Cine

Cómo construir un personaje cinematográfico

Cine Cómo construir un personaje cinematográfico



A lo largo de la historia, el séptimo arte nos ha deleitado con personajes entrañables que lograron traspasar la pantalla grande gracias a la minuciosidad con la que fueron escritos. Podemos mencionar, por ejemplo, al psicópata Joker, al retraído Forrest Gump, o a la encantadora Mary Poppins. Independientemente de las excelentes interpretaciones, el éxito de estos y otros personajes radica en la cantidad de elementos que el guionista perfeccionó para hacer coherente y verosímil su personalidad durante la trama. No por nada existe el cliché “darle vida a un personaje”.


personaje cinematográfico


Syd Field, guionista estadounidense, establece en: El libro del guión, que lo principal al construir un personaje, es la creación del contexto que lo rodea. Situaciones y circunstancias que lo harán actuar de cierta forma a lo largo de la trama.

Así como dice la idea romántica de ver la vida, que todos venimos al mundo a cumplir un objetivo, todo personaje necesita una meta por perseguir. Imaginemos a Beatrix Kiddo sin el deseo de venganza hacia los asesinos que hicieron una masacre en su boda: imposible. Ella tenía una misión, todo personaje necesita una.


Beatrix Kiddo


Syd recomienda escribir de tres a diez páginas con la historia de vida del personaje; los componentes se deben dividir en dos: interior y exterior. El primero se desarrolla desde el nacimiento del personaje hasta el momento en el que la película empieza, y el segundo es el que abarca todas las transformaciones del personaje hasta la conclusión. La intención de esto es averiguar quién es el personaje, conocerlo y comenzar a darle vida: ¿El personaje es hombre o mujer?, ¿en qué época vive?, ¿a qué se dedica? etc.

Cualquier película sería aburridísima si el protagonista obtuviera lo que quiere sin algún problema, así que los obstáculos deben ser una constante. Las soluciones a estos dependen del carácter que haya desarrollado el personaje, por eso es tan importante conocerlo; incluso de esa forma será más fácil crear los diálogos. Recordemos las batallas físicas y personales que enfrenta Scott Pilgrim para conseguir el amor de la excéntrica Ramona Flowers.


Scott Pilgrim


También se puede hacer uso de características físicas destacables como la cicatriz de Harry Potter, o el lunar en forma de México de Agatha en El gran hotel Budapest. Qué decir de trastornos mentales, ¿se acuerdan de Jack Torrance intentando asesinar a su familia?


el-gran-hotel-budapest


Sea cual sea la trama, hay que saber elegir al protagonista y darle un sentido a sus acciones. El personaje es el fundamento básico del guión. Es el corazón, alma y sistema nervioso de la historia. Antes de sentarte a escribir, debes conocer a tu personaje.


Referencias: