Cine

Humor negro e irlandés: Martin McDonagh (Parte I)

Cine Humor negro e irlandés: Martin McDonagh (Parte I)


Martin McDonagh es un escritor y director de cine nacido en Londres con ciudadanía inglesa e irlandesa, esta última resonando mucho más en su filmografía que consta de tan sólo de dos largometrajes con los cuales se ha ganado la apreciación y los corazones del público.

martin

McDonagh empezó a escribir obras de teatro en los noventa, y ha juntado hasta ahora dos trilogías y un par de obras más. Sus obras han sido descritas como abundantes en humor negro, algo que también marca su carrera filmográfica y al público que lo sigue. En efecto, para comprender la genialidad de McDonagh, hay que tener un sentido del humor algo dañado, tan sólo para estar preparado para momentos irónicos, sarcásticos, ofensivos y violentos.

Tal vez suene como una mala experiencia pero, si tienes el humor, es un gran viaje del cual seguro te bajas reflexivo, empolvado, algo ensangrentado y muerto de risa. Digo reflexivo porque McDonagh tiene el talento para meter el drama suficiente en sus comedias… o quizá la comedia suficiente en sus dramas. Siempre es una combinación de ambos que hacen de sus guiones piezas impredecibles con los giros más inesperados y, en general, una experiencia siempre fresca.

six  Rúaidhrí Conroy y Brendan Gleeson en Six Shooter


En 2004 debutó en el cine con su cortometraje Six Shooter, el cual se llevó una nominación al BAFTA y al Oscar como Mejor Cortometraje. Éste cuenta con la actuación principal de Brendan Gleeson (Harry Potter y la Orden del Fénix, Exterminio) y nos lleva en un viaje en tren que da vueltas alrededor de temas morbosos y muchos comentarios con el suficiente doble filo para provocar que te quieras aventar del tren en movimiento.

¿Está jodido? Sí. Pero también nos provoca esas inevitables risas políticamente incorrectas que tanto nos gustan pero que solemos reservarnos (la mayoría de las veces).

Es básicamente un muy mal día para un hombre… pero el genio de Martin McDonagh está en convertir ese mal día en una comedia (negra) para nosotros sin quitarle el drama y el respeto que se merece. Porque sí, el cortometraje no respeta muchas cosas, pero se toma a sí mismo muy en serio; una combinación muy difícil de encontrar en el cine. 

in bruges  Brendan Gleeson, Martin McDonagh y Colin Farrell, En Brujas

Su primer largometraje, En Brujas (2008) nos lleva por un viaje lleno de crimen por la pequeña ciudad medieval de Brujas (está en Bélgica, por si se lo preguntaban). Sí, es una comedia negra pero también es un drama que toca temas tan delicados y sensibles como la fragilidad humana y la culpa causada por errores sin marcha atrás.

Cuenta con Colin Farrell, Brendan Gleeson y Ralph Fiennes (curiosidad: su nombre se pronuncia “Rafe Fines”, según él. Es su nombre, me imagino que tiene razón… ¿no?) quienes se muestran deprimidos, iracundos y cómicos de una escena a la otra de manera brillante. Tanto Colin Farrell como Brendan Gleeson recibieron nominaciones al Globo de Oro, pero sólo el primero se lo llevó. 

Con unos puntos de vista esperanzados y otros algo amargos sobre la vida, En Brujas se apoya en un guión magistral que sigue la marca de McDonagh al hacernos reír, llorar y sorprendernos a cada giro. Es como un baile que empieza lentamente, se vuelve agitado y acaba en un BAM.

Cuenta también con música de Carter Burwell (la mancuerna musical de los hermanos Coen) y una selección de música irlandesa que le da un buen toque a la película.

El que McDonagh haya elegido Brujas como el lugar en el que se desenvuelve su problemática historia es perfecto, convierte a este pueblo de “cuento de hadas”en una especie de Infierno para unos y un Cielo para otros pero, finalmente, parece ser un Purgatorio. La película contiene también referencias a pinturas holandesas y belgas, entre las que destaca El Último Juicio del pintor religioso Hieronymus Bosch, lo cual es un punto esencial de la narrativa.

ultimojuicio El Último Juicio de Hieronymus Bosch

Al final, En Brujas es parecida (pero contraria) a las películas de Woody Allen que toman lugar en bellas ciudades: nos lleva alrededor de la ciudad y nos muestra su belleza y su cotidianeidad pero nos da dos puntos de vista, el que considera que cada esquina es invaluable y el que no puede esperar para largarse, emborracharse y olvidar a ese “pueblo de mierda”.

Delicadeza y sensibilidad, vida y muerte, ética y moral, drogas y enanos… En Brujas tiene mucho que ofrecer a quien esté dispuesto o dispuesta a sentarse a verla.

Eso sí, si se va a sentar a verla, no está permitido ofenderse.

**  

En la siguiente parte, Seven Psychopaths, otra grande de McDonagh y una de las películas más subestimadas de los últimos años.


Referencias: