"Holy Motors": el triunfo de la ficción
Cine

"Holy Motors": el triunfo de la ficción

Avatar of Luis Vaca

Por: Luis Vaca

21 de junio, 2013

Cine "Holy Motors": el triunfo de la ficción
Avatar of Luis Vaca

Por: Luis Vaca

21 de junio, 2013

La única realidad posible es la ficción, o al menos esa es la idea que prevalece en Holy Motors (2012), la más reciente película del director francés Leos Carax.

El estreno de la cinta causó revuelo entre la crítica mundial, y no fue para menos; el filme plantea nuevas posibilidades cinematográficas frente a las acartonadas propuestas que abundan en la actualidad.

Holy-Motors-612x300


Sin entrar en una retrospectiva innecesaria de la obra de Carax, la que ha tenido puntos altos y bajos, Holy Motors es una película que supera cualquier arbitrariedad: es dinámica y vertiginosa, la historia no se detiene, es un verdadero motor en marcha.

Me han sorprendido algunos comentarios que pretenden hacer una lectura hermética de esta película tratando de encontrar  “claves” en la filmografía anterior de Carax, haciendo paralelismos con la obra de Jean-Luc Godard o rastreando el origen del peculiar personaje: “Merde”.

holy-motors


Haciendo a un lado esos intentos por lograr comprender o desmenuzar Holy Motors, estamos ante una película autosuficiente que puede entenderse y disfrutarse de manera independiente, siendo ese uno de sus grandes logros, pues el avance de la historia va desdoblando posibilidades que mantienen al espectador frente a un juego de personajes y situaciones en un extraño contexto que parece no tener lógica.

El protagonista, Monsieur Oscar (Denis Lavant), representa diferentes roles a lo largo del día; su capacidad performática es increíble, pasa de un personaje a otro en minutos en los que las caracterizaciones e interpretaciones son destacables.

Abordo de una limusina que sirve como camerino, Oscar recorre diversos escenarios que van de lo cómico a lo grotesco, del drama a la ciencia ficción. Cuando al fin entendemos lo que está sucediendo, Oscar se encontrará, casualmente, con una antigua amiga que desempeña el mismo trabajo que él. Dicho encuentro lo confrontará con la realidad que será un doloroso golpe que fractura el entorno de ficción, casi impenetrable, que rodea a su personaje.

cuerpo1_holymotors_nosologeeks


Sin más detalles que puedan terminar en un fatal spoiler, estamos frente a una película sobre el cine dentro del cine, y una reflexión sobre construcción de la ficción. Sin duda, Holy Motors es un verdadero tributo al riguroso y disciplinado arte de la actuación, al cine y a todo lo que éste representa.




Referencias: