Cine

Escritores mexicanos que incursionaron en el séptimo arte

Cine Escritores mexicanos que incursionaron en el séptimo arte


El séptimo arte sin una buena historia, indudablemente, no cautivaría al espectador; es claro que diversos elementos entran en juego para la realización de una película, pero la historia plasmada en un guión es esencial para el futuro éxito: una historia que sustente las actuaciones, escenografía, fotografía e incluso la edición, es la base para toda la producción, la que requiere de un talento específico capaz de imaginar escenarios y situaciones que atañen a los amantes del cine.

Escritores mexicanos
Muchos personajes han destacado en el universo cinematográfico por realizar grandes guiones o adaptaciones, pero… ¿qué sucede cuando el autor de la historia adaptada es quien interviene en el guión cinematográfico? Diversos escritores amantes de esta disciplina han incursionado escribiendo las historias que se llevan a la pantalla grande, adaptando sus propias novelas o de colegas.

Al realizarlo, ocurre una magia especial por ser ellos quienes poseen la imaginación necesaria para guiar el rumbo de la historia. Juan Rulfo, José Agustín o Gabriel García Márquez, reconocidos literatos, descubrieron su pasión por el cine el cine, guiones que llevaron a cabo y aquí te lo presentamos.

Juan Rulfo

Juan Rulfo escritor de cine

Sus obras literarias, Pedro Páramo y El llano en llamas han convertido a este escritor en un representante de la literatura contemporánea; el impacto que generaron estos textos fue tal que se representaron en cine y teatro. En 1956, Emilio “el Indio” Fernández le pidió guiones cinematográficos al escritor, algunos en colaboración con Juan José Arreola y en otros sólo escribió la historia. El despojo, de Antonio Reynoso (1960); El gallo de oro, de Roberto Gavaldón (1964) y El rincón de las vírgenes, de Alberto Isaac (1972) fueron películas en las que contribuyó como escritor para generar cine mexicano.

José Agustín

Jose agustin la onda en el cine

Escritor, periodista, dramaturgo y cineasta; pese a su variado currículum, José Agustín es mejor conocido por pertenecer a la generación de la literatura de “La Onda”. Alumno de Juan José Arreola y egresado de la segunda generación del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), supo conjugar bien sus pasiones y crear historias para el cine, caracterizadas por la expresión juvenil implícita en sus obras. Su incursión en el arte cinematográfico fue con: Cinco de chocolate y uno de fresa (1976) y Alguien nos quiere matar (1969), ambas dirigidas por Carlos Velo. Después pasó del escritorio a la acción para escribir y dirigir: Ya sé quién eres / Te he estado observando (1970), su único largometraje.

Entre colaboraciones y cortometrajes: El apando (1975), El año de la peste (1978) de Felipe Cazals; Amor a la vuelta de la esquina (1985), Ciudad de ciegos (1990) de Alberto Cortés; La viuda de Montiel (1979) de Miguel Littín y  Ahí viene la plaga (1985) de Joaquín Mortiz.  También se convirtió en actor en 1983 para la películas  Deveras me atrapaste, del director Gerardo Pardo, y actualmente está por estrenarse la adaptación a su obra literaria Ciudades desiertas, a cargo del director Roberto Sneider.

Vicente Leñero

Leñero el mejor guionista

Periodista, guionista, dramaturgo e ingeniero civil, un hombre que dedicó su vida profesional a las letras, siempre acompañadas de grandes historias que develaban al mexicano que nos tocó ser. Su producción literaria abarca una decena de libros, 14 obras de teatro, tres compilaciones de cuentos y cerca de 20 guiones cinematográficos. Era considerado como el guionista más importante del país y las películas en las que fungió como guionista hablan mucho de ello.

 Mariana, Mariana, dirigida por Alberto Isaac en 1987, basada en la novela de José Emilio Pacheco: Las batallas en el desierto; El crimen del padre Amaro, Jorge Fons (1995), basada en la novela de Naguib Mahfouz; Los Albañiles, Jorge Fons (1976), la adaptación a su propia obra; Fuera del Cielo, Javier Patrón (2006) y El crimen del padre Amaro, Carlos Carrera (2002) basado en la novela homónima de José Maria Eca de Queirós, destacan entre las más importantes pues hicieron de Leñero uno de los mejores guionistas del cine mexicano hasta su última adaptación, en 2010.

José Revueltas

  Revueltas politica literatura y cine


Un personaje revolucionario, militante político, escritor y guionista, poseía una diversidad cultural y espíritu de defensa que lo llevó a escribir tras las rejas. 
Desde pequeño adquirió un gusto especial por el cine, pero no sólo por apreciarlo, pues deseaba ser parte de la producción, lo que logró colaborando en la realización de 26 guiones, aunque la marca de Revueltas se encuentra en las más de 20 obras del séptimo arte que quedaron inéditas.

Ideas, argumentos originales y adaptaciones fueron su aportación al cine, el que en su mayoría realizó junto al director Roberto Gavaldón. En 1955, junto a José Agustín, realizó El apando (1973), después escribió el guión de Los albañiles, de Leñero, pero éste fue rechazado. Entre sus trabajos más importantes se encuentran: La diosa arrodillada (1947), Rosauro Castro (1950), La noche avanza (1951) y La escondida (1955), todas dirigidas por Roberto Gavaldón.


Carlos Fuentes
 

Carlos Fuentes un apasionado del cine

“El cine es, esencialmente, una absoluta compenetración de todos los elementos”.

 Carlos Fuentes fue un escritor, periodista y diplomático mexicano, su obra se ha caracterizado por la crítica directa a la sociedad y el reflejo de una cruda realidad.

Como los anteriores escritores mencionados, él era cinéfilo y logró impregnar su pensamiento en diversos guiones: Las dos Elenas  (1965),  bajo la dirección de Luis Ibañez; El gallo de oro (1958 ) basado en la novela de Juan Rulfo y escrito en colaboración con Gabriel García Márquez; Tiempo de morir, dirigida por Jorge Alí Triana (1985)  una cinta tipo western que también escribió junto a García Márquez; Los caifanes, José Luis Ibañez (1966) y entre otras realizaciones, la adaptación de su obra literaria: Aura, bajo el título Las diabólicas de amor, Damiano Damiani (1966).


Referencias: