y carrera de una extravagante figura de la música. De ganar en la categoría de Mejor Actriz, no sólo estaría ganado su cuarto galardón, sino que tal vez aproveche la oportunidad para responder y expresar un mensaje más contundente. Asimismo, con esta última, Streep alcanza su vigésima postulación para una prestigiosa estatuilla dorada, mientras que Donald Trump ni siquiera está cerca de entrar en esta lista.

***

Cada quien tiene derecho a tener gustos particulares y defenderlos con los argumentos que mejor considere, pero tal vez haya sido un poco apresurado, por parte del Mandatario de Estados Unidos, emitir una opinión tan floja como la suya. Después de todo, no se puede tapar el sol con un dedo.


Referencias: